Práctica con los 4 elementos

Para complementar esta nota, lea “Conviértase en su propio brujo sanador“

Los cuatro elementos que componen la Tierra son el Aire, el Agua, el Fuego y la Tierra. Los brujos y chamanes saben que es fundamental estar en sintonía con los elementos para poder influir sobre la materia y desarrollar el arte de la magia. Por eso, el primer paso será vencer sus propios temores internos. Para hacerlo, tenga en cuenta lo siguiente:

● Agua: Deberá animarse a nadar en el agua como un pez.

● Fuego: Para dominarlo, encienda cada tanto fogatas. Los chamanes avanzados caminan sobre brasas ardientes.

● Aire: Aprenda a escalar alturas.

● Tierra: Contáctese con las plantas. Hunda sus manos en la tierra para captar sus vibraciones.

Si se siente “uno con cada uno de estos elementos”, sus espíritus, los elementales del Aire, Agua, Fuego y Tierra serán sus aliados incondicionales.

Comunicarse con animales

Si tiene una mascota o puede ir a un lugar adonde haya animales, intente contactarse con ellos mentalmente. Busque que su pensamiento sea escuchado por ellos. Demuéstreles su afecto. Compenétrese de su esencia. Quizá, le lleve tiempo; pero pronto encontrará ese resorte mágico que le permitirá recibir señales de los animales para advertir peligros.

Ejercicio con plantas

Recuerde que las plantas también tienen “alma” para los chamanes. Hable con sus plantas, pídales permiso cuando corte un fruto, riéguelas con amor. Sentirá con el tiempo que ellas, no sólo están vivas; sino conscientes de su presencia y lo protegerán con su aura pura y sanadora.

No es lo mismo comprarlas que cultivarlas, ya que las plantas propias captarán su energía y la transformarán, por lo que el efecto sanador se potenciará.

Cómo usar las gemas

Los chamanes consideran que todo está vivo, incluso, las piedras. Elija aquellas que, por alguna razón, lo atraen. Guárdelas en su hogar. Lávelas cada tanto con agua pura y póngalas a secar al sol. La energía acumulada en siglos que guardan las piedras y, sobre todo, las gemas ayudará a que su casa sea un centro de poder positivo.

Practique constantemente con los elementos de la naturaleza Si logra dominar las energías de la Tierra, podrá cambiar, moldear o alterar la realidad empleando esas fuerzas. Para el iniciado, no es conveniente, en cambio, contactarse con otros mundos más densos como el de los espíritus ancestrales, pues para ello se requiere mucha preparación y un guía.

RITUAL PARA ALEJAR ENFERMEDADES

Uno de los procedimientos habituales de los brujos tribales es el empleo del sonido a través de la música y la danza. El sonido le permite al chamán alinearse con las fuerzas cósmicas, entrar en trance, absorber las energías curativas del universo y desarrollar una visión interior.

Si desea proteger a una persona, animal o planta y alejar de él toda clase de enfermedades, puede recurrir al sonido y el ritmo. Elija entre las herramientas del recuadro la que sea más afín a usted. Una vez confeccionada con sus propias manos, dibuje en un papel a la persona, animal o planta que desea proteger. Si es humano, añada su nombre.

Luego, haga sonar el instrumento sobre la figura, de modo que vibre rítmicamente. Concéntrese en el efecto protector de ese mensaje cósmico que usted está enviando a través de su música particular. Es un momento mágico y hay que tratar de percibir todo aquello que llegue a nuestra mente, sin intentar razonarlo, pues lo bloquearíamos. Repita el sonido tanto como le parezca necesario. Una vez terminado el ritual, anote todo lo que le vino a la mente en ese momento.

PASES DE MANOS

Los chamanes afirman que todo vibra en la naturaleza y que todo se halla unido por hilos invisibles y sabios. Vibrar al unísono por medio de movimientos es una forma de conectarse con el poder.

Los movimientos deben ser suaves, como en el Tai chi. Existen muchas formas de conectarse a través de estos pases. Este ejercicio lo ayudará a quitarse el estrés, la depresión, el abatimiento y, en general, a reponer energías perdidas.

La ceremonia:

Elija un árbol sano y añoso, para que le pase su energía al centro emocional. Luego, descálcese frente al árbol. Estire los brazos lentamente hacia la copa, con los dedos abiertos y las palmas hacia arriba.

A continuación, gire suavemente las manos como si estuviese acariciando la copa del árbol. Pídale permiso y, lentamente, acérquese y adhiera su cuerpo al tronco, mientras lo rodea suavemente con los brazos y las manos abiertas. Finalmente, permanezca así durante por lo menos 10 minutos, mientras el árbol le entrega su energía vital.

RITUAL DE LIBERACIÓN CON FUEGO

Uno de los elementos fundamentales que emplea el chamán es el fuego. Las propiedades fundamentales por las que aprecia a ese elemento es que quema todas las situaciones nefastas, al tiempo que purifica y libera de influjos maléficos.

Un hechizo con fuego puede liberar a alguien de la mala suerte.

Instrucciones:

Encienda una hoguera al aire libre. Eche sobre las llamas puñados de hojas de laurel y deje que el humo ascienda. Concéntrese y pida mentalmente que su animal de poder se haga presente.

Utilice, si le es posible, un objeto similar a un tambor, e intente dar golpes rítmicos y danzar alrededor de la hoguera.

Tome el nombre o la foto de la persona afectada y hágale una cruz con saliva. Pase por el humo la foto o papel, mientras dice:

“Que… [nombrar a la persona] sea librado de todo mal por el poder de las salamandras del fuego que a mí obedecen”.

Eche el papel al fuego. Una vez apagada la hoguera, esparza sus cenizas hacia los cuatro puntos cardinales.

RESCATADORES DE ALMAS

Los chamanes hacen viajes espirituales a otras dimensiones espirituales. En algunos casos, van en busca de retazos de alma que han quedado adheridos al pasado, debido a situaciones traumáticas.

Muchas veces, realizan estos trabajos durante el sueño, manteniendo un estado de conciencia especial. Sucede así que, durante el sueño profundo, el chamán viaja, dirigiendo ese viaje con conciencia plena para lograr así modificar la realidad de la persona afectada.

Aunque es una práctica muy avanzada, usted puede intentar realizarla a pequeña escala para solucionar sus conflictos.

Para ello:

1. Tenga un papel y lápiz siempre al lado de su cama, sobre su mesita de luz.

2. Antes de irse a dormir, pida que sus aliados lo ayuden a desentrañar, por ejemplo, por qué está deprimido.

3. A cualquier hora que despierte, si recuerda algo, anótelo y medite sobre ello. Puede que su sueño dirigido hacia ese problema concreto le permita comprender el porqué del conflicto.

HERRAMIENTAS Y OBJETOS MÁGICOS

Para fabricar las siguientes herramientas de poder es necesario emplear productos naturales, y descartar el plástico y todo material sintético.

● Penacho: es un palo con un penacho de plumas de aves. Para que suene, se le cuelgan cuentas o semillas. Se emplea en defumaciones para atraer el humo hacia el enfermo.

● Vara de poder: es una rama que posee un nudo o protuberancia en un extremo. Se le cuelgan cascabeles, cuentas de vidrio y otros elementos sonoros. Una de sus utilidades es alejar enfermedades mentales.

● Tambor: los tambores sirven en magia aborigen para ahuyentar espíritus malignos. Su sonido aleja enfermedades de todo tipo y maleficios.

● Sonaja: se hace con un recipiente hueco (calabaza, coco o similar), el cual se rellena con semillas y piedras. Se emplea para curar y para detectar dónde se encuentra la enfermedad.

● Palo de agua: es un tronco ahuecado, relleno con semillas y piedras. Su sonido tiene un alto poder curativo en casos de depresión, angustia o miedos.

● Atrapa-sueños: Es un aro que tiene entretejidos hilos y cuentas. Se coloca en la cabecera de la cama para alejar malos espíritus que atraen pesadillas por a noche.

● Dientes de animales: poseen gran poder protector.

● Plumas: representan a las aves y, en especial, al águila o Gran Espíritu.

Seguir leyendo: “Animales de poder y hierbas sanadoras“

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *