I Ching del trabajo y el dinero

Los hexagramas de las decisiones materiales

El Oráculo del Libro de los Cambios cuenta con simbología que puede orientarnos para resolver temas laborales y financieros. De los 64 hexagramas, once de ellos conforman las opciones de esta consulta. Como es ampliamente conocido, los mensajes del I Ching son senderos de autoconocimiento y sincronización interna con el entorno del Universo. Así pues, cada signo se resignifica en cada nueva pregunta de acuerdo a las circunstancias del consultante para brindarle la orientación adecuada al momento.

Recorte 12 rectángulos de cartulina de igual tamaño, de 9 cm x 7 cm cada uno. Enumérelos del 2 al 12, dibuje del otro lado de cada cartulina el hexagrama correspondiente de acuerdo a esta lista, y escriba allí mismo la explicación del símbolo.

La tirada se realiza formulando la pregunta de manera clara y concisa, luego se arrojan dos dados sobre un símbolo yin-yang dibujado en cartulina de 30 cm x 30 cm. Sume la cifra obtenida. Existen 12 posibilidades distintas. Busque la carta con el número de la sumatoria y reflexione sobre su respuesta.

No es conveniente hacer más de tres preguntas por sesión de consulta, ni hacer sesiones todos los días. Debe dejar pasar una semana por lo menos para dar el tiempo a que las circunstancias evolucionen. Casos excepcionales, como el surgimiento inesperado de una entrevista laboral, pueden ameritar una consulta extra.

CARTA 2: Hexagrama 41. LA MERMA. El signo aconseja manejarse con moderación, no es momento para tomar grandes riesgos, sino más bien de reducirlos. No se trata de un mal augurio, sino de la acción más aconsejable para no perder dinero ni oportunidades importantes. Recuerde que menos de algo puede significar abundancia de otras cosas para un futuro próximo. La ansiedad por obtener ya lo que desea debe controlarse para poder decidir en un estado de mayor serenidad y objetividad. No se deje presionar ni intente apurar las decisiones de los otros. Cuando menos lo espere, su tema se resolverá favorablemente, mientras tanto, continúe trabajando a ritmo perseverante.

CARTA 3: Hexagrama 37. EL CLAN. El signo representa los lazos que mantienen unida a la familia o grupo. Cuando los temas de trabajo o dinero se mezclan con los afectivos, algunas situaciones pueden ser difíciles de manejar. Es importante que se dejen en claro de entrada las reglas de los pactos, las responsabilidades y derechos de cada parte. Trabajar o invertir en el clan puede ser muy ventajoso para todos sus integrantes siempre y cuando no quede ninguna suposición sin hablar. Solo una vez que todos adhieran a lo convenido, es viable seguir adelante. Aunque se tarde más en negociar o pactar, es indispensable la armonía previa para que evitar grandes problemas futuros.

CARTA 4: Hexagrama 10. LA PISADA. Este signo advierte que hay que tomar posición estratégica según la persona, la situación y lugar en que se esté. Cuando hay competidores notablemente superiores, es sabio no intentar desafiarlos, mantenernos en el lugar con la función que nos han dado. Si en cambio, estamos en situación de ventaja, también es sabio saber aprovecharla. Para poder discernir en qué lugar está usted, realice un balance de fortalezas y debilidades, defina sus objetivos a corto y largo plazo, y observe con atención el comportamiento del resto. Saque sus propias conclusiones y actúe convenientemente.

CARTA 5: Hexagrama. 50. EL CALDERO. El signo augura iniciación, la apertura de un camino de desarrollo personal. Es importante que esté receptivo y erradique de su mente cualquier pensamiento pesimista. Usted tiene muchos recursos al alcance de la mano para poner en funcionamiento el caldero de la prosperidad. Todo es una cuestión de actitud y disciplina. Están los ingredientes, ahora a cocinar. Trabajo, optimismo y perseverancia son la clave del éxito. Es su momento. El caldero invita a enriquecerse con experiencia, conocimientos y dinero.

CARTA 6: Hexagrama 43. EL DESBORDAMIENTO. El hexagrama habla de una irrupción de energía, esta explosión es un arma de doble filo. Ante la abundancia de propuestas, recursos u oportunidades, no hay que dejarse apabullar. El signo es un desafío a canalizar la energía, modular los impulsos y actuar con estrategia. Este momento de cambios, conmociones y propuestas es una oportunidad de aprendizaje. Quien desea ser rey del imperio debe saber decir no, debe saber decir sí, en el momento justo y con serenidad. No hay que dejarse llevar por las apariencias. Pasado un tiempo, todo se verá distinto.

CARTA 7: Hexagrama 6. EL PLEITO. El signo explica que cuando hay discrepancias de ideas u objetivos entre quienes deben asociarse, no hay que tomarse el pleito como experiencia negativa. No conviene enfrentarse ni ponerse inflexible. Siendo fiel a sus metas, acepte las diferencias con naturalidad, deje en claro su postura, aclare en qué aspectos puede ceder y en cuáles no. Siempre surgirán este tipo de desafíos, debe entrenarse en saber manejarlos sin que ello implique rupturas comerciales o peleas con colegas. No derroche energías, inviértalas en su proyecto y tome lo mejor que pueda de cada quien.

CARTA 8: Hexagrama 62. LA PREPONDERANCIA DE LO PEQUEÑO. El autocontrol, la moderación deben ser entrenados para no echar a perder los logros obtenidos y seguir avanzando con conquistas materiales y sociales. El hexagrama indica que se deben gobernar las propias fuerzas y éxitos. También explica que hay que valorar los pequeños logros, y no menospreciar los aportes de las personas de menor jerarquía. La mente abierta, la perseverancia y los avances progresivos conducen por la prosperidad duradera. No son tiempos propicios para grandes empresas sino para objetivos sencillos que pueda concretar en el corto plazo para ir acumulando buena fortuna.

CARTA 9: Hexagrama 27. LA NUTRICIÓN. Este signo destaca la importancia de alimentar las fortalezas y virtudes, de ver el lado positivo de los conflictos y aprender de los errores. Para nutrirse hay que tener actitud de aprendizaje. Ante situaciones laborales o financieras que se reiteran en su vida es fundamental realizar un autoanálisis. También el intercambio de ideas con otros puede abrirle un panorama más amplio, ayudarle a encontrar explicaciones y salidas alternativas al tema. Además, debe pensar que de sus decisiones también depende la nutrición de otras personas.

CARTA 10: Hexagrama 55. LA ABUNDANCIA. El signo augura una significativa mejora de la economía personal. Se debe estar preparado mentalmente para saber administrarla. Tanto en el plano financiero como en el emocional la abundancia implica sentirse pleno, con las necesidades satisfechas. La abundancia no es un golpe de suerte, es algo que se merece por el esfuerzo y por la actitud mental y espiritual ante la vida. Llego el tiempo de dejar las quejas y de actuar, también de disfrutar sin derroche de los frutos de su trabajo. Recuerde también que no puede haber prosperidad cuando sobreviven pensamientos mezquinos y temerosos.

CARTA 11: Hexagrama 3. LA DIFICULTAD INICIAL. Desconfíe de los comienzos perfectos, es preferible que los contratiempos se manifiesten de entrada a que luego exploten cuando ya son peores. No se asuste ante los obstáculos preliminares, lo que cuesta lo vale. Afronte el desafío de mantenerse en el barco hasta que pase la tormenta. Si usted abandona ahora su trabajo o emprendimiento otros tomarán su lugar y serán los que ganen los réditos pasado el temporal. En épocas difíciles no hay que hacer movimientos. Es momento de estudiar sus fortalezas y debilidades para idear estrategias. Percibir la complejidad de una situación debe motivarnos a buscar personas idóneas para abordar en equipo el proyecto.

CARTA 12: Hexagrama 46. LA SUBIDA. A pesar del cansancio y las ganas de retirarse, este es un momento para no bajar los brazos. La subida indica que todo lo que ahora se siembra con gran esfuerzo dará muy buenos frutos. Está avanzando hacia el éxito aunque no pueda darse cuenta. Lo importante es mantener la serenidad y no perder de vista el objetivo. Algunas personas poderosas ofrecerán ayuda pero la victoria, recuerde, siempre será mérito de su propio esfuerzo. Todo lo que se le ofrezca será bien merecido. Desoiga las críticas, siga con voluntad extrema su intuición.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *