Elixires de fertilidad

Si su aripiprazole trichotillomania deseo y el de su pareja es tener hijos, realicen estos preparados    antiguos para llamar a la fertilidad. Los materiales que necesitará son muy fáciles de conseguir y los rituales, simples de buy cheap generic quetiapine realizar. ¡Adelante!

En esta nota le mostraremos varias recetas mágicas buy finasteride 1 mg y ceremonias que ayudarán a las parejas o matrimonios a mejorar sus posibilidades de ver cumplido el mayor de sus deseos: tener hijos. Los preparados para la fertilidad eran utilizados por diferentes tribus en la Antigüedad. Habitualmente, el secreto de las fórmulas era guardado por un chamán o una mujer bruja, quienes se especializaban en procedimientos mágicos con recetas, finasteride from canada oraciones y rituales, que habían sido pasados de forma oral, de una generación a otra.

También los gitanos solían utilizar este tipo what is finasteride 1mg de magia para aumentar la fertilidad de su raza. Consistían en mezclas secretas de componentes que se daban a las parejas para mejorar la http://www.revistapredicciones.cl/cheap-augmentin/ capacidad reproductiva y ser más fértiles. Aquí, hemos tomado algunas de esas antiguas pociones y mezclas mágicas para ofrecerle prácticas eficaces que usted puede ejecutar de forma sencilla y rápida.

PREPARADOS CON HUEVOS

Realice estos dos hechizos de fertilidad con huevos que la ayudarán a mejorar sus posibilidades de procrear.

Ritual de la luna nueva

  • Este hechizo de fertilidad debe ser realizado durante la fase de luna nueva.
  • Para ello, tomar una tela (puede ser un repasador para la cocina) y colocarla sobre una mesa. Por otro lado, elegir tres huevos que sean frescos y de los mejores, y preparar un harina, leche y miel.
  • A continuación, cascar los tres huevos en un recipiente, incorporar tres cucharadas de miel,  tres de leche y tres de harina, unir todo -como si fuese un ungüento- y volcar en la tela.  Luego, cerrar con un nudo en cada extremo.
  • Acto seguido, los dos miembros de la pareja se ubicarán en el dormitorio, al costado de la cama matrimonial.
  • Entonces, cada uno deberá tomar de un extremo la bolsita armada con la mezcla y recorrer el contorno de la  cama tres veces seguidas, ida y vuelta, diciendo esta oración que invoque la ayuda de San Ramón Nonato, patrono de las embarazadas (o a su santo predilecto):

“A ti acudimos, glorioso San Ramón, para implorar, por tu mediación, la gracia de una gestación feliz. Te pedimos que colmes nuestros deseos, y nos premies cumpliendo nuestras esperanzas de una hermosa descendencia. Por Jesucristo, Nuestro Señor, te lo pedimos, San Ramón. Amén”.

  • Luego, el marido colocará este ungüento en el vientre de la mujer con suaves masajes circulares en sentido de las agujas del reloj.
  • Realizar este procedimiento durante los días que dure la luna nueva, y repetir en la próxima luna nueva.

Ritual medieval

Este hechizo es muy antiguo. Se practicaba de la siguiente forma: Ambos miembros de la pareja elegían un huevo la noche de luna nueva. Al dar la medianoche, perforaban el huevo en ambos extremos con un alfiler. El marido acostumbraba a soplar por un extremo hasta que la clara del huevo fuera totalmente absorbida e ingerida por la esposa. Luego, la cáscara se dejaba expuesta a la luz lunar durante siete noches.

PÓCIMA CON PÉTALOS DE ROSA

Ingredientes:

  • Pétalos de rosas.
  • Hojas de menta,    tilo, albahaca, algunas hebras de té negro y agua.

Procedimiento:

Lavar las hojas de las hierbas y los pétalos, y secarlos al sol.

Luego, colocar en una taza: algunas hebras de té negro, pétalos de rosa, tres hojas de menta, una hoja de albahaca, dos de tilo y luego, tirar encima del preparado agua a punto de ebullición. Una vez que hierva, tapar, dejar reposar unos minutos y colar la mezcla.

Ambos integrantes de la pareja, deberán beber esta pócima día por medio, después de la cena y durante un mes; luego, descansarán otro y volverán a comenzar. Al momento de beber la taza, tendrán que tomarla con su mano derecha y decir:

“En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Que los Ángeles de Dios que custodian el espíritu del hombre traigan un niño a este hogar para    felicidad de todos. Así sea.”

Esta oración puede utilizarla también con  los preparados de huevos u otros.

BREBAJE CON CÍTRICOS

Para hacer esta bebida, deberá cortar en cuatro partes un limón, una naranja y un pomelo. Luego, colocarlos en un litro de agua y llevar a hervor. Dejar las frutas macerar en el agua durante una hora, mientras se enfría, colar y guardar en la heladera. Ambos integrantes de la pareja deberán beber dos cucharadas de esta mezcla por día, durante siete días seguidos.

RITUAL A LA LUZ DE LA LUNA LLENA

La luna llena tiene el poder de favorecer la fertilidad. Este hechizo viene pasándose de boca en boca desde hace mucho tiempo. Hay que tener en cuenta que sólo puede ser realizado por la mujer deseosa de concebir, no por terceros.

Si éste es su caso, espere a que entre bien la noche y salga al aire libre durante la luna llena.

Observe cuidadosamente el satélite, recorra su contorno, perciba cada sombra de su interior y dibuje con sus ojos lo que usted quiere ver: un bebé en gestación en el interior de esa luna. Alce sus brazos, y con ellos extendidos, haga el gesto de atraer a ese bebé imaginario hacia sí misma. Cierre los ojos y sienta como su panza se convierte en una vasija llena de vida, acariciándola. A continuación, beba un preparado especial a base de té, hecho por usted misma.

Finalmente, agradezca la ayuda de la luna y asegúrese de tener relaciones sexuales a partir de esa noche y de forma frecuente durante todos los días que dure esa fase lunar. Recuerde que la luna llena incentiva la pasión.

ORACIÓN A SAN RAMÓN NONATO

Para que recen todas las mujeres embarazadas que desean tener la protección de  su bebé durante los nueve meses:

“Oh, San Ramón Nonato prodigioso. A Vos vengo movida de la grande benignidad con que tratáis a vuestros devotos. Aceptad, Santo mío, estas oraciones que de muy buena gana te ofrezco, en memoria de tus oraciones tan meritorias, que alcanzaron de Dios el que os haya constituido especial patrón de las embarazadas. Aquí está, Santo mío, una de ellas que se pone humilde debajo de vuestra protección y amparo, suplicándoos que así como se conservó siempre invicta vuestra paciencia en todos aquellos ocho meses en que fuiste tan singularmente martirizado con el candado y otras penas que pasasteis dentro de la tenebrosa mazmorra y en el mes noveno salisteis libre de todas aquellas prisiones, así Santo y abogado mío, os pido humildemente me alcancéis de mi Dios y Señor el que la criatura que está encerrada en mis entrañas se conserve en vida y salud por espacio de los ocho meses, en el noveno salga libre a la luz de este mundo, haciendo Vos, Santo mío, que así como el día que salió vuestra alma de vuestro cuerpo fue un día Domingo, que es día de gozo y regocijo, así el día de mi parto sea de todo contento y gozo, con todas aquellas circunstancias que vos sabéis que más convienen a mayor gloria de Dios y vuestra y salvación de mi alma y la de mi hijo. Amén”.

INGRESA A NUESTRA COMUNIDAD EN FACEBOOK

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *