Fórmulas para alcanzar un buen estado de salud

Tenga en cuenta las siguientes indicaciones  y consejos –fáciles y sencillos de realizar- para poder lograr el alivio deseado frente a diversas dolencias y así alcanzar un óptimo estado de salud.

Dolores de cabeza

Exprima una docena de limones y báñese con ese jugo sin agregarle agua ni azúcar. Frótese el abdomen con el líquido en el sentido de las agujas del reloj. Repita el baño todos los días hasta obtener los resultados esperados.

Niños ojeados

Prepare un baño con tres hojas de alecrín, ruda, guiné y tres dientes de ajo. Hierva todo en una olla grande, deje entibiar y bañe a la criatura en esa preparación, cuidando que la mezcla no entre en contacto con los ojos ni la boca.

Librarse de las espinas

Para realizar esta práctica necesitará una planta de diente de león. Corte una ramita o quite una flor, al hacerlo aparecerá una gota de savia muy similar a una leche. Aplique esa sustancia en el lugar donde tenga clavadas las espinas. Repita la operación dos o tres días seguidos.

Oración contra las dolencias

Acérquese a una puerta de tres hojas y repita: “Esta puerta tiene tres tablas  y el dolor ninguno. Esta puerta tiene tres clavos y el dolor ninguno. Esta puerta tiene tres trabas  y el dolor ninguno.  Así estaré yo, bien y sano, sin mal alguno por la gracia de San Cosme, San Damián y Doum. En el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo”. Amén.

Dificultades en el habla

Tome un papel blanco y escriba en él tres veces el nombre de la persona tartamuda; antes de arrojarlo al agua repita: “Tartamudez que traes tristeza, te envío al fondo del mar, vete con la correntada para nunca más regresar”. Arroje el papel al agua de inmediato.

Tilo contra el nerviosismo

El  té que se prepara con las flores de este árbol es sedativo, antiespasmódico, hipotensor y sudorífero. La recomendación popular dice que el té de tilo es ideal para combatir los estados de ansiedad. Más efectivo aún será si se le agrega una cucharada de valeriana.

Rito de fecundidad

Este rito que propicia la fecundidad debe practicarse en pareja. El esposo será el encargado de recoger directamente del gallinero el huevo más blanco que haya puesto una gallina del mismo color. Separará la yema de la clara y colocará esta última en un vaso con agua que previamente se haya dejado al sereno desde la noche anterior. Por la mañana, al despuntar el sol, la esposa beberá en ayunas el contenido del vaso e inmediatamente mantendrán relaciones sexuales.

Hemorragia nasal

La persona afectada se deberá colocar de espaldas con la cabeza inclinada hacia abajo; disponga una cruz hecha con césped en su frente y repita:

“El verde de la grama, sagrada como la cruz, va a aplacar la sangre de….

(nombre) que no se debe perder. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. Amén.

Para mejorar su memoria

Masque hojas de menta y agréguelas a las comidas tanto como le sea posible. Esta hierba es esencial para prevenir el cáncer y los ataques al corazón, facilita la digestión, previene de cataratas y estimula la memoria.

Ajo contra el reuma

Machacar varios dientes de ajo, mezclar con miel y aplicar sobre la articulación dolorida. Este bulbo sirve internamente para prevenir infartos, contra los parásitos, bacterias, es bueno para bajar la presión arterial, el azúcar y las grasas en la sangre. En forma externa, se utiliza para tratar afecciones reumáticas.

Baños rituales para la salud

El agua tiene funciones y simbolismos muchos más importantes que cumplir con la mera limpieza de nuestro cuerpo. Purificación, salud, alimento, relajación son solamente algunas de las cualidades de este elemento. Además, tanto esas como otras propiedades del agua pueden potenciarse con el agregado de una adecuada combinación de hierbas, esencias, sales o extractos que hacen que cada baño pueda cumplir con una función mágica diferente. He aquí algunos ejemplos:

Purificarse luego de una enfermedad

En las primeras horas de la tarde coloque en la bañera un puñado de hojas de eucalipto y un puñado de hojas de menta. Deje reposar el agua por espacio de quince minutos y, luego de ese tiempo, sumérjase lentamente en ella.

Permanezca con los ojos cerrados y tratando de relajarse hasta que comience a sentir frío. Enjuáguese con una rápida ducha tibia. Repita este baño a la mañana del día siguiente.

Conservar su buena salud

– Llene la bañera de agua tibia y coloque en ella cuatro clavos de olor y una ramita de lavanda.
– Encienda una vela color azul y un sahumerio de mirra.
– Penetre en la bañera y permanezca en ella hasta que la vela y el sahumerio se consuman totalmente.
– Antes de salir del agua, dibuje con el dedo índice de la mano derecha una cruz sobre su frente y otra sobre el pecho.
– Séquese con una toalla de color blanco.

Receta para sentirse bien

Deben comerse por la mañana, siempre en ayunas, cuatro ramitas de ruda, nueve granos de enebro, un higo seco, una nuez y una pequeña porción de sal. Mezcle todo,  ingiéralo y verá cómo logrará reestablecerse  del mal que lo aqueja y mantener para siempre una buena salud.

Fórmula del eterno bienestar

Tome una piedra que haya sido hallada en el mar o en la arena de una playa  y sumérjala en una vasija llena con agua que haya recogido del mismo mar. Eche sobre ella, al sacarla del agua salada, siete cucharadas de té o esencia de genciana y déjela reposar a la intemperie. Al día siguiente, a la hora del crepúsculo, beba un sorbo de la citada infusión y camine siete veces por el umbral de su casa, salpicando de manera uniforme la entrada de la misma con té de genciana. Ello ayudará a que la vitalidad y el bienestar confluyan en su hogar. La piedra deberá ser usada a partir del tercer día, tras haber realizado el paso anterior, haciéndola girar suavemente en sentido contrario a las agujas del reloj, sobre su pecho. Haga esto diariamente; cure  la piedra cada 28 días, y verá que siempre logrará sentirse bien.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *