Regalos y adornos navideños mágicos (parte dos)

CANDELABRO DE LOS SIETE DESEOS

Para realizar esta ceremonia, debe conseguir un candelabro de cerámica o yeso con forma de ángel. Con pintura celeste, rosa y dorada, pinte toda la figura, inspirándose en seres celestiales y luminosos, como son los ángeles.

Puede, también, dibujarte las facciones, pintarle el cabello del color que prefiera, añadirle estrellitas en las alas o el manto, etc. Una vez que haya terminado de pintarlo, déjelo secar de un día para otro.

Al día siguiente, consiga una vela de color roja y conságrela ungiéndola con aceite de almendras, desde la base hasta la punta, mientras reza una oración pidiendo que esa vela llene de luz a quienes participen de su mesa navideña o de fin de año.

Coloque la vela sobre el candelabro, de modo que quede bien sujeta. Lo ideal es conseguir una vela cónica gruesa, similar a los velones.

La noche en cuestión, coloque la vela con el candelabro angélico en el centro de la mesa. Una hora antes de dar las doce de la noche, reparta siete papelitos a cada concurrente y pídales que escriban un deseo. Luego, coloque los papelitos alrededor del candelabro y cúbralos con una guirnalda.

A las doce de la noche, bendigan la llegada del Niño Jesús, si es Navidad, o la del nuevo año si es Año Nuevo, y pídanle que les conceda los deseos solicitados.

Cuando las visitas se hayan ido, queme los papelitos sin leerlos y esparza las cenizas hacia los cuatro puntos cardinales (Norte, Sur, Este y Oeste).

  • “Santo, santo es el Espíritu de Dios. La Luz Divina que guía mi camino a través de las tinieblas…”
  • Las velas no pueden faltar en las fiestas, ya que ellas son el símbolo de la luz que llega.

LA ESTRELLA GUÍA DE NAVIDAD

Así como la estrella de Belén atrajo a pastores y reyes hacia la Luz, podemos consagrar una estrella guía para que la Luz de Navidad visite también nuestro hogar.

Para ello, consiga palillos largos (los de brochette), una esfera de telgopor, pegamento y purpurina dorada. Además, necesitará un cordel y un tornillo con aro, o una arandela para poder pegar a la esfera.

El primer paso será pegar o clavar el aro en la esfera y sujetar la tanza en el mismo. Luego, corte los palillos de diferentes longitudes dejando siempre la punta aguda en ellos. Úntelos con el pegamento y adhiérales purpirina dorada. Clave los palillos de modo que cubran toda la esfera. Cuelgue la esfera (de una lámpara, por ejemplo), de modo que debajo de la misma quede espacio para reunirse.

Cuando lleguen todos sus convidados, invítelos a tener un momento de meditación previa al festejo.

Prepare papeles con la siguiente invocación. Fue hallada en un antiguo libro ritual y es de alto poder para atraer la Luz y la prosperidad:

“Santo, Santo, Santo es el Espíritu de Dios. La Luz Divina que guía mi camino a través de las tinieblas del mundo.

Rayo de Luz Divina, a ti me encomiendo para que guíes mis pasos.

Aléjame de los peligros, protégeme de las catástrofes, líbrame de malos pensamientos y acciones, y llévame a contemplar la Luz Divina, a la hora de retornar a la casa del Padre, Amén”.

REGALOS MÁGICOS

Seguramente, usted desea lo mejor para sus invitados. Una manera de concretar esos buenos deseos es prepararles regalos mágicos y ubicarlos en el arbolito de Navidad para entregárselos después de las doce de la noche.

Proceda así:

Unos días antes de la fiesta, consiga potes vacíos de yogur o postrecitos (puede ir juntándolos con tiempo), uno por cada invitado. Compre también papel crepé rojo, cinta dorada y papel metalizado dorado.

Separe los potecitos por destinatarios: para nenes y nenas, para jóvenes y para adultos. En todos los recipientes, añada golosinas, confites, etc.; pero, además, siga estas instrucciones.

Dentro de los potecitos para niños o niñas, coloque un angelito y un papelito que diga: “Ángel de la Guarda, cuida a quien te reciba, guárdalo con tus alas y hazlo feliz en esta vida”.

Para los jóvenes, añada una paloma y coloque un papelito que diga: “Paloma de la paz, Espíritu de Luz, otórgale tus dones a quien hoy te recibe”. Para los adultos, elija una estrella plateada o dorada y un papel que diga: “La estrella es tu guía; el amor, tu camino; que la paz de este día se prolongue por siempre jamás”.

VELÓN DE NAVIDAD

El objeto de encender este velón navideño es unir la fuerza y la energía espiritual de todos los presentes en una sola, alineándose a la vez con el poderoso espíritu de la Navidad para obtener sus gracias durante todo el año que pronto se iniciará.

Se necesitan:

  • 1 vellón dorado
  • Tantas velas blancas como personas presentes.
  • Cintas doradas de las que se emplean para las guirnaldas del arbolito.

Procedimiento:

Cuando estén todos reunidos, el dueño de casa enciende el velón rezando la siguiente plegaria:

“Divino Niño Jesús, que llegas al mundo para salvarnos del pecado. Para darnos vida eterna, felicidad, amor y paz.

Hoy te reverenciamos y queremos unirnos a Ti. Que tu energía maravillosa nos impregne y llene de Luz nuestros corazones. Amén”

A continuación, cada miembro de la familia enciende su vela blanca con la llama del velón.

Una vez prendidas las velas, se van atando una con otra con las cintas doradas, como si formasen una “cadena de velas”. Cierren la cadena haciendo un círculo entre tisis, sosteniendo las velas atadas. Ése será el momento de meditar y pedir los deseos personales.

Luego, cada uno tiene que desatar su vela, apagarla y llevársela a su casa. Cada vez que tenga una situación difícil. Deberá encenderla durante unos minutos y rezarle al niñito Jesús para que venga en su ayuda y solucione el problema por el que pide. El velón dorado debe consumirse totalmente.

*Las lentejas son uno de los símbolos mágicos de la prosperidad.

CLAVES PARA UN AÑO EXITOSO

Invite a sus amistades a realizar las siguientes costumbres mágicas para asegurarse un año nuevo exitoso. A tal fin, prepare una bandejita con los siguientes objetos:

  • 1 cuenco chico con 12  pasas de uva.
  • 3 monedas chinas enlazadas en una cinta roja.
  • 1 pote con ensalada de lentejas.
  • 1 copita de vino dulce con canela y jengibre.

Antes de la medianoche, deberán comer una cucharada de lentejas para tener fortuna, brindar con el vino especiado para tener vigor y potenciar la vida amorosa (no debe dársele a los niños), y colocar en su monedero o billetera las monedas. Finalmente, a las doce de la noche, deben comer las doce uvas, de a una, pidiendo un deseo y visualizándolo mentalmente cada vez que comen una de ellas.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *