Yoga anti-ansiedad

Las mejores posturas para superar el estrés de la vida cotidiana y modificar los estados de ánimo negativos.

El Yoga es una herramienta indispensable para tratar el problema del estrés y la ansiedad, que, además, tiene la ventaja de que se complementa perfectamente con otros tratamientos médicos y psicológicos.

Si bien el objetivo del Yoga es alcanzar un estado interior de paz y armonía profunda por medio de diversas prácticas, no deja de ser útil también para fines terapéuticos puntuales. Sea como sea, las personas que comienzan en la práctica de Yoga logran siempre muchos más beneficios de los que esperaban inicialmente.


¿QUÉ ES EL ESTRÉS Y LA ANSIEDAD?

Se trata de una respuesta de la persona ante un esfuerzo que es sentido por ésta como desbordante frente a sus capacidades o que amenaza su bienestar físico, psicológico o social.

La persona responde a esa presión de forma total, es toda ella la que se ve afectada, siendo particularmente notable la respuesta del organismo, el cual se prepara fisiológica y psicológicamente como si enfrentara un ataque externo.

Se cree que el estrés es, desde el punto de vista evolutivo, una herencia biológica que compartimos con los animales en general, y que responde al llamado “instinto de lucha o huida”.

Esto significa que, ante la percepción de un peligro inminente que amenaza la integridad, el organismo completo responde preparándose para la huida o la lucha. De esta forma, se activan respuestas automáticas del sistema nervioso autónomo que activa los recursos físicos necesarios para la defensa. Esta reacción es normal cuando se produce un ataque externo; pero anormal, cuando se genera sin que ese peligro esté presente, como en el caso del estrés. Esta alerta permanente e injustificada está asociada, ahora, a un estado emocional que llamamos “ansiedad” y que puede derivar en angustia.

Las causas

Las reacciones automáticas de alerta, generadas por el Sistema Nervioso Autónomo son, entre otras: la aceleración del pulso cardíaco, el aumento de la presión arterial, la constricción de los vasos sanguíneos, la inhibición de la función digestiva y excretora, el aumento de azúcar en la sangre y la activación del sistema hormonal.

Su función es lógica: facilitarle al organismo los máximos recursos para la lucha o la huida ante un eventual peligro. Es decir, darle armas biológicas para estar preparado frente a él. Este peligro era originariamente físico, como la necesidad de huir de un animal peligroso, o de alguna catástrofe natural o, simplemente, el enfrentamiento con otra persona atacante. Tal respuesta del organismo es normal y adaptada.

Pero, no sucede lo mismo en el caso del estrés, en que se produce la respuesta de alerta, pero no existe el estímulo real de peligro.

¿A qué se debe? Básicamente, a que hoy las condiciones de vida han cambiado.

Ya no hay animales peligrosos que acechen nuestra integridad; sino un ritmo de vida por demás vertiginoso, que hace que la persona sienta este peligro a nivel psicológico.

Sin embargo, la reacción del organismo sigue siendo la vieja respuesta evolutiva de luchar o huir; reacción que ahora no nos sirve, porque es anormal e inadaptada: es decir, no es útil para resolver lo que lo provoca: falta de trabajo, competitividad excesiva, conflictos, etc.

A su vez, se crea otro problema y es el de la permanencia: la respuesta de alerta sostenida en el tiempo produce un desequilibrio psicofisiológico que deriva inexorablemente en problemas y síntomas del cuerpo y la mente.

Así aparecen enfermedades de origen psicosomático que pueden llegar a ser graves, como: gastritis asma, ataquesde pánico, fobias, irritación, determatitis, contracturas, problemas de columna, alteraciones del carácter y nerviosismo, constipación, impotencia sexual, etc., etc.

Asimismo, puede derivar en estrategias de defensa nocivas, como el hábito de fumar, tomar alcohol o comer de forma compulsiva.

EL YOGA COMO TERAPIA

El Yoga, si se practica con regularidad y constancia, puede ayudarnos mucho, y, en algunos casos, curar estas afecciones, si son de origen psicosomático; ya que relaja el sistema nervioso y lo “reeduca”, neutralizando la respuesta automática generadora del estrés.

Las siguientes son algunas de las ventajas que ofrece el Yoga:

1. Ayuda a mantener, recuperar y aumentar la salud física.

Mediante la relajación, las posturas, la respiración, la meditación y la dieta adecuada, el Yoga disminuye el estrés, baja la tensión y la ansiedad. Mejora también el sistema inmunitario, la hipertensión, diabetes, problemas respiratorios, el insomnio, así como los dolores crónicos de cabeza y de espalda.

2. Estimula e incrementa la energía.

Su práctica ayuda a relajar el cuerpo y la mente, permitiendo obtener toda la energía necesaria para actuar eficientemente ante los desafíos de la vida diaria. Es notable la mejoría de la flexibilidad, la fuerza y el equilibrio corporal.

3. Proporciona equilibrio mental.

Ejerce una profunda influencia sobre la mente a través del sistema hormonal. Supera los efectos de un tranquilizante, sin los indeseables efectos secundarios.

4. Desarrolla cuerpo y mente.

El Yoga ayuda a descubrir el potencial escondido del cuerpo. El cuerpo es un maravilloso instrumento; pero hay que tocarlo adecuadamente para producir bellas y armoniosas melodías.

5. Es un sistema integral.

Ofrece un estilo de vida orientado haciael crecimiento personal que cubretodos los aspectos de la existencia. Así, tehace sentir a gusto con tu cuerpo, mejoratu imagen y autoestima, a la vez queaumenta el poder de concentración y lamemoria. Así el yoga ayuda a descubrir laesencia espiritual del practicante, liberándolodel miedo y emociones negativas.

6. Mejora las relaciones sociales.

Procura medios para desarrollar la paciencia, la tolerancia, la compasión y el perdón, al propiciar una visión espiritual positiva de la existencia.

7. Desarrolla la conciencia.

La práctica del Yoga permite afrontar todas las situaciones de la vida, incluso, las mayores crisis, con claridad y serenidad.

8. Es sencillo de practicar.

El Yoga no busca la fatiga, el sudor o el dolor físico de la gimnasia tradicional. Todo lo contario, es un ejercicio confortable y armónico, para todas las edades y que tiene en cuenta las limitaciones físicas de cada persona.

9. Es una técnica liberadora.

El yoga te puede conectar estrechamente con tu auténtica naturaleza, proporcionando una sensación de plenitud, de enriquecimiento interior y de confianza.

TÉCNICAS PARA EL CONTROL DEL ESTRÉS Y LA ANSIEDAD

Pranayama o Control de la energía vital por la respiración.

Son las diversas prácticas de respiración profunda y relajante que, guiadas por un experto en el tema, conducen rápidamente a armonizar el sistema nervioso y a relajarlo profundamente.

Entre ellas, mencionaremos la respiración abdominal como una de las técnicas más sencillas y de enorme utilidad para la persona afectada de estrés o ansiedad.

● Respiración abdominal

Consiste en una reeducación respiratoria, fomentando la respiración diafragmática. La técnica adecuada es lograr una respiración abdominal lenta y regular.

Se efectúa en la postura de relajación o savasana (acostado de espaldas, piernas estiradas y algo abiertas sin tensión, brazos a los costados del cuerpo, relajados, palmas hacia arriba).

A pesar de su simpleza, esta asana (postura) produce enormes beneficiospsíquicos y físicos. Se debe serconsciente de cada músculo y partedel cuerpo, y, ayudado por la respiración,realizar una relajaciónpaulatina de todo el cuerpo.

Renueva enormemente las energías físicas y nerviosas, y brinda un estado de profunda serenidad y descanso. Unos pocos minutos de esta práctica son suficientes para equilibrar el sistema nervioso y reducir los efectos nocivos del estrés.

● Relajación consciente

Consiste en un entrenamiento progresivo de la mente en la relajación muscular consciente y profunda. Se incorpora con la práctica el hábito de permanecer relajado ante situaciones de conflicto, respondiendo de una manera efectiva, y adaptada a cada situación. Se efectúa en la postura anterior y en combinación con la respiración abdominal. Su práctica regular ayuda al despertar de la conciencia y elimina los efectos nocivos del estrés y la ansiedad sobre el organismo. También, nos ayuda a lograr salud, paz y armonía interior.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *