Talismanes que traen suerte

Sepa cómo conseguir que su próxima entrevista de trabajo sea todo un éxito. Le enseñamos a convencer a su empleador de que usted es el mejor candidato para contratar.

Alas ganas y a la necesidad de conseguir el empleo, se agrega la ansiedad, la inseguridad y la baja autoestima que, en general, afectan a la mayoría de solicitantes. Muchas veces, en el momento de realizar una entrevista  para conseguir un empleo, los postulantes están sometidos a una situación de estrés, que muchos no pueden soportar. Además, a todo esto, hay que sumarle un alto nivel de exigencia por agradar y demostrar lo que se sabe. Para empeorar las cosas, no siempre los entrevistadores son amables o simpáticos, por lo que todo puede derivar en un rotundo fracaso.

Por eso, si usted está buscando empleo, es mejor que vaya a lo seguro, adoptando algunas medidas preventivas. En cualquier caso, le conviene probar suerte con esta batería de cábalas y talismanes que lo tranquilizarán, además de mejorar  su autoestima y propiciarle una entrevista exitosa.

EL PERFUME DEL ÉXITO

Tome nota, porque usted va a fabricar su propio aroma exitoso para la entrevista.

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de agua bendita
  • Esencia de Lavanda
  • 3 hojas de albahaca fresca
  • 1 pizca de polvo de almizcle

Preparación:

Macere bien la albahaca y mézclela con la esencia, el polvo y el agua bendita. Ponga la preparación en un frasco pequeño para poder transportarlo en el bolsillo o en la cartera.

Antes de salir para la entrevista, perfume la planta de sus pies y, previamente a tocar el timbre del lugar, coloque unas gotas en su nuca. Este perfume le dará seguridad y tranquilidad.

LA BOLSITA DEL DINERO

La elaboración de este talismán se completa con una ceremonia de energización y una cábala.

Necesitará:

  • 3 velas amarillas
  • Esencia de sándalo
  • 1 cinta roja, 20 cm más larga que la medida de su cintura
  • 1 bolsita de tela roja; mejor si es cosida por sus propias manos
  • 1 rosa roja fresca
  • 1 billete de cualquier valor, que esté en curso legal
  • 7 hojas de albahaca fresca

Preparación:

  • Empape las velas con la esencia de sándalo y déjelas secar.
  • En la cinta roja, escriba siete veces la frase “trabajo seguro”.
  • Deshoje toda la rosa y ponga sus pétalos en la bolsita roja, donde también colocará las hojas de albahaca y el billete.
  • Una vez que tenga dispuestos todos los elementos, prepare el altar donde energizará sus talismanes.

Sobre un mantel blanco, ponga las tres velas ya secas en forma de triángulo. En el centro de ellas, coloque la cinta y la bolsita con todos los elementos. Encienda las velas diciendo la siguiente oración: “Vengo de la Luz y la Luz está conmigo, ahora y siempre, aquí y allá, en la entrevista laboral que tendré el día   (diga la fecha), para iluminarme y ayudarme”.

Espere a que las velas se consuman y guarde la cinta y la bolsita, hasta que vaya a salir para la entrevista. En ese momento, ate la cinta a su cintura contra su piel y guarde la bolsita en su bolsillo o cartera. Trate de tocarla durante la entrevista, pero solamente si la otra persona no puede darse cuenta de ello. Cuando salga nuevamente a la calle, vaya a comprar algo para comer o tomar y pague con el billete que contiene la bolsita. Además, puede hacer uso de esta cábala: al vestirse para salir hacia la reunión, se tiene que poner la ropa interior del revés.

LA CAJITA DE METAL

Consígase una cajita de metal lo suficientemente chica como para que le quepa en un bolsillo o una cartera y lo bastante grande, como para que entren varios papelitos. En realidad, los papelitos son los avisos de empleo que le interesan, que usted recortará luego de copiarlos debidamente sobre un papel blanco.

Junte los avisos, átelos con un piolín o cuerda, y póngalos en la cajita de metal. Cuando cierre la tapa, deje un poco de la punta del piolín afuera. Luego, encienda una vela verde y, frente a ella, coloque la cajita. Siéntese frente al altar y, con su dedo índice, vaya   acercando la cajita hacia usted, arrastrándola con el piolín. Cuando la tenga bien cerca suyo, diga esta oración:     “Gracias, Dios, por traerme el trabajo que quiero y necesito”.

Saque el paquetito de avisos y, con cuidado, quémelos con la llama de la vela. Una vez quemados los papeles, apague la vela y sople las cenizas para completar la energización.

Guarde la cajita y llévela con usted a todas las entrevistas laborales que correspondan a los avisos que ha quemado.

INGRESA A NUESTRA COMUNIDAD EN FACEBOOK

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *