¿Cómo volver a re-conectar con nuestro Maestro Interior?

Día a día nos vamos sumergiendo en la vorágine de un sistema que nos mantiene más dormidos que nunca y cada vez más desconectados de nuestra esencia. Horarios que cumplir, competencia por ser mejores que otros y una tecnología que disfraza la cercanía con los demás, manteniéndonos fijos en una pequeña pantalla, mientras la vida pasa por nuestro lado y quedamos ajenos a los mensajes, detalles mágicos y bellos que la vida misma y el universo nos va enviando.

Estamos muy acostumbrados a buscar guías externas, a escuchar lo que otros nos puedan enseñar y está bien, hay mucha sabiduría por doquier, pero el conocimiento más abundante está dentro de nosotros mismos.

ESCUCHA TU MAESTRÍA

¿Te ha pasado alguna vez que sientes una vocecilla interna que te dice: “No, no lo hagas” o “¡Si, hazlo ! ¡Tú puedes!”? esa voz que cuando la escuchas, algo vibra en tu interior, en tu vientre y sientes como una electricidad que recorre por todo tu cuerpo? Bueno, esa justamente es la voz de tu Ser superior, de tu maestro interior o de tu intuición, de acuerdo a como tú desees llamarle. Esa es la sabiduría que está presente en ti cuando vuelves a tu centro, a re-conectarte con tu real esencia.

Esa que te hace vibrar cuando estás feliz, cuando logras una meta que te habías propuesto, cuando conoces a un amor, cuando sientes que estás haciendo algo que te gusta o cuando disfrutas de la compañía de alguien que vibra contigo de la misma forma.

¿Y por qué nos sentimos tan felices en esos momentos? Bueno, simplemente porque estamos en sintonía con nuestra fuente, volvemos a ser UNO con la energía universal, ya no existe separación, ya no existe individualidad, volvemos a vibrar al unísono con el Universo y mientras más tiempo permanezcamos en esta sintonía, más permanentes serán nuestros estados de felicidad.

Volver a ser uno con la fuente no requiere de grandes rituales y menos de grandes inversiones económicas. Volver a ser uno con la fuente universal, Dios, o como tú sientas llamarle, es simplemente estar en ti, sentirte, saber y tener la certeza de que eres parte de un gran plan divino, en donde no existe separación, no existe polaridad, todos somos igualmente mágicos y poderosos, por el simple hecho de existir.

¿CÓMO PUEDO VOLVER A CONECTARME CON MI FUENTE SUPERIOR?

  • Volver a conectarnos no requiere de grandes esfuerzos, pero sí de grandes cambios en tu vida, principalmente poner atención a nuestros pensamientos, nuestra mayor brújula de vida es nuestro sentir, si algo nos hace vibrar en melancolía, en ansiedad o en angustia, es un signo claro que eso no nos está ayudando a estar bien y esto no significa que debemos ignorarle, simplemente podemos analizar, buscar de qué manera podemos resolver esa situación, gestionar la solución y rápidamente soltar.
  • Conectar con nuestra respiración a través de la meditación también nos ayuda muchísimo, basta con cerrar nuestros ojos (en el lugar en el que estemos) poner atención a como el aire ingresa en nuestros pulmones, conectar con algún recuerdo bello, una melodía agradable, un Mantra quizás, cinco minutos de nuestro tiempo y ya estamos listas (os) para sentirnos mucho mejor.
  • Vigilar nuestra alimentación es fundamental para mantener limpios nuestros canales de conexión, principalmente nuestra glándula pineal. Una dieta sana, equilibrada y alcalina que contenga grandes cantidades de vegetales de hoja verde, frutos secos, arándanos, vinagre de manzana, aceite de coco, yodo y agua purificada son una base ideal para sentirnos más en sintonía, sanas (os) y con más energía.
  • Estar en la naturaleza, caminar descalzos en la tierra, escuchar el canto de las aves, abrazar un árbol, oler la hierba mojada, contemplar un atardecer, son actos simples que podemos disfrutar a diario y que nos mantienen más conectados con nuestra esencia.
  • Agradecer cada día al despertar y al irnos a la cama por las bendiciones que tenemos en nuestra vida, por aquellos bellos momentos y también por las enseñanzas que nos van dejando los momentos no tan agradables.
  • Decretar cada día que eres merecedora (or) de todo lo bueno! vibrando en la sintonía de que cada sueño que tienes, ya es una realidad.
  • Y principalmente ámate, ámate mucho porque eres perfecta (o) así como eres, con tus defectos y virtudes y recordar que el amor más grande que puedes recibir no se encuentra afuera… está dentro de ti <3

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *