Horóscopo árabe del trabajo y la profesión

Una descripción de la personalidad de cada nativo que le permitirá reconocer sus capacidades y evitar sus puntos débiles. Además, un consejo para que no pierda el rumbo hacia el éxito.

Hace muchos siglos, en Sumeria, cerca del Golfo Pérsico, nació la Astrología Árabe, gracias a los profundos estudios que realizaron los sabios de esa época y que, siglos más tarde, se difundirían, durante la Edad Media, a lo largo de toda Europa. Una disciplina astrológica que, al igual que otras provenientes de Oriente, ponen el acento en nuestra capacidad para cambiar el destino.

Aquí encontrará las claves que definen la personalidad de cada nativo y su correspondencia con el horóscopo occidental. Cada signo está representado por la imagen de un arma, una herramienta que simboliza la lucha que cada uno de nosotros debemos llevar adelante por conseguir el deseado triunfo.

LAS CARACTERÍSTICAS DE CADA NATIVO

DAGA

Correspondencia astrológica: ARIES

Rápidos y vivaces, estos nativos pertenecen al signo de los pioneros, de los que poseen la visión natural para hacer buenos negocios. Entusiastas y apasionados, viven el presente, actuando siempre con espontaneidad. Sus motivaciones materiales son guiadas por instinto, al que siguen sin mucha reflexión pero con enorme energía. Su impaciencia puede hacerles perder oportunidades y dinero.

Consejo: Esquive, a ser posible, los trabajos en relación de dependencia, porque no son lo suyo, o bien, busque desarrollar, en ellos, un perfil ejecutivo.

CLAVA

Correspondencia astrológica: TAURO

En cualquier ámbito laboral, estos nativos saben hacerse respetar sin ser agresivos. Así, con un carácter pasivo pero constante, van abriéndose camino en el mundo del dinero. Trabajadores y tranquilos, reflexionan mucho antes de tomar una decisión. Esta lentitud de reacción puede jugarles una mala pasada y hacer que otros les ganen de mano en los negocios, por lo que deben mantenerse alertas.

Consejo: No tenga tanto miedo a los cambios, confíe más en el potencial de sus capacidades y atrévase a arriesgarse a lo nuevo.

MAZA

Correspondencia astrológica: GÉminis

Versátiles y protectores, son excelentes estrategas en el terreno del dinero. Buenos oradores en las reuniones de negocios, tienen respuestas rápidas y convincentes para cerrar un trato, por lo que logran convencer fácilmente. Su amor por los cambios y el contacto humano suele apartarlo de todos los trabajos rutinarios, buscando los campos más riesgosos o exigentes dentro del mundo empresarial.

Consejo: Su punto flojo es, precisamente, su versatilidad. Debe concentrase en un objetivo por vez, plantear sus estrategias y no desviarse del camino.

CUCHILLO

Correspondencia astrológica: Cáncer

Caminan con sigilo por la ruta del dinero, sin que nadie se dé cuenta de hacia dónde van y, así, logran aprovechar las oportunidades cuando se presentan, asumiendo con responsabilidad y astucia cualquier desafío. Su sensibilidad y su buen compañerismo les harán conseguir aliados con los cuales reunir fuerzas y triunfos. Esta sensibilidad se puede convertir en su punto débil, si no logran dominarla.

Consejo: Mantenga en alto sus objetivos y no los modifique ante las primeras señales de alerta. Profundice y no se rinda.

ALFANJE

Correspondencia astrológica: Leo

Ésta es el arma árabe por excelencia. Los nativos de este signo son muy buenos compañeros y estrategas, pero pueden ser cegados por el engaño y la adulación. Leales a sus afectos, aunque algo autoritarios, son muy seguros de sí mismos y nacen con alma de jefes. Lejos de la omnipotencia, el alfanje es el símbolo del guerrero hábil que sabe que, para ganar la guerra, necesita de los más débiles.

Consejo: Su tendencia al aislamiento puede perjudicarlo, no se encierre en sí mismo y permanezca en contacto con grupos o personas con sus mismos intereses.

MACHETE

Correspondencia astrológica: Virgo

Perfeccionistas y creativos, estos nativos están siempre dispuestos a ayudar y a transformar el conocimiento en rédito comercial. Naturalmente tímidos e introvertidos, saben comportarse de forma natural ante los desafíos. Su peor defecto es que suelen menospreciar su propio potencial. Son justos y e imparciales al tomar decisiones y capaces de obtener resultados económicos de forma rápida y eficaz.

Consejo: Su amor por el detalle, capacidad de justicia e interés por el conocimiento le abrirá muchas puertas; evite cerrarlas por temor o desidia.

CADENA

Correspondencia astrológica: Libra

Los eslabones por separado no son nada, pero unidos, atacan y aprisionan, lo que hace a estos nativos muy emotivos y protectores de los más débiles. Ellos avanzan y logran sus metas consiguiendo rotundos éxitos, pero deben cuidarse de su mayor defecto: su extrema dependencia de la opinión ajena. Muy creativos, rápidos y vivaces, lograrán lo que se propongan si creen realmente en ello.

Consejo: Los ámbitos de la política y de la justicia le serán muy fructíferos, incursione e en ellos o relaciónelos de algún modo con sus actividad profesional.

GUMIA

Correspondencia astrológica: Escorpio

Pasionales, poco racionales y con gran nobleza de corazón, avanzan con fuerza por el camino del dinero. Su carácter místico les provee de un sexto sentido muy útil para saber qué trabajo escoger, o qué tipo de negocio hacer, además de saber diferenciar las mentiras de la verdad. Pueden vivir grandes avatares económicos, pero, gracias a su esfuerzo, ellos siempre logran sobreponerse.

Consejo: Trate de dominar sus conflictos psicológicos internos, ya que ése es el único punto débil de la enorme capacidad de liderazgo que usted posee.

ARCO

Correspondencia astrológica: Sagitario

Osados y sinceros, estos nativos son flexibles y, a la vez, muy tenaces. Suelen tener muchos contactos y una agenda interminable con la que cumplir. Organizadores natos, saben motivar a la gente y armar grupos de trabajo. Nunca dirán que “no” a un negocio u oportunidad laboral, siempre que conduzca al progreso personal. Su intuición los ayuda a saber quién es quién en cada momento.

Consejo: Evite la dispersión a la que tiende naturalmente y aprenda a enfocar sus objetivos y a establecer prioridades, según la conveniencia del momento.

LANZA

Correspondencia astrológica: Capricornio

Arma de distancias intermedias y espacios abiertos, las personas que pertenecen a este signo odian los lugares cerrados, por lo que, también en el mundo de los negocios, perseguirán siempre ser siempre líderes en lo que hagan. Buscadores de la calidad y la autenticidad, están atentos a los posibles engaños y saben descubrirlos. Deben cuidar su ansiedad por lo material.

Consejo: Su punto flojo es la rigidez, que puede hacerle cometer errores que, de otro modo, evitaría. Cuídese de ella y de la falta de diálogo con sus colegas.

HONDA

Correspondencia astrológica: ACUARIO

En apariencia inofensivos y tímidos, tienen la fuerza y los objetivos tan claros que, si se los ataca, pueden resultar temibles adversarios. La Honda simboliza a una persona con gran audacia que, además, sabe medir el riesgo de cada situación con sumo cuidado y que, en todo momento, destaca por su ingenio y lucidez. Se moverán con el esfuerzo justo y necesario para llegar bien alto, pero odian trabajar bajo presión. Es por eso que terminan por imponer sus tiempos y formas.

Consejo: Deben sacar partido de sus grandes capacidades para liderar, al tiempo que controlar su tendencia a estallar ante el menor contratiempo. Recuerden siempre respetar opiniones ajenas.

HACHA

Correspondencia astrológica: Piscis

Excelentes compañeros de trabajo, las personas de este signo son directos y francos a la hora de hacer negocios. A ellos, les gusta hablar de todo, cara a cara y sin demasiadas vueltas. Saben aprovechar cada oportunidad y asumen la lucha profesional con templanza asombrosa. El contacto con la gente les resulta imprescindible, ya que les ayuda a resolver sus problemas y a avanzar de forma más segura. Aunque tolerantes, suelen tener estallidos de cólera repentinos, que deben aprender a controlar si no quieren tener problemas con sus colegas. Esas reacciones suelen despertar mucha bronca en los otros.

Consejo: Procure no mezclar afecto y trabajo en demasía; asimismo, evite reaccionar de forma desmesurada frente a los problemas que la realidad le plantea. Tranquilícese.

INGRESA A NUESTRA COMUNIDAD EN FACEBOOK

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *