5 brujas famosas y sus misteriosas vidas

Mujeres vanguardistas, sabias, sensibles, transgresoras, vitales, seductoras y también controvertidas, no pudieron pasar inadvertidas, y en muchos casos pagaron con su vida el hecho de ser distintas al resto. Conozca en esta nota sus historias.

El papel de las brujas en la historia de la humanidad atravesó distintas etapas, que abarcaron desde el prestigio hasta la persecución implacable. A pesar de que hoy día ya no se las acosa, y que muchos de sus antiguos conocimientos han sido incorporados a terapias curativas, el término y el trabajo de bruja son víctima aún de prejuicios sociales. Pero no siempre fue así,las brujas de la antigüedad estaban muy lejos de ser consideradas como los seres maléficos del medioevo. En el mundo antiguo, como ocurre aún hoy en día en los llamados “pueblos originarios”, no se hacía una clara distinción entre magia y religión. La preparación de brebajes y el ejercicio de la magia estaban reservados a personas que gozaban de gran prestigio dentro de la comunidad. Sólo podía trabajar en el oficio la persona que hubiese cumplido con largos y arduos años de aprendizaje. La persecución de las brujas se inició en el siglo XIV. Eran sacerdotisas al servicio de diosas de antiguas religiones precristianas, cuyo gran crimen fue seguir profesando las creencias de sus antepasados. Pero aunque a las “brujas” se las comenzó a quemar, torturar y ahogar, supuestamente por herejes, la razón verdadera fue que eran mujeres transgresoras para la época y amantes del conocimiento, privilegios que estaban reservados al mundo masculino.

1. LAS BRUJAS DE SALEM

El juicio más famoso lo es sin duda la cacería de brujas emprendida en Salem (Estados Unidos), en el invierno de 1602; y que fue llevado magistralmente al teatro por el dramaturgo Arthur Miller. Las acusadas, al menos en un principio, pertenecían a las clases menos favorecidas, la primera víctima fue una esclava llamada Tituba, que además carecía de cualquier derecho otorgado a los habitantes del pueblo. Le siguieron una pobre mendiga, y una mujer que convivía en unión libre con un funcionario. Estas mujeres se salían de los convencionalismos exigidos por la época, por lo tanto eran consideradas como una mancha para la comunidad puritana de su tiempo. La cacería sólo paró cuando llegó a las capas más importantes de la sociedad, 18 meses después de haberse iniciado. Había dejado 19 muertes, entre ellas la de un hombre. Cuatro años después de los juicios de Salem, los jurados firmaron una confesión de error. Este hecho marcó un hito de intolerancia en la historia mundial. Se dice que lo que sucedió con muchas de las acusadas de brujería fue que consumían pan con centeno lo que les provocaba epilepsias y expulsar burbujas por la boca. Actualmente, los científicos sostienen la teoría de que muchas de estas mujeres padecían enfermedad de Huntington, que tiene entre sus síntomas movimientos involuntarios, lagunas de memoria y visiones.

2. MADRE SHIPTON

No existe referencia de ella antes del 1641, muchas mujeres se adjudicaron su identidad, pero los pasos se encaminaron hacia una llamada Úrsula Southill nacida en Inglaterra en 1488. Se dice que era tremendamente fea y debido a su apariencia, llegaron a decir que era hija de Satanás. Su madre, Agatha Southill, fue considerada una bruja poderosa. Desde niña, Úrsula demostró sus habilidades psíquicas, las utilizaba siempre para ayudar a otras personas. Se cree que durante el 1512 contrajo matrimonio con un constructor de gran fortuna llamado Tobías Shipton. Se hizo popular gracias a sus pronósticos, popularmente la llamaban la Profetisa Norteña. Muchas de sus predicciones se refieren a los avances tecnológicos y a un desastre a nivel mundial en el que la humanidad comenzaría de nuevo. Actualmente no se conservan aquellos panfletos originales. Entre las profecías de la Madre Shipton se encuentran la introducción del cultivo de la papa, la invención del aeroplano y el telégrafo, la derrota de la Armada española en 1588, el incendio de Londres en 1666 e incluso profetizó su muerte que sucedió en 1561.

3. JUANA DE ARCO

Nació el 6 de enero de 1412 en Domrémy-les-Greux, Francia. Hacia los trece años de edad comenzó a tener visiones deslumbradoras, en las que oía voces divinas que le aconsejaban fuese buena y piadosa, puesto que era la elegida para “salvar a Francia y hacer consagrar al Delfín” (Carlos VII). Enfrenta al ejército inglés y logra romper el sitio de Orleáns, y como consecuencia de este triunfo, el rey de Francia es coronado en la ciudad de Reims. El obispo Cauchon, afiliado al partido inglés, logró iniciar un proceso eclesiástico contra Juana. Los interrogatorios duraron largos meses. El texto de aquel proceso, que todavía se conserva, demuestra las manipulaciones puestas en juego para condenarla. Fue sentenciada a muerte en la hoguera por “herejía, rebeldía, apostasía e idolatría”. El día 30 de mayo de 1431, Juana de Arco fue sacada de la cárcel para ser quemada en la Plaza del Mercado Viejo de la ciudad de Ruan. La pira era más alta que de costumbre a fin de prolongar los tormentos, cosa que al propio verdugo le pareció muy mal. Cuando las llamas rodearon su cuerpo, después de haber besado con gran fervor y repetidamente el crucifijo, exclamó: – ¡Jesús! ¡Jesús!… Éstas fueron sus últimas palabras. Juana tenía sólo 18 años. El cuerpo quedó consumido por las llamas y sus cenizas fueron arrojadas al Sena. El mismo Carlos VII, al recobrar la ciudad de Ruan mandó revisar el proceso de Juana de Arco, que fue declarado injusto. En nuestros días la “Doncella de Orleans” es venerada en los altares como Patrona de Francia. Fue canonizada en 1920 por el papa Benedicto XV. Su fiesta se celebra el 30 de mayo, día de su ejecución.

4. ANA BOLENA

Nació en 1507 y murió en 1536 en Londres. Fue reina de Inglaterra y conocida por su carácter fuerte, así como por su gran belleza. Fue dama de compañía de la esposa de Enrique VIII quien cuando la vio se enamoró encaprichadamente hasta lograr casarse con ella, hecho implicó conflictos con la Iglesia Romana y el nacimiento de la iglesia anglicana. Luego de tres años de matrimonio, ante la desilusión por la fallida llegada del heredero varón, Enrique VIII comienza a alejarse cada vez más de su nueva esposa, y a perder interés en ella, había empezado a verla como un estorbo. Así pues, Ana Bolena es víctima de un complot y condenada a muerte por adulterio y hechicería. Su propio marido la acusó de brujería por su imposibilidad de darle un niño. De Ana se dijo que sedujo a su hermano para que cometiera incesto con ella, que abortó un feto monstruoso y que produjo impotencia sexual a su marido. Todas características que se adjudicaban en la época a una mujer acusada de bruja. Es probable que Enrique VIII, según las supersticiones de su tiempo, creyera realmente que Ana era bruja. Es incomprensible como la arrolladora pasión que el rey prodigaba hacía ella se convirtiera en desprecio e indiferencia. Se comentaba que Ana fue desde pequeña una niña especial algo reprimida y con una energía explosiva, que exteriorizaba sus emociones haciendo volar objetos y personas. Así le sucedió un día antes de su condena, durante un episodio donde su marido la humilló públicamente. Ana hizo que volaran sillas, estallaran las ventanas, se rompieran las mesas y tras la liberación de tal poder quedó inconsciente. Durante su cautiverio mantuvo la calma y el humor negro. Un minuto antes de su ejecución, Ana le dijo al verdugo: “No te daré mucho trabajo, pues tengo el cuello muy fino”. Esto provocó que el verdugo la ejecutara con más fuerza. A lo largo de los siglos, el personal de la Torre de Londres ha declarado ver el fantasma de Ana Bolena vagando por los calabozos.

5. ALICE KYTELER

Es la bruja más antigua de la que se tiene conocimiento en Irlanda y en el mundo. Fue una mujer bonita y sofisticada, que arrastró siempre fama de manipular a los hombres para que satisficieran todos sus antojos. Era, además, una mujer muy poderosa e independiente, cosa extraña para la época. Nació en 1280, hija de un poderoso banquero, heredó sus bienes. Contó con la misteriosa característica de haber sobrevivido a cuatro maridos. De su relación con William Outlawe, emparentado con un alto cargo del gobierno de la época en Irlanda, se sabe que él era veinte años mayor que Lady Alice, y que murió en extrañas circunstancias. De su segundo marido, Adam le Blunt, otro banquero como el anterior, Lady Alice sacó numerosas propiedades y capital. Éste murió en una gran borrachera. En 1311, se casó con su tercer marido, Richard de Valle, que también era una persona importante. Éste murió después de un gran banquete (aunque se sabía que estaba gravemente enfermo). El testamento de Valle hacía a Lady Alice una de las personas más poderosas del condado. El cuarto marido experimentó un gran declive de salud después de casarse con Alice, y finalmente murió, como si hubiera envejecido de golpe. La respuesta del pueblo, y sobretodo de sus hijastros, no se haría esperar. Alice y su entorno cercano fueron acusados de brujería, magia y contacto con entidades demoníacas, por lo que sus propiedades pasaron a ser confiscados por la Iglesia. Su hijo no fue condenado a castigo físico, pero Lady Alice y sus seguidores fueron azotadas, finalmente fue condenada a morir en la hoguera. Se conservan los testimonios de sus ayudantes en la posada que regentaba, que la acusaban de haberlas enseñado a ser brujas, y de haber volado en barras de madera untadas con aceites. Su ex cuñado, con alto cargo político en Irlanda, logró sacarla de la prisión, y Alice huyó a Inglaterra, llevándose a la hija de la mujer que había testificado contra ella. En cambio, la testigo, Petronilla, fue quemada en la hoguera en 1324, convirtiéndose así en la primera persona ejecutada por brujería.

Perfil brujo del Medioevo

Durante la Santa Inquisición en la Edad Media, existían guías oficiales para identificar a las brujas. Entre sus caracterísitcas supuestamente, figuraban involucrarse en relaciones sexuales ilícitas, conducta que era considerada pervertida y anormal por sus contemporáneos. Los expertos alegaban que del resultado de su unión con el Diablo, daban a luz a bebes deformes, sacrificaban a niños, incluyendo a sus propios hijos, y cometían incesto. También era condenadas por atormentar a los hombres, incluso a sus esposas, con impotencia. No solamente se les quemaba, sino que se les sometía a torturas y vejámenes sin límites; para lo cual se desarrollaron aparatos de una alta sofisticación. Pero de todas las torturas la peor era la psicológica, la persecución que se les infligía llegaba a límites tan insoportables que sucumbían rápidamente en la histeria colectiva, lo que agravaba aún más su situación, puesto que sus torturadores podían aludir que estaban poseídas por el diablo.

INGRESA A NUESTRA COMUNIDAD EN FACEBOOK

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *