Talismanes contra adicciones

Estos amuletos poderosos lo ayudarán a recuperar fuerzas y a incrementar su voluntad cuando la crea perdida. Para que, en la lucha contra un mal hábito, nunca ceda y se cargue de energía a fin de enfrentar momentos límites.

La adicción es un estado de dependencia que una persona manifiesta respecto de una sustancia, conducta o situación.

De este modo, aunque, generalmente, hablemos del alcohol, las drogas y el juego como objetos adictivos, lo que en realidad constituye esta enfermedad es la adicción en sí misma. Así, puede haber muchas otras conductas adictivas relacionadas, por ejemplo, con: el sexo, las relaciones amorosas enfermizas, Internet, la comida, etcétera. La adicción es una enfermedad frecuentemente progresiva y crónica y, en muchos casos, fatal; ya que la persona pierde el control y, a pesar de las consecuencias adversas (sociales, mentales, físicas, afectivas, espirituales) que esta conducta le genera, distorsiona su pensamiento y niega el problema.

En estos casos, la recuperación solamente es posible si se recibe el tratamiento médico adecuado y se previenen las posibles recaídas. Los aportes energéticos que en esta nota describimos son talismanes que ayudarán al adicto a fortalecer su voluntad durante el tratamiento, pero bajo ningún punto de vista podrán reemplazar la asistencia médica profesional. Ya que las adicciones tienen muchas causas (genéticas, sociales, psicológicas y espirituales), los talismanes actuarán en el plano anímico-espiritual de quien deposite en ellos su confianza auténtica.

En aquellos momentos de soledad, en los que parece que no se podrá vencer la tentación o atravesar la tormenta, ellos estarán para recordarle al enfermo que tiene el poder de controlar su vida y de liberarse de su adicción.

ÁGUILA AZTECA: SABIA ENERGÍA

Este animal es símbolo de grandeza y libertad. La capacidad de su vuelo, que la acerca físicamente más que ningún otro ser viviente al Sol, así como la majestuosidad de su porte, junto con la amplitud de su visión, hacen de ella un animal extraordinario. En la mitología azteca, el águila lleva una serpiente en su pico, sentada en un cactus que crece en una roca.

Como talismán personal, el águila sirve para atraer la energía vital, y promueve cambios en el momento más oportuno para ellos, aportando sabiduría para actuar y encauzar la vida.

La imagen del águila hará florecer lo mejor de usted mismo, al recordar que podemos explotar nuestros recursos y capacidades para salir airosos de las más severas dificultades. Al ponerse el talismán, diga esta oración:

“Águila de los cielos, ave del Dios eterno, tenga yo tu sabia visión, con coraje y valor, elija siempre seguir por el camino del sol”.

SÍMBOLO REIKI CHO KU RE: ARMONIZADOR ENERGÉTICO

De origen hindú y persa, a este símbolo se lo conoce en Reiki como “El Conector”, pues dirige las energías curativas del universo hacia el cuerpo físico. Tanto su forma como su nombre emiten vibraciones sanadoras, debido a que se trata de un armonizador de energía, ya sea que se use para excesos, carencias o bloqueos de energía.

En el caso de las personas con adicciones, ayudará a recuperar y a mantener en equilibrio las vibraciones ambientales y personales, algo necesario a  la hora de llevar una vida de verdad saludable.Observe su dije o sello Cho ku Re y trace el signo en el aire o sobre un papel. Luego, observándolo atentamente, diga:

“Todo cambia, todo se equilibra, la vida brilla sólo en armonía”

y, luego, invoque repetidamente el nombre del signo durante cinco minutos, con ritmo y en voz alta: “Cho – Ku – Re – Cho – Ku – Re – Cho – Ku – Re – Cho – Ku – Re” y cierre repitiendo la frase de apertura:

“Todo cambia, todo se equilibra, la vida brilla sólo en armonía”.

Si desea utilizarlo de forma preventiva, invoque cinco minutos por la mañana y cinco por la noche. En caso de urgencia, realice la misma operación en cualquier momento del día durante quince minutos.

TALISMÁN DE LA ALEGRÍA: CONTRA ATAQUES MENTALES

Este signo es uno de los símbolos mágicos de Salomón, al que se le atribuye un gran poder protector contra daños mentales. Afirman que la meditación delante de este símbolo de trazos sobrios y definidos ayuda a prevenir depresiones, ataques nerviosos y estrés, dado que señala a la persona el sentido de la vida, lo que otorga sensación de paz y alegría.

Además, aporta poder y seguridad para actuar, virtudes que hacen de él un excelente talismán para quien esté esforzándose por dejar vicios y adicciones. Active su poder invocando así:

“El universo es justo y sus funciones me protegen, si firme me sostengo con fe y voluntad, los obstáculos sin falta se vencerán”.

EL ÁRBOL DE LA VIDA: CRECIMIENTO Y AUTOSUPERACIÓN

El culto al árbol era popular en el pensamiento celta y simbolizaba la conexión con la Madre Tierra a través de sus raíces, a la vez que la unión del árbol con el cielo y el Espíritu Universal. Es por eso que el árbol aporta sabiduría y conocimiento.

Es recomendable tener en la habitación una lámina o pintura de este símbolo que irradia una energía sutil permanente. Lo ayudará a recordar siempre el valor de estar vivos y de crecer día a día, avanzando, tanto a nivel personal como social. La persona puede sentarse delante de la imagen, en silencio y relajada, mientras lee la siguiente frase:

“Árbol de la Vida, guía de crecimiento, enséñame tu sabiduría, fortaléceme como tus raíces, que me arraigue en la salud, eleve mi espíritu como tus prósperas ramas hacia un cielo libre de ataduras”.

EL LABERINTO: AFRONTAR DIFICULTADES

La figura del laberinto, ya sea cuadrado, circular, en espiral o con otras formas, está presente en distintas culturas como símbolo del proceso de la vida y de sus dificultades naturales. Este signo es usado como talismán que representa las múltiples direcciones a seguir del yo interior para conseguir un objetivo. A su vez, el laberinto es un recorrido dificultoso, que plantea, a cada momento, tomar decisiones; es por eso que se lo usa como una metáfora de la vida.

Dado que las personas adictas suelen evadirse de las dificultades y atemorizarse cuando hay que decidir, el laberinto las ayudará a integrar el desafío como algo natural, que puede afrontarse sin recurrir a sustancias ni a conductas nocivas. Un talismán muy famoso es el laberinto de Argelia, un cuadrado mágico cubierto de letras en el que a partir de la “S” central puede leerse en todas direcciones “Sancta Ecclesia”. Este cuadrado se haya inserto en el centro de cuatro laberintos de trazado idéntico, a excepción del situado en la base derecha, por lo que se piensa que debe empezarse el recorrido por él.

Una forma de trabajar ritualmente con el laberinto es observarlo durante varios minutos para, luego, dibujarlo sobre una superficie arenosa. Esto tomará algo de tiempo y bastante práctica; pero, tenga paciencia, porque esta clase de meditación activa posee un gran poder terapéutico. Mientras lo traza, invoque de esta forma, diciendo en voz alta o para sí:

“La dificultad es el camino; el obstáculo, todo un desafío; la victoria es afrontar; la salida siempre está cerca mío”.

CRUZ EGIPCIA O ANKH: LONGEVIDAD Y SALUD

Esta cruz se encuentra en todos los monumentos y representaciones de la diosa Sekhet y se la considera la “clave de la vida”. Era llamada también por los egipcios “la llave del Nilo”, porque este pueblo creía que era un símbolo capaz de abrir las fronteras de la inmortalidad.

El círculo superior de la cruz representa a la mujer y la línea recta, al hombre. También sugiere a la divinidad, la fuente de energía Universal que, con su aliento, dota de vida y movimiento lo terrenal, simbolizado por la línea horizontal.

Esta cruz es adecuada para proteger a cualquier persona de las enfermedades. Para ello, apóyela sobre la cabeza del enfermo o de quien desea proteger y diga:

“Sekhet te dé vida larga y sana, manteniendo lejos los demonios del sufrimiento. Así es, en el cielo y en la tierra”.

INGRESA A NUESTRA COMUNIDAD EN FACEBOOK

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *