¿Qué significan las fases de la luna en nuestra vida?

Cuando es Luna Nueva… No viagra supplement es positivo iniciar nada con esta Luna. Es más posible que surjan complicaciones, problemas tiempo después; algo está escondido y se oculta, por lo que no es recomendable comenzar a clindamycin online realizar ninguna actividad nueva. En lo sentimental, hay miedos internos, asuntos que aripiprazole trichotillomania se ocultan, posibles engaños, uno tiende a ser introspectivo y a no comunicar lo que siente. Introversión y poca expresividad.

Cuando es Luna Creciente… Se trata de una energía de paso, de cambio, no es ni buena ni mala, sino que drugstores for escitalopram representa una transición hacia algo que comenzará. En principio es una fuerza llena de movimiento, que dará lugar a una etapa muy propicia para fluir, que sildenafil jelly information se muestra, una voluntad de deseo, uno sabe lo que quiere. Etapa benéfica para erythromycin for utis iniciar cualquier empresa. Uno está predispuesto a obtener resultados positivos. Afectivamente, genera una sensación de inestabilidad y de movilización interna, pero con euforia y entusiasmo, tendemos a esperar sucesos positivos y favorables.

Cuando es Luna Llena… La presente Luna tiene una energía muy positiva, clara, llena de vitalidad. Resulta ideal para iniciar actividades, mostrarse, comenzar actividades nuevas. Nos habla de crecimiento y expansión personal. Manifestamos interés por mejorar. Se relaciona con la fuerza y el valor de una energía llena de luz. Es una Luna muy positiva para uno mismo, nos permite confiar, decidir, comenzar algo, exaltar cualidades. Luna que nos permite atrevernos y vivir. En lo sentimental, hay buen ánimo, optimismo, alegría, deseos de decir lo que nos pasa, ganamos confianza, perdemos miedos, pero no es propicia para esperar ni para ser cauteloso, ya que exalta los sentimientos y, si son negativos, esta Luna puede resultar peligrosa.

Cuando es Luna Menguante… Se trata de otra energía transitoria, de cambio, ni buena ni mala, anuncia sucesos de un cariz diferente. Se trata, en principio de una fuerza interna de transformación, que dará lugar a una energía personal que se retrae, se comprime y no se muestra. No resulta muy recomendable para iniciar cualquier emprendimiento. Afectivamente, promueve una sensación de inestabilidad, tristeza o miedo, así como de turbulencia interna. También, nos llena de pesimismo, uno no tiene ganas de socializar y prefiere estar solo o junto a sus afectos más importantes.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *