Leyes básicas para conseguir dinero rápido

Fórmulas prácticas para convocar a la prosperidad.

Si usted está leyendo esta nota, es que se siente identificado con el deseo de obtener alguna ganancia más para su presupuesto mensual. ¿Nos equivocamos?

Pues bien, sería algo iluso proponer sólo recetas rituales para proveerse del dinero extra que necesita. Por eso, recurriremos a ayudas esotéricas que colaboren con un proyecto-psi central: el de reorientar su energía y sus planes cotidianos hacia la concreción de este objetivo económico. Para lograr esto, debe leer y recordar las 5 normas básicas para mejorar su panorama financiero, ideas y recomendaciones varias que le presentamos a continuación.

LAS 5 LEYES FUNDAMENTALES

1. Ponga manos a la obra ¡YA!

  • Abandone la silla de los lamentos en la que llora y refunfuña por su escasez económica. Hay algo que puede hacer y que no está haciendo por su situación financiera algún “saber hacer” que podría capitalizar como un trabajo extra.
  • ¿Se caracteriza por tejer muy bien? ¿Cocina unos postres exquisitos? ¿Arregla su ropa con maestría? ¿Dibuja bien y es especialista en preparar el cotillón de cumpleaños de sus hijos? En alguna parte de sus quehaceres cotidianos se oculta esa posibilidad de ganancias que no ha tenido en cuenta.
  • -¡Ah! No tarde mucho tiempo en cumplir con la regla N° 1. ¿Todavía está sentado en esa silla? Levántese en cuanto termine de leer esta nota y escriba en un papel todo lo que sabe hacer y podría generar ingresos.

2. Recurra a los nuevos medios tecnológicos para ofrecer sus productos.

  • Internet tiene muchas opciones gratuitas y sencillas para hacerse conocer y difundir su trabajo. Los mails, los blogs, los fotologs y las páginas web que permiten anunciarse de manera gratuita son excelentes canales de comunicación para su nueva forma de generar ingresos.
  • Si no sabe cómo utilizar estos recursos, seguro que los chicos de la familia podrán ayudarla y, si no tiene hijos/sobrinos/primos/nietos que puedan colaborar, vaya a un “cyber” que brinde cursos básicos de Internet. Allí podrá aprender lo que necesita.

3. Deshágase de todo lo que no usa

  • Ropa, adornos, muebles, juguetes y hasta envases antiguos de bebidas tienen su precio en las llamadas “ferias americanas” o “ventas de garage”, en las que la gente ofrece lo que ya no utiliza y le ocupa espacio en su casa.
  • Existen muchos negocios y mercados callejeros que compran esa mercadería usada y la revenden. Como muchas veces no ofrecen una paga demasiado elevada, tiene dos opciones: o pelea el precio o vende esas cosas usted mismo, en un día y en una hora específicas, en el jardín de su casa o en la habitación que da a la calle.

4. ¿Tiene una casa muy grande y le sobran habitaciones? Alquílelas.

  • Una forma sencilla de obtener ingresos sin demasiado esfuerzo es rentando las habitaciones que no utiliza a estudiantes, personas mayores que estén solas o turistas. Puede ofrecer un servicio complementario de desayuno o de cena con precios adicionales o incluidos en el hospedaje.
  • Es posible que deba invertir en construir uno o dos baños más para cubrir las necesidades derivadas de la mayor cantidad de habitantes de su casa.
  • Mucha gente que se sentía sola y no sabía cómo aumentar sus ingresos vio cómo cambiaba su vida en múltiples aspectos: ahora no sólo tenían trabajo, sino que se comunicaban con sus huéspedes y siempre contaban con alguien para charlar.
  • En todo caso, si se siente insegura para llevar a cabo este proyecto, puede pedir referencias de los que quieran hospedarse o solicitar a alguien de su confianza que la acompañe ante cualquier inconveniente.

5. Maximice el presupuesto hogareño

  • Una gran cantidad de personas cobran un salario bajo por sus tareas y, en consecuencia, pedirle que ajuste su presupuesto parece un chiste muy malo. Sin embargo, cuando usted tiene un proyecto en mente o siente que no llega a fin de mes, vale la pena volver a planificar sus gastos cotidianos y averiguar en qué cosas está gastando de más sin recibir una recompensa por su inversión.
  • Esta nueva planificación debería detectar los gastos superfluos y suspenderlos por un tiempo. Por supuesto que el placer vinculado con el gasto es, muchas veces, necesario y gratificante, pero piense que se encuentra en un momento peculiar: sus recortes económicos serán una herramienta para conseguir aquello que desea.
  • Haga una lista con todos sus gastos durante un mes —empiece mañana mismo, y anote todo lo que ha comprado, alquilado, consumido, etc.— y, cuando pasen las cuatro semanas, escoja las “inversiones” más superficiales y trate de reducirlas o, incluso, suprimirlas de su planificación mensual. En cuanto le sobre algo de dinero a fin de mes para comprar o ahorrar por su objetivo, se sentirá contento de haber mejorado su administración.

Ayudas esotéricas para facilitar la llegada de dinero

Ritual con arroz

  • El arroz es el elemento mágico que los chinos utilizan como símbolo de prosperidad y fertilidad. En los santuarios dedicados a Inari, el dios del arroz, los visitantes caminan por un pasillo lleno de ofrendas a la deidad, consistentes en arroz, sake y bienes materiales.
  • En su casa, recree este camino de Inari y, en los pasillos y recibidores, distribuya cucharadas de arroz en los zócalos. También puede colgar bolsitas de tela con este alimento en las puertas y en las ventanas.

Ritual con ananá, canela y menta

Ingredientes: una rodaja de ananá o de piña, una cucharadita de canela en polvo y otra de azúcar morena, siete hojas de menta, un plato blanco y dos velas: una verde y otra amarilla.

Preparación:

–         Coloque la rodaja de ananá en el plato y rodéela con un reguero de azúcar morena y de menta. Distribuya también las hojas de menta.

–         A la derecha del plato, ponga la vela verde y, a la izquierda, la amarilla. Enciéndalas y deje reposar la preparación hasta que las velas se consuman.

–         Luego, consuma la rodaja de ananá frotándola con suavidad sobre el azúcar, la menta y la canela.

El azúcar morena y la canela son alimentos de buena suerte y de felicidad, que rechazan las malas energías y favorecen la concreción de proyectos. En tanto, el ananá es una fruta de la buena fortuna y del éxito.

INGRESA A NUESTRA COMUNIDAD EN FACEBOOK

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *