Guía práctica para entender los sueños (Parte dos)

Click aquí para leer la primera parte de la nota

Los sueños y los colores

Cuando en su sueño predomine un color, puede interpretarlo de la siguiente manera:

● Blanco: necesidad de justicia. Búsqueda de la purificación, sabiduría y armonía.

● Rojo: optimismo, alegría. Necesidad de conquistar al ser amado.

También, asociado con el fuego es símbolo de vida y energía.

● Amarillo: necesidad de comprender algo confuso. Intuición. Calidez asociada al Sol.

● Naranja: búsqueda de equilibrio en el plano sexual.

● Verde: relacionado las ansias de aumentar la autoestima. Símbolo de la vegetación, del contacto con la naturaleza, de la tierra y la vida.

● Azul: necesidad de salir de un entorno bullicioso, deseo de estar en paz. La tranquilidad que otorga la profundidad del océano.

● Violeta: el color de la transmutación. La persona busca su propia aprobación y la de los demás.

● Negro: símbolo de la oscuridad, quien lo sueña está sumido en pensamientos negativos que debe desterrar de inmediato.

Cómo recordar los sueños

Por lo general, cuando despertamos no nos acordamos de lo que soñamos. Esto sucede porque, durante el sueño, pasamos por diferentes estados de conciencia.

En el estado REM es cuando se sueña pero, si seguimos durmiendo, pasamos a otro estado más profundo donde no hay “sueños”. Para acordarse de aquello que ha soñado y lo hace despertar durante la noche, tenga al lado de su cama un cuaderno y un lápiz. En cuanto se despierte, anote todo lo que recuerde del sueño, con el mayor lujo de detalles, para poder después interpretarlo

Los anuncios divinos y los anuncios demoníacos

Existen sueños que son mensajes enviados por diferentes seres de luz, guías espirituales, Ángeles guardianes y otras entidades positivas. Por lo general son sueños hermosos donde la persona se siente protegida y contenida. Lo importante de estos sueños es que el mensaje que envían estos seres queda grabado no sólo en el inconsciente, sino que retumba luego en la mente consciente. No dude en escribir aquello que le “susurraron” en su mente aquellos que lo protegen desde otros planos y… ¡hágales caso!

También, puede suceder que, ya sea por mala conducta de la persona o trabajos mágicos de incorporación diabólica, el soñante reciba mensajes negativos. En ese caso, descártelos de plano y ore para protegerse

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *