Cómo leer el paso del tiempo en las manos: línea de la vida

Si bien no se puede detectar con exactitud, un análisis detallado de las líneas mostrará coincidencias sorprendentes. Las líneas de la mano no nos dicen cuánto viviremos, sino qué cualidades tenemos para construir el futuro que deseamos.

Línea de la vida. Es una de las líneas principales de la mano, junto con las de la Cabeza, del Corazón y del Destino. La línea puede ser corta o larga y esto no dice si viviremos pocos o muchos años, ¡no lo olvide! Una línea bien marcada, de buen color, sin interrupciones ni cortes es buena señal. En caso de que la línea tenga cortes o sea débil, el tener una línea paralela a su lado es positivo.

¿Qué nos dice la Línea de la Vida?

La Línea comienza en el interior de la mano, arriba de la unión del pulgar con la palma y se dirige hacia la muñeca. Una línea corta no es señal de que se vivirá poco. Hay muchos otros datos a tomar en cuenta: lo que miden la Línea del Corazón y de la Cabeza, el color de palmas, dedos y uñas, la fortaleza muscular de la mano. Indica tendencias sobre: vitalidad, capacidad de superar los contratiempos, energía, regeneración espiritual.

Respecto al tiempo, se la suele dividir en secciones de ciclos de 7 años, es aproximado y no es la única forma de hacerlo. También puede considerarse 1 mm por año, es decir que 1 cm sería el equivalente aproximado de 10 años. Repetimos: este dato no es exacto, depende de la mano de la persona. Si hay interrupciones, solapamientos, puntos u otras marcas en la línea, indican rupturas por sucesos internos o externos que afectan a la persona de modo importante.

¿Qué indican las señales?

Corte: Si es muy abrupto, puede indicar un accidente, posible enfermedad, operación quirúrgica.

Lo importante es ver si la línea se fortalece o se debilita luego de la interrupción. Si se fortalece, sabemos afrontar dificultades. Si es débil, debemos aprender a ser fuertes y, si lo necesitamos, a buscar ayuda para estar más sanos, decididos y enérgicos.

Solapamiento: Hay un corte, pero las líneas se superponen de forma paralela, como se ve en la imagen. Se trata de un cambio gradual de nuestra existencia al que terminamos por adaptamos. El solapamiento es menos rotundo que el corte. No debe confundirse con las líneas paralelas. Éstas son más largas y corren por mayor trecho a su lado.

Cuadrados: En términos generales, el cuadrado puede considerarse una buena señal, ya que es índice de que la persona cuenta con fortaleza y protección. Puede formarse solo, o bien, por la intersección de líneas. Un buen color de la mano y del Monte de Venus (rosado) refuerza la idea de protección y fortaleza. Es un apoyo.

Línea de la vida doble o paralela: Buena señal, la persona recibirá apoyo y protección. Si hay cortes, puntos, solapamientos, representa compañía positiva para nuestra Línea de la Vida. Una Línea de la Vida corta se ve beneficiada por esta ayuda extra para seguir adelante. La línea paralela suele ser más débil que primaria.

En sentido general, se traza una vertical desde la intersección del dedo índice con el medio hasta la Línea de la Vida. Ese punto marca, aproximadamente, no es exacto, unos 21 años. Luego, se considera más o menos, un milímetro por año. Es decir, 1 cm son 10 años. Lo ideal es ver marcas de acontecimientos y datar el tiempo a partir de ellos, no al revés.

Líneas secundarias: Son pequeñas líneas que salen de la Línea de la Vida como si fueran ramas. Pueden ir hacia arriba, en cuyo caso señalan esfuerzos por conseguir logros, el ímpetu constante que persevera por obtener logros a pesar de las dificultades que haya. Si van hacia abajo, indican lo contrario: mundazas, inquietud y obstáculos.

Islas: Es como un lazo cerrado en medio de la línea, como un óvalo, en el medio de un sendero único. Las islas marcan períodos difíciles para la persona, momentos de restricción y debilidad. Si la isla está al comienzo de la Línea de la Vida, se refieren a la infancia; si está entre el índice y el medio, a la juventud y si se halla más abajo, a la etapa de madurez.

Líneas que cruzan la de la Vida: Pueden ser más cortas o más largas, o bien, es común que aparezcan como un sinnúmero de líneas muy finas, una al lado de otra que la cruzan. En general indican obstáculos diversos que la persona debe enfrentar. Si se dirigen al dedo de Venus, relación importante; hacia el dedo medio, problemas o accidentes. Estar prevenido.

Puntos: Otra de las señales más comunes es la aparición de puntos. Recuerde que la lectura de manos se realiza con una lupa potente y buena luz. Necesitará una para observarlos bien. Los puntos indican debilidad, falta de energía, desánimo, trabas pasajeras, problemas físicos, dificultades.

Las manos no dicen cuánto vivirá una persona. Sí constituyen un índice claro de cómo es su carácter y cuánta fuerza tiene para enfrentar adversidades. Para decir que algo sucederá, hemos de encontrar el mismo hecho repetido en otras líneas por lo menos tres veces.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *