Yapa Mala: qué son y cómo meditar con ellos

Similares a los rosarios, los Yapa Mala son colgantes que contienen 108 pelotitas, generalmente de madera. Muy utilizados en el hinduismo y en el budismo, se utilizan principalmente para meditar y recitar mantras.

Estos “collares de repetición” cada días se vuelven más populares, sobre todo porque facilitan la meditación al tenerlos entre las manos e ir recitando mantras o frases.

¿Cómo meditar con un Yapa Mala?

Busca un lugar tranquilo, donde puedas mantener la mente en calma. Toma tu Yapa Mala con la mano derecha, con los dedos medio y pulgar. En cada esfera puedes recitar el mantra “Hare Krsna, Hare Krsna, Krsna Krsna, Hare Hare, Hare Rama, Hare Rama, Rama Rama, Hare Hare” o el que sea de tu agrado. Cada esfera se mueve con estos dos dedos mientras se canta, como si se frotara.
Se recomienda cantar los mantras del Yapa Mala temprano en la mañana, con completa concentración, de preferencia durante las horas de Brahma-muhurta, esto es hora y media antes del amanecer.

¿Por qué recitar mantras?

Pues porque son palabras y sonidos dotados de poder que los budistas y los hindúes utilizan para la sanación y el desarrollo espiritual. Son términos o expresiones que actúan sobre la mente.

Antique Buddha Statue

El número sagrado de la meditación
Un Yapa Mala contiene 108 pelotitas, no siendo casual este número. Se dice que el 108 es un número sagrado por las siguientes razones:
• Existen 108 deidades hindúes.
• Hay 108 templos sagrados dedicados a Vishnú
• En el budismo se consideran 108 los arhats o santos realizados.
• En el chakra del corazón convergen 108 canales de energía.
• El sagrado río Ganges se extiende por una longitud de 12 grados (79 a 91) y una latitud de 9 grados (22 a 31). Doce veces nueve es 108.

En el Hinduismo, cuando se analiza el concepto de tiempo, se cree que existen 108 sensaciones asociadas a éste: 36 asociadas al pasado, 36 al presente, y 36 al futuro. De hecho, se cree que si una persona en meditación continua, logra estar tan calmada que respira sólo 108 veces por día, obtiene la iluminación.

Para la Numerología Occidental, el análisis de este número es muy interesante. Si tomamos 108 (1-0-8): El 1 representa la divinidad, la verdad más alta; el 0 representa el vacío o el absoluto en la práctica espiritual, y el 8 simboliza el infinito.

En el Budismo el número 108 también tiene varias representaciones. Se dice que existen 108 tipos de oscurecimientos mentales que impiden ver claramente o con la vista de un Buda, despierto o iluminado. Estas 108 kleshas – oscurecimientos o venenos – provienen a partir de la siguiente formula: Las tres formas de experiencia (positiva, negativa o neutra) multiplicada por los 6 sentidos (vista, oído, tacto, gusto, olfato y conciencia o mente) nos da un total de 18. Luego estos 18, por las dos formas de experimentar toda experiencia ya sea como apego o aversión, nos da 36. Y estas multiplicadas por las tres formas de tiempo, que son presente, pasado y futuro, termina por darnos el número de 108. Cuando el ser es capaz de superar estas 108 kleshas entonces alcanzará el nirvana o la iluminación.

Y tú ¿usas un Yapa Mala para meditar? Cuéntanos tu experiencia 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *