¿Cómo trabajar con los ángeles en nuestra vida?

Me siento bendecida y agradecida porque ahora puedo ver cómo siempre he contado con la presencia de los ángeles en mi vida, al principio los veía como luces de colores, sonidos dulces o campanas de la nada, brisas con aromas a jazmín y rosas, los sentía cuando de niña uno de mis hermano me coronaba con flores de Camelia en la Quinta Vergara, mi Viña del Mar natal, siempre en mi pelo aparecen plumitas blancas, incluso ahora cuando no tengo, mi hijo menor me las coloca intencionalmente. Los siento como; susurros en mi oído con mensajes amorosos, de calma, precaución, visiones o imágenes mentales de lo que se viene, para poder acompañar, iluminar a otros o estar prevenida.

Luego comencé a reconocer su intervención a través personas y animales absolutamente desconocidos que aparecían en el momento exacto y oportuno, para ayudarme o protegerme. Si bien siempre los ángeles estuvieron ahí no fue hasta que mi hija mayor debutó con una enfermedad muy extraña, con un pronóstico incierto, que al enfrentarme a la posibilidad de su pérdida o muerte, comencé a comprender que ellos con tristeza me observaban sin poder intervenir, hasta que un día rendida ante la vida y la voluntad divina pedí desde el corazón su ayuda y acepté ser su canal en la tierra.

“Sentí en lo más profundo de mi alma que debía entregarme a su servicio, ese día todo comenzó a cambiar”.

ABRIR LA PUERTA A LOS ÁNGELES

La invitación que les realizo a ustedes lectores es a soltar el control, darse cuenta que no están solo en la vida, hay seres de luz, maestros con increíbles niveles de conciencia llenos de luz y amor, ángeles que te acompañan en todo momento, con la sola finalidad de ayudarte, acompañarte, defenderte, protegerte, limpiarte, iluminarte, sanarte en todos los ámbitos de tu vida. Cuando aceptas su intervención en tu vida, todo cambia, es como si una fuerte brisa o remolino te comenzará a envolver, te muestran que uno es el protagonista, guionista y productor de su propia película llamada realidad, hacen visibles puntos ciegos, patrones de conducta mentales que debes cambiar, perdonarte y perdonar a otros, tomar conciencia del ser de luz multidimensional que eres, te vacían y energizan a la vez, van revisando cada uno de tus cuerpos. (Físico, mental, emocional, espiritual)

Actualmente como canal y clarividente en las sesiones mi función es abrir un portal de intervención angélica, un espacio para que ellos actúen y comiencen intervenir en tu vida, despertando en ti a tu maestr@ interior, tus poderes, tus dones, tu capacidad de sanarte y sanar a otros, alejar de tu vida la soledad y puedas reconocer la belleza oculta de las cosas, su invisible ayuda y compañía en tu vida.

UNA SESIÓN CON ÁNGELES

La sesión puede consistir en equilibrar, armonizar, desbloquear o limpiar tus chakras (incluidos los de la estrella del alma y el de la estrella de la tierra), en retirar estructuras del campo energético, trabajar tu niñ@ interior, sanación de linajes ancestrales, reconocimiento y liberación emociones, re-programación de patrones mentales, revisión de vidas pasadas, equilibrio de energías yin y yan, corte de lazos nocivos, recobrar el poder interior, conexión con el propósito de tu alma y las más diversas terapias que los ángeles me vayan susurrando.

¿CÓMO TRABAJAR CON LOS ÁNGELES EN NUESTRO COTIDIANO?

  • Regálate 15 minutos, procura que durante ese tiempo no seas molestad@, ideal si estas vestido con ropa cómoda de fibras naturales, siéntate con la espalda recta, coloca una música agradable, suave, coloca un aroma a jazmín o menta, enciende una velita blanca con la intención que solo accedan a tu encuentro seres de luz. Inhala, retiene, exhala, visualiza un gran sol sobre tu cabeza y siente como la energía dorada de ese sol comienza a descender por tu cuerpo, relajándolo, hasta que esa energía llega hasta la planta de tus pies y se convierta en miles de raíces que atraviesan las capas de la tierra hasta conectarte con el corazón de la madre tierra Gaia, ancla tu raíces a su corazón y comienza a inhalar desde el corazón de la madre tierra hasta el sol sobre tu cabeza, de forma ascendente y descendente, en ese estado de conexión pide a tu ángel guía que se presente, puedes preguntarle su nombre, recibir sus mensajes. Luego agradece su presencia, no te desanimes si la primera vez te cuesta escucharlo o verlo, la practica hace al maestr@.
  • Puedes comprar o confeccionar tú mism@ un cuaderno angélico, la idea es que lleves una bitácora de los mensajes que vayas recibiendo a través de sueños, imágenes, canciones, libros, números, conversaciones con un otro en la cual sientas la intervención de los ángeles. Además puedes en este cuaderno anotar las coincidencias, sincronías que comenzarán a ocurrir en tu vida, también puedes anotar las peticiones que les realices y cuando se cumplan un agradecimiento para ellos.
  • Confeccionar un altar angélico, un espacio dedicado especialmente a la conexión con los seres de luz, coloca imágenes que te conecten con ellos, además de una ofrenda a cada elemento, flores, plantas o semillas por la tierra, un copa de agua, espejos o cristales por el agua, una vela o incienso por el fuego, plumas o campanas por el elemento aire, a los ángeles les encanta también los dulces, las frutas y los corazones en representación de la mayor fuerza que mueve al universo el amor.

Clau Alarcón Stevens
Terapeuta en sanación con ángeles
Manjardeangeles

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *