Los ocho preceptos budistas tradicionales

Para promover una forma de vida correcta y responsabilidad social.

Los preceptos son las guías que le permiten a una persona hacer lo que es mejor para mantenerse y acrecentar sus votos, a fin de lograr ser personas verdaderas en la vida diaria.

Es importante tener en cuenta que en el budismo los preceptos éticos existen no como una imposición sino como guías de práctica. Su importancia es fundamental pero a la vez deben estar sometidas a la indagación personal.

Ellos son:

  1. No dañar, sino cuidar de todos los seres.
  2. No tomar lo que no te es dado, sino respetar las cosas de los demás.
  3. No tener una conducta sexual promiscua, sino practicar la pureza de mente y el autocontrol.
  4. No mentir, sino hablar con la verdad.
  5. No participar en la producción y el comercio de armas de fuego ni venenos químicos que perjudiquen la salud y la seguridad pública, ni de drogas y licores que confundan y debiliten la mente.
  6. No desperdiciar sino conservar los recursos naturales y la energía.
  7. No albergar enemistad en contra de los errors de los demás, sino promover la paz y la justicia a través de medios no violentos.
  8. No apegarse a las cosas que te pertenecen, sino practicar la generosidad y alegría de compartir.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *