Barajas españolas para la lectura del pensamiento

Se trata de una tirada sencilla y, a la vez, muy efectiva, ya que el consultante no tiene que hacer preguntas, sino que somos nosotros quienes vamos a averiguar a través de las cartas lo que le está sucediendo.

Procedimiento

Se mezclan las cartas repitiendo mentalmente el nombre y la fecha de nacimiento del consultante.

Luego, se coloca el mazo sobre la mesa con los dibujos hacia abajo y se abre en forma de abanico.

A continuación, se le pide al consultante que extraiga grupos de tres cartas de cualquier parte del abanico, que dispondremos de la siguiente manera: En total, son cuatro pequeños abanicos que forman una cruz.

El primero (cartas 1, 2 y 3) representa el pensamiento del consultante, su verdadero deseo interno.

El segundo (cartas 4, 5 y 6) habla del pasado, de lo que deja atrás.

El tercero (cartas 7, 8 y 9) señala el presente, lo que está en su camino.

Finalmente, el cuarto (cartas 10, 11 y 12) indica el futuro, la solución de su problema o cuestión.

De las tres cartas que componen el abanico, la del medio es la carta clave o principal.

Por lo general, las cartas se leen de izquierda a derecha, pero uno debe sentirse libre de hacerlo también de otra manera.

Recuerde siempre que lo importante es el mensaje que ellas dan en conjunto y no de forma individual. Haga una síntesis final.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *