El poder de la intuición

Técnicas útiles para aprender a desarrollarla

La intuición es un poder que nos abre las puertas a una visión más amplia y profunda del mundo. Todos los seres humanos nacemos con habilidades para captar el futuro inmediato sin que entre en juego el razonamiento. Ese talento puede ayudarnos a superar peligros, encontrar el éxito y evitar el contacto con personas dañinas.

Las mujeres poseen naturalmente el don de la intuición. Regidas por la Luna, están preparadas para “escuchar” desde sus sentimientos más profundos las corazonadas que les indicarán cómo deben actuar, si están en el camino correcto de sus decisiones o, por ejemplo, si una persona pretende engañarlas o no. Sin embargo, el don de la intuición está presente en todos los seres humanos y podemos desarrollarlo y agudizarlo por medio de técnicas sencillas. Las personas que tienen naturalmente ese don podrán también acrecentar y aprovechar mejor sus funciones.

¿Qué es la intuición?

La intuición es la percepción de una verdad de forma inconsciente sin poder racionalizarla completamente. Es sentir si algo que sucede es auténtico o no, si es bueno o malo, y nos ayuda a determinar el camino para decidir. También se la llama sexto sentido o popularmente “tener corazonadas”; es una fuerza que nos indica qué hacer sin poder explicarlo.

Cómo reconocer nuestras intuiciones

La práctica nos ayudará a desarrollar nuestra intuición; pero antes, hay que saber que actúa en 4 aspectos:

Voz interior: Escuchamos una voz interior que se comunica con nosotros de manera amorosa y compasiva. Para estimularla conviene preguntar: ¿Qué debo hacer en este momento?  Quedarse en silencio y escuchar.

Sueños: Durante el sueño nos liberamos de inquietudes y ansiedades, pero la mente sigue funcionando. Es un momento ideal para recibir intuiciones, aunque la respuesta viene en forma de símbolos. Para responder una pregunta mediante la intuición del sueño conviene formularla antes de dormir (por escrito y verbalmente). A la mañana, preguntarse: ¿Cuál fue la respuesta a mi pregunta? El primer sueño que llega a nuestra memoria será la respuesta.

Emociones: Muchas veces la mejor manera de decidir entre varias alternativas de respuesta es aquella que nos hace sentir mejor. “¿Está bien si hago esto?”. Verificar las sensaciones a la altura del corazón. Las meditaciones y los momentos de calma y reflexión nos ayudarán a descubrir la respuesta.

Sensaciones físicas: El estómago, el sistema nervioso, la garganta, son áreas que reflejan la respuesta de la intuición. Muchas veces decidimos no ir a un lugar porque nos hace sentir mal físicamente. Eso está bien, es la respuesta de la intuición. Pero atención, porque también podría ser un miedo producido por el ego. Antes de tomar una decisión partiendo de sensaciones físicas conviene hacer alguna meditación o visualización.

Visualización para recibir intuiciones

1. Cierre los ojos, relájese.

2. Imagine que va por un sendero muy estrecho. A cada lado ve árboles muy altos, un bosque muy frondoso con vegetación cerrada.

3. En determinado momento llega a un claro, un espacio abierto. Hay un círculo de piedras. La luz del sol ilumina el lugar. Siéntese en el suelo.

4. Realice una inspiración profunda y formule una pregunta sobre algo que quiere resolver. Escuche las respuestas.

5. Puede ser que se acerque alguna presencia. Agradézcale y repítale su pregunta. Escuche la respuesta.

6. Sienta que puede ir allí cuando lo desee. Finalmente, retírese por el mismo camino por el que vino.

Meditación de la intuición

1. Siéntese en una silla o sillón con la espalda derecha, los pies bien apoyados en el suelo y las manos con las palmas hacia arriba puestas sobre las piernas.

2. Deje que el peso del cuerpo se apoye bien sobre la silla o sillón. Preste atención a cada parte del cuerpo. La silla deberá absorber la tensión, las preocupaciones y las distracciones.

3. Inspire profundamente, llenando de aire el abdomen. Retenga unos segundos, suéltelo suavemente.

4. Relaje cada parte del cuerpo, de la cabeza a los pies, sintiendo cómo la tensión se va hacia abajo, siendo absorbida por la tierra.

5. A continuación, imagine una lluvia de luz cayendo sobre su cabeza. La lluvia de luz entrará en su cuerpo y a través de sus manos vuelve al Universo, limpiando y purificando todo aquello con lo que entra en contacto. Usted se vuelve luz. Está protegido.

6. Luego, concéntrese en un objeto resplandeciente que tenga cerca. Es un cristal. Preste atención a su forma, su color y su brillo (esta parte sirve para liberar la mente del diálogo interno).

7. Suelte el cristal hacia el Universo. Despeje el espacio que hay ante sus ojos y deje que aparezcan imágenes, ideas y sensaciones libremente. 

Localización y estimulación

¿Hay un lugar del cuerpo en el que reside el centro de la intuición? No, pero hay un órgano que está relacionado con ella y éste es la glándula pineal. Estimular su funcionamiento permitirá desarrollar mejor la intuición.

Proceda así:

1. Imagine que en el centro de su cabeza hay una esfera de luz.

2. Trate de determinar su color, su textura, su apariencia.

3. Gradualmente expanda su tamaño hasta que ocupe todo tu cráneo.

4. Luego, redúzcala hasta que adopte el tamaño de una bolita.

5. Vuelva a expandirla pero ahora más allá de su cuerpo.

6. Siga expandiendo y contrayendo la esfera de luz por unos minutos.

7. El objetivo es que pueda dominar la esfera de luz a fin de estimular la intuición.

Ejercicio de absorción del ambiente

Tómese un tiempo para simplemente captar lo que el entorno le muestra. Preste atención a la información que le brindan sus 5 sentidos. Permítase que su conciencia capte y reaccione libremente (con placer o disgusto) a lo que percibe. Este ejercicio tendrá varios efectos benéficos:

  • Aumentará su capacidad de percibir a través de los sentidos.
  • Permitirá afirmar su presencia en el mundo.
  • Aumentará sus habilidades psíquicas.
  • Lo conectará con el planeta entero, volviendo a la conciencia de que Todo es Uno.
  • Notará un aumento en su intuición, una sensación de paz y encontrará más fácilmente el valor en cada pequeña cosa que lo rodea.

EXPANDA SU CONCIENCIA

Lo primero que hay que tener en cuenta para ejercitar la intuición es que hay que desautomatizar los hábitos cotidianos. Estos consejos lo ayudarán:

  • Cree un espacio de paz. Reserve un rincón en su casa para crear un pequeño altar de la intuición, un espacio en el que pueda rodearse de la paz y el sosiego necesarios para abrir el corazón y la mente a lo que escapa de la razón.
  • Explore sus objetivos. La verdadera razón de ser de la intuición no es el poder personal, sino el servicio hacia los demás. No se pregunte qué hará con su intuición. Úsela invirtiendo paz y armonía en su entorno.
  • Pruebe su capacidad. Cuando esté en la calle o en un comercio, intente abrir la percepción. Trate de imaginar qué va a decir la persona que tiene cerca. Prediga de qué color será el auto que doblará primero a la izquierda.
  • Lleve un diario de intuiciones. Anote fecha, hora, lugar y circunstancias en que se producen sus intuiciones, por insignificantes que parezcan.
  • Busque instantes de soledad. Intente encontrar un lugar y un momento de soledad para concentrar su energía y su pensamiento.

AFIRMACIÓN DIARIA: “Mi voz interior me brinda las respuestas que necesito”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *