Conjuros para enamorar a un vecino o compañero de trabajo

El amor puede llegar en cualquier momento y en cualquier lugar, incluso en la oficina o en el pasillo de su edificio. Por eso, le acercamos algunos rituales efectivos para lograr su objetivo.

Muchas veces escuchamos a hombres y mujeres confesar que se enamoraron de un vecino o de un compañero de trabajo. Al principio, parece raro: ¿un vecino?, ¿un compañero de trabajo? Pero si lo pensamos un poco más nos damos cuenta de que no es tan descabellado, al fin y al cabo, se pasa con ellos la mayor parte del día compartiendo momentos de tensión como así también almuerzos y, tal vez, salidas. Sin embargo y, a pesar de pasar muchas horas juntos, no siempre es fácil lograr un acercamiento amoroso o llegar a concretar una relación seria. Por eso, a continuación encontrará una gran cantidad de rituales, de los cuales usted podrá elegir el que más le agrada o sienta afín a su personalidad.

Sortilegio de amor

Recitar este conjuro a las doce de la noche en punto ante la luz de una vela lila (sin que haya luz eléctrica encendida) untada de aceite de almendras dulces.

Vengan a mi brujas y duendes,

que no se vean, pero que estén presentes,

que entren aquí sin que nadie se entere,

no rompan paredes, ni puertas, ni ventanas,

si no que las atraviesen, si notamos una ligera brisa

y un escalofrío, es que en la estancia ya están

presentes los entes invocados, y podemos continuar con el conjuro.

Que (decir nombre de la persona amada)

se enamore de (diga su propio nombre) que

venga hasta mi como un cordero,

como lobo hambriento busque mi amor,

que camine hacia mi y no a otro dueño.

Os ordeno que me traigáis a (repetir el nombre)

enamorado y tierno, lleno de amor como en mis sueños.

Conjuro de las magias gallegas

Este hechizo es muy, muy efectivo. Sirve para enamorar locamente a alguien y también para amarrarlo. Según sus autoras hace efecto en poco tiempo… a estar preparados!

–         Tome dos fotos y colocar en el medio un mechón de pelos suyos. Si se dispone de cabellos de la persona amada, mejor; pero con los propios es suficiente.

–         Unir las dos fotos con seis alfileres que se colocan uno al lado de otro en forma horizontal y juntitos.

–         Después, envolver todo en un trozo de tela negra del mismo tamaño que las fotos y cocer alrededor con hijo rojo.

–         Todas las noches, poner debajo de la almohada y, sacar por la mañana y guardar en un lugar oscuro.

Hechizo ancestral

Este conjuro fue transmitido de generación en generación y no se conoce ninguna traducción, por esa razón ahora lo transmitimos de esta misma forma. Se debe leer el hechizo 3 veces pensando permanentemente en la persona que quiere conjurar y le quita el sueño. sa da mai coga noe siko rbana case glabamas riu mosuni quiso movoe

PARA LLAMAR LA ATENCIÓN DEL SER AMADO

Comprar un escapulario de Santa Rita y guardar en algún lugar de la casa. Luego, tomar una pequeña botellita de agua y  dirigiremos a siete iglesias diferentes, todas ellas pertenecientes al mismo credo religioso. En cada una de ellas, recogeremos un poquito de agua bendita, la cual iremos guardando en el pequeño recipiente. Una vez tenga toda el agua bendita de las siete iglesias, lacre (si es rojo, mejor) para siempre la botella. Coloque la botellita sobre la estampa de Santa Rita y recite una de las plegarias más conocidas y que ha pasado a ser de dominio popular:

“Santa Rita, Rita,

lo que se da no se quita, por el poder santo

que confiere el agua bendita. “

Esta pequeña oración sólo debe ser dicha una vez, mirando fijamente la estampa. Luego, envuelva la botellita con el agua y la estampa sagrada en una pequeña bolsa blanca de algodón.

RITUAL DE LOS VELONES DEL AMOR

Este ritual fue muy utilizado por cortesanos y cortesanas de la aristocracia de Venecia, las cuales acostumbraban a soplar las cenizas, cerca de la iglesia veneciana de San Marcos.

Un viernes cualquiera, se toma un trozo de papel blanco y se escribe con tinta el nombre de la persona a quien se quiere enamorar. Sobre esta hoja escrita se queman, durante cinco días seguidos cinco velas, todas ellas de distinto color, mientras se dice en voz baja el nombre de la persona deseada o amada.

Pasados los cinco días, se toma el papel y se quema con cerillas de madera, las cuales harán que el papel se convierta en cenizas, y entonces se pide la intervención de San Marcos para conseguir que se cumpla su deseo, tras lo cual el oficiante soplará bien fuerte sobre las cenizas que al ser llevadas por el viento y así se haga realidad su amor.

RITUAL DE LA DULCE MIEL

–         Escriba con un lápiz negro, tres veces sobre un papel, el nombre de la persona que desee enamorar, póngalo encima de un papel de aluminio, y vierta sobre él una cantidad moderada de miel de abeja o de romero.

–         Envuélvalo todo y vaya diciendo mentalmente: “No es este papel lo que quiero enamorar, sino a (el nombre de la persona querida).

–         Enterrar el paquete forrado en el jardín o una maceta, para poder quedar en el mayor de los secretos.

–         Si viera que el efecto es algo lento, habrá que repetirlo hasta tres veces, con la seguridad que como máximo a la tercera, conseguiremos ver concretados nuestros deseos.

HECHIZO DE LOS SIETE CLAVOS

También para ayudar a enamorar se utiliza este extraño ritual en el que se emplean solamente:

–         Ante todo, lavar y purificar bien el limón, tras lo cual se clavan los siete clavos plateados en diferentes partes del mismo, visualizando el corazón de la pareja deseada. Luego, atar las siete cintas (rosa si es mujer, azul si es hombre), utilizando una cinta por clavo.

–         Una vez realizada esta tarea, recitaremos la siguiente plegaria:

“San Valentín, patrón de los enamorados,

que de la misma manera que yo toco este limón,

tu poder y sabiduría, introduzca en el corazón de mi

amado (se puede decir el nombre de la persona)

el amor que yo siento por él (o ella)

si ello es de ley”.

INGRESA A NUESTRA COMUNIDAD EN FACEBOOK

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *