Entierros mágicos

CONTRA DAÑOS Y RELACIONES DESTRUCTIVAS

Si pudiéramos enterrar definitivamente todo aquello que nos hace daño, olvidarlo y neutralizarlo para que dejara de dañarnos, nuestra oportunidad de alcanzar la felicidad sería mayor. Sin embargo, a veces parece una tarea imposible. Diversos sucesos desgraciados e incluso nuestros propios pensamientos parecen cubrirnos con un manto de oscuridad que no nos permite salir del trance. Muchos acuden a la religión, otros a la psicología y hay quienes eligen el camino de la magia. Esta nota precisamente habla acerca de esta tercera opción que, sin embargo, está ligada directamente a las otras dos.

Qué son los entierros mágicos

Cuando se hace imprescindible cortar con algo definitivamente, se lo “mata” y se lo “entierra” Por supuesto no se trata de matar y enterrar realmente sino en forma simbólica a través de la magia. El tipo de hechizos que se emplean en estos casos pertenecen a la “Magia simpática”. Esta forma de realizar ritos tiene por consigna el hecho de que “lo semejante produce lo semejante”. Para decirlo concretamente, si realizamos un rito que “se parece a un entierro”, realmente realizamos una conexión mágica por la cual eso que deseamos “quedará enterrado y olvidado para siempre”. Es importante aclarar que  jamás deberemos realizar este tipo de magia con respecto a personas pues entraríamos en el tenebroso camino de la Magia Negra. ¿Qué es lo que podemos enterrar con la magia simpática?

Aquí hay algunos ejemplos:

  • Una maldición realizada por alguien que no nos quiere, para neutralizarla.
  • Una obsesión por un amor no correspondido.
  • Un vicio que nos corroe el alma.
  • Una relación destructiva, para lograr que se aleje.
  • Un antiguo rencor u odio que no nos deja vivir en paz.

Precaución acerca de la magia

Muchas personas acuden a brujos y magos para solicitarles que corten algún maleficio del cual creen haber sido víctimas o porque en su desesperación ya no saben qué hacer con determinado conflicto. Esto es sumamente peligroso. La magia realizada por muchos brujos y adivinos suele ser del dominio del demonio y mucha gente ingenua e incauta acude en busca de amor, fortuna, etc. a un hechicero sin saber que al encomendar el pedido a un adorador de satanás puede enfrentar la ira divina. La Magia Blanca, en cambio, acude a Dios y su corte celestial para solicitarles su influencia. Es por eso que, como dijimos antes, está emparentada con la religión. La Magia Simpática pertenece a la Magia Blanca y jamás se deberá utilizar para dañar a nadie. Tampoco para propósitos caprichosos como aprobar un examen (sin estudiar) o hacer que alguien se enamore a la fuerza. Los siguientes rituales tienen como objeto liberar a la persona de conflictos psíquicos, temores, vicios, fobias (de ahí la relación con la psicología) y fundamentalmente de los sufrimientos ocasionados por las propias pasiones o por acción de personas malintencionadas.

Entierro del mal de amores

Muchas personas sufren por amores no correspondidos, divorcios, abandonos, traiciones amorosas y otras desavenencias del corazón. Para borrar definitivamente a la persona que tanto mal les ha causado y poder reiniciar su vida amorosa sin las negras nubes del mal recuerdo, se puede realizar este ritual.

Se necesitan:

  • Una vela nudo blanca
  • Una vela puño de San Jorge
  • Un cuenco con carbones encendidos
  • Cinco corazones de papel rojo
  • Un cuenco con arena.

Encienda las velas, escriba en los cinco corazones el nombre de quien desea olvidar definitivamente. Vaya arrojando al fuego los corazones de a uno. Cada vez que arroje uno diga:

Yo te olvido para siempre

Quemo mis ilusiones y mi pasión

Que el fuego purifique mi alma

Y el señor me ayude a superar y olvidar.

El puño de San Jorge me da fuerzas

El nudo blanco desata mi corazón

El Espíritu Santo me acompaña

Y yo te entierro para siempre diciéndote adiós para siempre jamas

Deje quemar los corazones. Cuando los carbones y el papel sean solo cenizas cúbralos con la arena y entierre el cuenco en un lugar adonde no de el sol.

Funeral del vicio

Este ritual permitirá erradicar definitivamente un vicio ya sea propio o ajeno.

Se necesitan:

  • 7cigarros
  • Una tiza
  • Un velón de San marcos (rojo y blanco)
  • Una vela siete cruces roja
  • Una caja de madera

Trace un círculo con tiza sobre el suelo. Colóquese adentro y encienda el velón de San marcos. A continuación encienda de a uno por vez los siete cigarros y colóquelos en un cenicero de modo que vayan consumiéndose y la ceniza caiga dentro del cenicero. Encienda la vela siete cruces (es para apertura de caminos y liberación). A continuación rece lo siguiente:

Poderoso san marcos de León

Tú que dominaste al león

Domina el vicio de (nombrar)

Que ese vicio quede enterrado para siempre.

Libéralo (repetir 3 veces y cada vez patear el suelo fuertemente)

Deje consumir las velas. Tome las cenizas, guárdelas en la cajita de madera y entiérrela bajo un árbol frondoso. Trace una cruz sobre la sepultura del vicio.

Entierro desactivador del mal

Este rito permite devolver a la materia terrena todo lo que hayan querido hacer para dañar su propia materia o la de alguien amado. Se necesitan:

  • Vela espada de San Jorge
  • Velón de San Jorge
  • Vela hacha

Trace un triángulo en la tierra y en cada punta encienda una vela. Escriba su nombre (o el de la persona dañada) dentro del triángulo y diga:

Por San Jorge y Santa Bárbara

Que el hacha corte todo maleficio

Y la espada atraviese la maldad

Llevándosela lejos de (nombrar)

Retorne a (nombrar) la gracia divina y la paz.

Que el mal no desaparezca y no vuelva.

Repita la palabra paz tres veces y pegue fuerte con el puño en medio del triángulo. Tome los restos de vela, envuélvalos en papel de diario y entiérrelos lejos de su casa.

Corte de relaciones destructivas

Con este rito cualquier relaci´pon destructiva (con personas que insultan, golpean, humillan, desprecian, etc.) llegará a su fin sin dañar al otro pero alejándolo definitivamente: Se necesitan:

  • Vela tijera negra (corta negatividades que rodean a la persona)
  • Vela trebol (consigue superar obstáculos)
  • Velón de San Cipriano (contra envidias y todo mal)
  • Una tijera común
  • Papel y lápiz
  • Vinagre blanco
  • Aserrín
  • Siete clavos de olor
  • Una naranja
  • Cinta violeta

Tome un papel y escriba siete veces el nombre de la persona que lo hace sufrir. Rocíe el papel con vinagre blanco en forma de cruz. Luego encienda las velas, corte el papel en tres tiras y vaya quemando con cuidado cada tira encendiendo un extremo de las mismas en la vela tijera y dejando luego que el papel se termine de quemar en un cuenco térmico. Mientras se queman diga:

San Cipriano y Santa Justina se opondrán a tu presencia negativa (nombrar a la persona)

Y cortarán todo lazo que nos una (o que una a xx)

Superaré todos los obstáculos que interpongas

Y me libraré para siempre de tu presencia.

Una vez que los papeles se hayan hecho cenizas, eche sobre los mismos un puñado de aserrín, mezcle todo y colóquelo dentro de una cáscara de naranja ahuecada. Cierrre la naranja enroscando alrededor la cinta, clave los siete clavos de olor en la naranja y entiérrela en una maceta.

INGRESA A NUESTRA COMUNIDAD EN FACEBOOK

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *