¿Cómo somos según nuestro ascendente? (Primera parte)

La Astrología considera que  no solamente la Casa donde se encuentra el Sol (que es el que marca el signo zodiacal al que pertenecemos) marca determinadas tendencias en la vida, desde el carácter hasta la suerte, sino también la posición de los otros astros.

Es por eso que se deben tener en cuenta dos aspectos al consultar el horóscopo: el signo del zodíaco al que pertenecemos (derivado del día y el mes de nuestro nacimiento) y la situación de los planetas en ese momento (según la hora, el minuto y el lugar del nacimiento). Si tomamos en cuenta todos los planetas, obtendremos una Carta Natal o Carta Astral. Sin embargo, bastará con saber qué planeta poseemos como ascendente para aclarar un pronóstico zodiacal. La combinación de ambos elementos nos dará una clave más precisa del futuro y nos ayudará a comprender mejor algunos rasgos de la personalidad, dolencias físicas y comportamientos.

Qué es el ascendente

Si obtenemos una rueda zodiacal con todas las casas con sus respectivos signos y trazamos una línea que pase por el centro de ese círculo desde nuestra Casa planetaria (signo zodiacal) llegaríamos a otra casa zodiacal totalmente opuesta. Ese es nuestro Ascendente. El ascendente modifica en parte algunos pronósticos y conductas. Es por eso que personas del mismo signo pueden presentar diferentes características. Para conocer nuestro ascendente debemos conocer la hora de nuestro nacimiento y luego fijarnos en la tabla del recuadro.

El signo solar  nos dice como es una persona. El ascendente indica cómo se muestra ante otras personas.

Ascendente Aries (regente Marte)

Este ascendente comprende a las personas con capacidad para enfrentarse a la vida de forma enérgica y decidida. Siempre se las ingenian para estar en primera fila en los acontecimientos cercanos. Su sentido de lo solidario los lleva a ponerse al frente de causas perdidas. Aceptan el desafío de caminar hacia su propio destino, cualquiera sea la ruta. En el trabajo, necesitan emprender acciones y sentir que son ellos los que dirigen la propuesta. Se caracterizan por la franqueza, el entusiasmo al inicio de los proyectos y la escasa disposición a perseverar. Las cualidades arianas les permitirán alcanzar el brillo que merecen. Son ambiciosos, se enfrentan a cada desafío y se convierten en líderes naturales. Toman sus decisiones espontáneamente, ya que no pueden esperar. Muchas veces sus planes son anticipados y no llegan a concretarse. Detestan que los critiquen y necesitan mantenerse en movimiento constante.

Ascendente Tauro (regente Venus)

El ascendente Tauro marca una personalidad dominante aunque de temperamento tranquilo. Ganan por el empeño y la tozudez los pleitos y cuando tienen algo en la mira nada los detiene. Son personas con gran sentido práctico, que persiguen resultados concretos en cada uno de sus emprendimientos. Trabajadores como pocos, son algo intolerantes con sus colaboradores. Exigen un ritmo que pocos pueden seguir. Amantes de la buena vida, aspiran a los bienes materiales, los viajes de placer y la acumulación de obras de arte. Este ascendente desarrolla las calidades de Tauro respecto al amor y el sexo: celosos y posesivos, ardientes y demandantes. El temor a las pérdidas los hace aferrarse a personas y situaciones con las no siempre están en lógica armonía. Aunque a veces tienen estallidos de ira por lo general son controlados y tolerantes. Por naturaleza son algo desconfiados y necesitan su tiempo para tener confianza y seguridad. En un entorno seguro enseñan su paciencia infinita. Son personalidades afectas a los negocios y el dinero pero son honestos y correctos en sus transacciones. Es difícil ganarles una discusión pues no cambian fácilmente de opinión.

Ascendente Géminis (regente Mercurio)

Son personalidades muy perceptivas y gran poder de adaptación al medio.La dualidad del signo los inclina a las actividades múltiples, el emprendimiento de distintas obras al mismo tiempo, con lo que corren el riesgo de dispersar la energía. Géminis es el signo de la comunicación, y las profesiones que los contienen son las referidas a la trasmisión de información en cualquiera de sus formas. La diplomacia y las relaciones públicas son funciones que desarrollan con creatividad. Si encaminan su potencial energético en la dirección correcta y a muy temprana hora, tienen asegurado el éxito de su empresa. Son sociables y hábiles negociadores. Suelen tener un círculo de conocidos enorme y saben cómo hacerse imprescindibles, pero sus relaciones son normalmente superficiales. En las fiestas y eventos son el centro de atención por su mente rápida y su histrionismo. Su inconstancia hace que pierdan el interés fácilmente lo cual les impide concretar muchas cosas. Son capaces de faltar a una cita impostergable pero con sus excusas graciosas nadie les puede guardar rencor. Las personas que tienen por regente a Mercurio atraen mucho movimiento a su entorno.

Ascendente Cáncer (regente Luna) 

El Cangrejo es paciente y reservado y parece inofensivo pero cuando se propone algonada lo detiene hasta que consiguen su propósito, en silencio y con tenacidad. Se trata de un signo que caracteriza a las personas modestas y discretas en todos los órdenes de su vida. Desde su caparazón, se protegen de la incomprensión del mundo, refugiados en la familia y los afectos más cercanos, lejos de los grandes eventos. Protectores, buenos padres y excelentes maestros, son vulnerables en materia afectiva. Necesitan del amor incondicional, sin preguntas ni explicaciones. Un repentino cambio de humor les hace sacar las tenazas y toman posiciones intransigentes o caprichosas. De trabajo fecundo y original. Son sentimentales, con humor cambiable y tienen siempre cuidado con lo que hacen y dicen. A veces son muy tímidos, y su extrema sensibilidad les exige tiempo para abrirse a los extraños. Sin embargo, pueden ser muy valientes, sobre todo si se trata de proteger a alguien. Les gusta ayudar y escuchar a otros. Sus decisiones las toman con el corazón, lo que en principio está bien peroa veces los pone en problemas. Por ser personas regidas por la Luna absorben los sentimientos de otras, pero se sienten solo cómodos en casa.

Ascendente Leo (regente Sol)

Los leoninos son el centro del Universo. Tienen una personalidad inclinada al poder y la autoridad. La necesidad de ser protagonistas en todos los frentes que les toca actuar, los lleva a caminar al filo de la cornisa, tomando decisiones audaces sólo por desafiar. Se vuelven demandantes de la atención del entorno y necesitan ser reconocidos por sus actitudes acertadas. Celosos, les cuesta entender que sus afectos puedan estar bien en otra parte que no sea a su lado. Las obsesiones les juegan en contra cuando quieren establecer una relación amorosa. Los puestos de mando, con capacidad de decisión y dominio del tema, son ideales para los nativos con ascendente en Leo. No es extraño pues son muy seguros de sí mismos. Son buenos actores y saben cómo impresiona pero también son muy generosos con sus amigos y familiares y les gusta protegerlos y colmarlos de regalos y atenciones. Aman el sol y la naturaleza, y contagian constantemente energía a su entorno. Siempre tienen una corte que los acompaña, como buenos hijos del Astro rey.

Leer la segunda parte.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *