Tierra perdida, tesoro sumergido

Viene de “Atlántida, el paraíso perdido“

La gran pregunta es: ¿dónde estaría ubicada la Atlántida? O, mejor dicho, ¿dónde se pueden buscar sus indicios milenarios? Las opiniones se dividen en este sentido y las locaciones son muy variadas. Sin embargo, existen dos opciones que se llevan la mayor parte del apoyo. América Latina Platón ya había situado este territorio perdido debajo las aguas del Océano Atlántico, al especificar que se encontraba más allá de Gibraltar.

A la vez, Francis Bacon, el famoso científico inglés, afirmó en The new Atlantis (1626) que esta isla maravillosa era la propia América; de allí, también, las numerosas vinculaciones que se producen entre los escasos conocimientos sobre la Atlántida y los registros de la civilización maya.

A partir de estos relatos, otros exploradores se dedicaron a proponer lugares americanos que pudieran albergar este tesoro. Hace poco tiempo, el geógrafo y cartógrafo inglés James.M. Allen ha lanzado una impactante teoría nueva sobre la ubicación de la Atlántida. Basado en los relatos de Platón argumenta que Platón estaba hablando del Altiplano central de los Andes, ubicado en Bolivia. Allen realizó un estudio de los antiguos sistemas de medidas usados en los libros de Platón y afirma que esa región rodeada por montañas y atravesada por un canal que conectaba con el mar, actualmente seco, estaría en realidad en Bolivia. Isla de Tera  (o Isla de Santorini)

Es parte de Grecia y se encuentra al sur del Mar Egeo.Diversos investigadores –entre ellos, el ya citado Donnelly- consideraron que la ciudad de Poseidia podría encontrarse en los límites de este territorio.

Además, la geografía accidentada de esta isla -que parece haber sobrevivido a un cataclismo- y la presencia de ruinas sumergidas a su alrededor habilitan las suposiciones sobre la Atlántida.

Si estas presunciones siguen una buena pista, entonces la tierra de los atlantes no se encontraría en el Atlántico, como supuso el viejo Platón. Sin embargo, los científicos consideran que en ese caso, todo se trató de un malentendido cartográfico.

¿UNA ATLÁNTIDA ANDINA?

Ya en el siglo XXI, un geógrafo y cartógrafo inglés llamado James

Allen aseguró que Platón, al referirse a la Atlántida, la estaba situando en el altiplano boliviano. Para tales afirmaciones, se basó en:

● Los sistemas de medidas utilizados por el filósofo —que, para Allen, permiten relacionar la ubicación de esta isla con lo que actualmente es Bolivia;

● Las formaciones mineralógicas de las montañas andinas;

● El orichalcum, una aleación de oro y cobre, a la que Platón hace referencia, y que sólo se encuentra en los Andes.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *