Ojos sanos, buena vista

Uno de los trastornos oculares más comunes es la sensación de tener los ojos cansados, debido a la sobre estimulación visual a la que estamos sometidos por el uso de las computadoras y la televisión.

Otra afección común es la conjuntivitis, con síntomas como irritación, picazón, inflamación, ojos rojos, etc.

Para ambos problemas, les proponemos el uso de plantas antiinflamatorias que relajan los ojos cansados; así como de plantas bactericidas que eliminan los gérmenes, y de otras, que aportan nutrientes.

CONJUNTIVITIS Y ALERGIAS

La manzanilla es adecuada para estas afecciones por tener componentes antiinflamatorios y antisépticos. Veamos la forma correcta de prepararla.

● Procedimiento: realizar una infusión con una cucharada de flores secas de manzanilla por cada taza de agua. Hervir durante 15 minutos y luego aplicar sobre los ojos con una gasa. No administrar en caso de conjuntivitis alérgica.

CANSANCIO VISUAL

Este síntoma produce dolor en los ojos y de cabeza, ojos enrojecidos, dificultad para leer, visión borrosa o doble, lágrimas, molestia ante la luz, etc. La existencia de este trastorno es habitual en esta época, debido a que forzamos la visión exceso.

● Procedimiento: usar en partes iguales flores y pétalos secos de las siguientes especies vegetales: de saúco, de rosas, de eufrasia, de manzanilla y de ruda. Trozar las flores o pétalos secos en pedacitos y poner dos cucharadas pequeñas de la mezcla en un vaso de agua grande. Luego, hervir durante 2 minutos y dejar reposar otros 10. Filtrar y aplicar en forma de compresas templadas sobre los ojos cerrados.

OJOS ENROJECIDOS

Una de las muchas aplicaciones del pepino y de la papa se basa en su capacidad para relajar los ojos cansados, a la vez que humectarlos y aliviar el enrojecimiento. Ambos resultan un buen colirio natural y una excelente solución a la hora de desinflamarlos.

● Procedimiento: aplicar una rodaja cruda de papa o de pepino sobre los ojos cerrados durante unos 15 minutos. Repetir entre dos o tres veces por día, usando rodajas nuevas.

LAGRIMEO E INFLAMACIÓN

La eufrasia se ha usado desde hace mucho tiempo para mejorar estos síntomas desagradables. Es efectiva para evitar el lagrimeo y reducir la inflamación de ojos y párpados.

● Procedimiento: hervir una cucharada de postre (algo más grande que una de café) de eufrasia en un 1/4 de litro de agua. Dejar enfriar y aplicar con una gasa humedecida en la mezcla sobre los ojos cerrados, tres veces al día.

Es importante utilizar una infusión nueva cada vez, así como utilizar, al igual que en los demás casos, una gasa limpia completamente esterilizada.

Problemas y soluciones

Algunas de las causas que provocan los problemas visuales más comunes son:

● Malos hábitos de lectura.

● Trabajar varias horas seguidas con la computadora.

● Mirar televisión durante mucho tiempo.

● Trabajar con mala iluminación ambiental.

● Trastornos emocionales, tensión nerviosa.

● Mala higiene ocular o uso de productos irritantes, como el maquillaje y las cremas.

● Trabajar en ambientes con humo, polvo o contrastes fuertes de luz.

Algunas soluciones y formas de prevención:

● Leer con buena luz.

● Descansar la vista mirando a lo lejos.

● No leer cuado se viaja.

● No frotar los ojos cuando están cansados.

● Lavarse con agua limpia o cirios naturales.

● Ingerir vitaminas y minerales.

Ante cualquier duda no deje de consultar a su médico especialista.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *