Cómo recargar la piel de energía

El rostro como reflejo del alma

Los frutos de la Naturaleza están dotados de beneficios para la salud: alivian malestares y aportan inmejorables propiedades energizantes.

Las prácticas medicinales realizadas con vegetales y frutos de la naturaleza fueron la primer medida que el ser humano tomó para sentirse bien y lograr un bienestar psicofísico. Además, estos elementos cuidadosamente seleccionados también traían cualidades energizantes y armonizadoras que beneficiaban al espíritu y contrarrestaban las malas influencias del exterior. Por eso es importante darse un respiro para conectarse con estas posibilidades terapéuticas, a través de una forma sencilla, con recetas para realizar en el hogar, como una invitación más para lograr el bienestar deseado, en este caso, de nuestra piel.

Preparados caseros para mejorar el cutis

La mejor forma de prevenir afecciones o mejorar los síntomas, cuando ya aparecieron, es nutrir la piel con ciertas preparaciones naturales que aportan los elementos que más necesita. Cualquier receta para un problema puntual tendría que acompañarse por una rutina nutritiva, para que la piel esté en mejores condiciones. Las mascarillas para el cutis deben aplicarse con una brocha o algodón, hasta que el rostro quede bien cubierto, pero sin tocar los ojos. Hay que dejar que actúen durante 15 minutos, y luego retirarlas con agua fría. La frecuencia ideal es de una vez por semana.

Cremas depurativas

  • Mezcle media taza de agua y media taza de leche. Aplique con movimientos circulares y luego enjuague con agua tibia.
  • Mezcle en partes iguales leche y azúcar y aplique sobre el rostro para que los gránulos vayan barriendo las células muertas que quedaron en la piel.
  • Mezcle una cucharadita de lecha en polvo, ó 3 de leche común, con 1 cucharada de miel y una clara de huevo. Revuelva hasta que los ingredientes se integren bien y luego aplíquela sobre el cutis. Deje actuar 15 minutos y luego enjuague con agua tibia.

Ritual de belleza integral

La magia puede ayudar también a su bienestar y autoestima: muchas recetas tienen como fin sentirse mejor consigo mismo e intensificar la energía positiva que nos beneficia e irradia fuerzas constructivas en todo lo que hacemos. El siguiente es un ritual básico para sentirse bien.

Se necesita: una vela naranja, un recipiente de aluminio, almendras y nueces, una rama de ruda y otra de olivo.

Elaboración: en la medianoche de los jueves, encender la vela y poner delante de esta el recipiente lleno de las almendras y las nueces. Delante de dicho cuenco poner la ruda y el olivo. Cerrar los ojos, respirar hondo y concentrarse en lo que desea embellecer o mejorar. Dejar que la vela se consuma y repetir este ritual todas las semanas.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *