Ungüentos caseros para afecciones en la piel

Recetas naturales para aliviar dolencias y cargarse de energías

Los frutos de la Naturaleza tienen beneficios integrales para la salud: no sólo alivian malestares o síntomas puntuales, sino que brindan sus propiedades nutritivas y energizantes para sentirse bien y con ánimo a pesar de las contrariedades. Por eso, conocer las formas prácticas de mejorar dolencias con productos naturales, es una excelente manera de armarse un botiquín natural y aprovechar sus ventajas.

Las prácticas medicinales realizadas con vegetales y frutos de la Naturaleza constituyó la primera medida que el ser humano tomó para sentirse mejor y llegar a un bienestar psicofísico. Además, esos elementos cuidadosamente seleccionados también traían cualidades energizantes y armonizadoras que beneficiaban al espíritu y contrarrestaban las malas influencias del exterior. Por eso, en medio de tanta parafernalia y apuro, darse un respiro para conectarse con estas posibilidades terapéuticas, a través de recetas sencillas para hacer en el hogar, puede ser una excelente invitación al bienestar.

Nutrición de la piel: el primer paso

La mejor forma de prevenir afecciones o de mejorar los síntomas, cuando ya han aparecido, es nutrir la piel con ciertas preparaciones naturales que le aportan los elementos que más necesita. Cualquier receta para un problema puntual tendría que acompañarse por una rutina nutritiva, para que la piel esté en mejores condiciones.

Las mascarillas para el cutis deben aplicarse con una brocha o con un algodón, hasta que el rostro quede bien cubierto, pero sin pasar por la zona de los ojos. Dejar que actúen durante 15 minutos, y luego retirarlas con agua tibia. La frecuencia ideal: una vez por semana.

Cutis con impurezas

Receta: cremas depurativas

Opciones:

  1. Mezcle 1/4 taza de agua y 1/4 taza de leche. Aplique con movimientos circulares y luego enjuague con agua tibia.
  2. También en partes iguales, mezcle leche y azúcar y aplique sobre el rostro para que los gránulos de azúcar vayan “barriendo” las células muertas de la piel.
  3. Mezcle una cucharada de leche en polvo, o 3 de leche común, con ½ cucharada de miel y una clara de huevo. Revuelva hasta que los ingredientes se integren bien y, luego, aplíquela sobre el cutis. Deje actuar 15 minutos y enjuague con agua tibia.

Estos pasos pueden hacerse por separado o en forma de rutina de 3 pasos.

Cutis seco

Receta: preparados hidratantes

Opciones:

  1. Mezcle 1 cucharada de espuma de la cerveza con otra de aceite de germen de trigo. Aplique y deje actuar 15 minutos. Retire con agua tibia y aplique de nuevo el aceite antes de ir a dormir, para que ejerza su efecto durante toda la noche.
  2. Bata un huevo, una cucharada de miel y otra de agua de rosas. Esparza por el rostro y deje actuar. Enjuague con agua tibia y aplique aceite de almendras.
  3. Embeba algodón en aceite de oliva tibio y ubíquelos en su rostro. Tápese la cara con una toalla no muy caliente y quédese unos minutos así para que el calor dilate los poros y permita hidratar la piel con el aceite.

Cutis graso

Receta: ungüentos astringentes

Opciones:

  1. Mezcle avena instantánea o harina de avena con un chorrito de leche, hasta que se forme una pasta. Aplíquela sobre el rostro y deje actuar. Enjuague primero con agua tibia y, luego, con agua fría.
  2. Forme una pasta con levadura de cerveza y agua en cantidad suficiente. Aplique sobre el cutis y deje actuar. Enjuague con agua tibia y luego con agua fría.
  3. Bata una yema de huevo, una pizca de bicarbonato y 2 cucharadas de jugo de limón. Cuando los ingredientes se integren, aplicarlos sobre la piel y dejarlos actuar. Retire con agua tibia y enjuague con agua fría.

Preparados naturales para problemas puntuales

Celulitis

Ingredientes:

– 4 cucharadas de aceite de almendras dulces

– 2 gotas de aceite esencial de romero

– 2 gotas de aceite esencial de hinojo

– 2 gotas de aceite esencial de enebro

Verter todos los ingredientes en un recipiente con cierre hermético; agitar para que se mezclen bien y aplicarlos sobre la zona afectada.

Flaccidez

Ingredientes:

– 1 trozo de raíz de jengibre, picada, de 10 cm. aproximadamente

– 2 cucharadas de arcilla verde o de caolín

– 8 frutillas grandes

Triture los ingredientes en una licuadora o procesadora, hasta que queden bien integrados. Si queda muy líquida, agregue un poco más de arcilla. Aplique sobre la piel y deje que se seque; luego, retire con agua tibia.

Manos resecas

Ingredientes:

–         2 cucharadas de aceite de oliva

–         2 gotas de aceite esencial de naranja

–         1 gota de aceite esencial de incienso

Vierta todo en una botella con cierre hermético y agite bien para que se mezclen. Por la noche, frote sus manos con esta preparación y póngase guantes cosméticos, de ésos que permite que los principios activos de un ungüento hagan efecto durante varias horas.

Pies “agrietados”

Ingredientes:

– 2 cucharadas de manteca de cacao

– 2 cucharaditas de tintura de caléndula

– 1 cucharadita de flores de manzanilla

Caliente la manteca de cacao a fuego lento, agregue la tintura y mezcle bien. Luego añada las flores y revuelva. Cuando esté tibia y bien integrada, está lista para usar. Con esta preparación, masajee sus pies y deje secar. Enjuague con agua tibia.

Labios irritados

Ingredientes:

2 cucharaditas de cera de abejas

4 cucharaditas de manteca de cacao

Derrita todo en un recipiente, a fuego lento, y luego vierta en un pote  para que se enfríe. Cuando se solidifique, la puede utilizar como bálsamo labial.

Ritual de belleza integral

La magia también puede ayudar a su bienestar y a su autoestima: muchas recetas rituales tienen como fin sentirse mejor consigo mismo e intensificar la energía positiva que nos beneficia e irradia fuerzas constructivas en todo lo que hacemos. Éste es un ritual básico para sentirse bien:

Elementos necesarios: una vela naranja, un recipiente de aluminio, almendras y nueces, una rama de ruda y otra de olivo.

Elaboración: en la medianoche de los jueves, encender la vela y poner, delante de ésta, el recipiente lleno de las almendras y las nueces. Delante de dicho cuenco, poner la ruda y el olivo. Cerrar los ojos, respirar hondo y concentrarse en lo que se desea embellecer o mejorar. Dejar que la vela se consuma y repetir este ritual todas las semanas.

Técnicas anti-fobia

Le ofrecemos varios métodos que pueden ayudarlo a enfrentar sus temores.

El miedo que ciertos objetos y situaciones nos provocan es un problema muy común. Ya se trate del pánico a los espacios cerrados o abiertos, o del temor a ciertos animales o insectos, o a situaciones estresantes, aquí le proponemos pautas sencillas para dominarlos.

Una “fobia” es un miedo irracional que se siente ante ciertos objetos o situaciones. Para el esoterismo, las fobias provienen de traumas experimentados en vidas pasadas; mientras que, para la Psicología, son un trastorno emocional caracterizado por un miedo intenso y desproporcionado ante situaciones u objetos concretos (lugares cerrados o abiertos, arañas, serpientes).

En un sentido más general, consideramos fóbicas a aquellas personas acosadas por un sentimiento de rechazo hacia algo que afecta negativamente el desarrollo de su vida cotidiana. ¿Cómo superar la claustrofobia, la agorafobia (pánico a los espacios abiertos), el miedo a ciertos animales y todos esos temores que padecemos, aunque no sepamos de dónde provienen? Los métodos antifobias que les presentamos se basan en la idea de que, más allá de las diferencias, todas las fobias tienen en común una misma actitud mental como base.

Aquí, varias técnicas psicológicas y esotéricas para vencer ese sentimiento de negación, que subyace a la sensación de pánico y angustia que nos provocan las fobias.

PSICOLOGÍA DE LAS FOBIAS

El miedo es un monstruo que inventamos nosotros mismos; un fantasma que, una vez creado, se dedica a asustarnos y a perseguirnos. Sin embargo, es en esta característica que radica la solución del problema, ya que, si somos capaces de construirlo, también lo somos de destruirlo. Dicho de otro modo, si evocamos un fantasma y luego huimos, nos perseguirá encarnizadamente; pero, si optamos  por enfrentamos, se desvanecerá.

Por esta razón, todo tratamiento contra las fobias incluye la necesaria exposición a lo que tememos; ésta consiste en afrontar repetidamente el estímulo temido, hasta que deje de producirnos miedo. La exposición hace que nos habituemos a lo que tememos, siendo su efecto similar a lo que sucede con los olores o el ruido: si nos exponemos continuamente a ellos, dejamos de percibirlos. El segundo resultado positivo es el debilitamiento del miedo; dado que, cuanto más nos acerquemos al objeto temido, menos miedo le tendremos y, a la inversa, cuanto más nos alejemos, más fobia generará.

LA PRIMERA SOLUCIÓN: EL CONTROL DE LA ANSIEDAD

Los miedos fóbicos son consecuencia de los pensamientos ansiógenos que elaboramos, por ejemplo, al exagerar las posibilidades y las consecuencias negativas de que ocurra aquello que tememos. Así, alguien que tenga miedo a salir a la calle, sentirá verdadero pánico si comienza a pensar en que un balcón podría caérsele encima, en que un coche puede atropellarlo, en que lo pueden asaltar, etc., etcétera.

Una manera eficaz de mejorar este aspecto es buscar información sobre lo que da miedo para, luego, pensar en cómo podría resolverlo uno mismo; no sólo calculando las posibilidades reales de que suceda, sino minimizando las consecuencias negativas y maximizando las positivas. Es decir, pensar en todo lo que yo puedo hacer para evitarlo y en mi fuerza para solucionar lo que no puedo evitar.

Este enfoque ayuda a la persona fóbica a valorar los conocimientos que posee sobre lo que le da miedo, desarrollando técnicas que produzcan un “cambio mental”, lo que colaborará en la superación de su fobia. En este sentido, la eficacia de la exposición reside en el cambio de creencia sobre la amenaza que produce aquello a lo que uno es fóbico. Por esta razón, la mejor manera de combatir las fobias es saber más sobre aquello que nos da miedo.

OTRAS TÉCNICAS ÚTILES

Pero, la exposición directa al objeto o situación, así como el conocimiento sobre ellos, no son los únicos métodos. A continuación, otros que pueden ser útiles:

Exposición introspectiva: si la fobia está relacionada con el temor a sensaciones internas –típico de la reacción fóbica-, puede ser útil provocar esas sensaciones (imaginariamente y de forma gradual, para aprender a no temerlas). Esto ha dado muy buenos resultados en pacientes claustrofóbicos (que tienen miedo a los espacios cerrados).

Control del estrés fisiológico: se usa, sobre todo, en las primeras etapas del tratamiento para que el paciente aprenda a controlar sus reacciones fisiológicas de aversión (sudor, frío, palpitaciones, temblores, ahogos, etc.). El terapeuta estabiliza los índices de ansiedad mediante ejercicios de relajación, practicando la respiración diafragmática lenta, y distrayendo al fóbico en los momentos en que va a tener un ataque de pánico, o enseñándole a hacerlo solo.

Tensión muscular aplicada: útil para evitar desmayos provocados por ataques de pánico. Consiste en acompañar la exposición a la situación temida con la tensión voluntaria de los músculos del cuerpo, para elevar momentáneamente la tensión arterial, ayudando, así, a evitar el desmayo. La preparación consiste en sentarse en un sillón cómodo y tensar los músculos de brazos, torso y piernas durante 10 a 15 segundos, hasta que se sienta la sensación de calor en la cabeza. Luego, aflojar la tensión muscular y dejar que el cuerpo vuelva a la normalidad por un minuto. Repetir este ejercicio 5 veces, aumentando su práctica hasta llegar a hacer 5 series por día durante toda una semana. Luego, empezar a usarlo para afrontar situaciones temidas.

PARAPSICOLOGÍA: LA TERAPIA DE VIDAS PASADAS

Como dijimos, algunas teorías esotéricas explican la fobia como un trauma o una “relación no resuelta” con aquello a lo que se le tiene miedo. Por este motivo, el fóbico no puede razonar sobre sus temores y no recuerda el momento en que tuvo su primera experiencia traumática.

La terapia de vidas pasadas es un tratamiento parapsicológico en el que el terapeuta induce a un estado hipnótico al paciente, pidiéndole que describa, en estado de trance, las imágenes espontáneas que surjan en su mente. Así, puede suceder que la persona hable de gente y lugares que no conoce; datos recuperados de la memoria espiritual del ser, de los que surgen sensaciones, sentimientos y pensamientos de otros momentos de su existencia que han pasado a ésta por la incapacidad emocional para resolverlos antes de morir.

La fobia se resuelve por medio de la catarsis (efecto liberador) que el paciente siente al hablar de sus miedos. Es, entonces, que se da cuenta de que la causa de sus miedos se encuentra en un pasado del cual no tiene conciencia y al que puede acceder sólo por este método.

INGRESA A NUESTRA COMUNIDAD EN FACEBOOK

Técnicas de protección para hechiceros y brujas

RITOS, SÍMBOLOS Y CONJUROS DE DEFENSA.

¿Por qué debería protegerse un brujo? Se supone que, si ha desarrollado poderes extraordinarios, no debería ser vulnerable a las energías maliciosas. Sin embargo, un hechicero, además de ser humano de carne y hueso, es alguien sumamente sensible, que permanentemente expone su mente, su cuerpo, su espíritu y su psiquis.

Nadie más que él sabe que el deseo, las envidias, el despecho, la ambición pueden movilizar hasta límites inimaginables a las personas. Es una constante en el trabajo del mago abrirse a distintos niveles para comunicarse con el universo, estar en contacto con personas que necesitan ayuda, interactuar con energías y espíritus. En verdad que su ocupación puede considerarse riesgosa, por lo que debe estar sano y fuerte.

El mejor modo de evitar daños y debilitamiento consiste, tal como sucede con la salud de cualquier individuo, en mantener las defensas altas. Una persona alegre, que come bien y hace ejercicio, que mantiene disciplina en el trabajo sin descuidar sus espacios sociales, de entretenimiento y afectivos, así como los individuales de meditación y lectura, es alguien con bajas probabilidades de enfermar. Además de llevar una vida armoniosa, el hechicero necesitará realizar ejercicios adicionales para reforzar sus defensas. En esta nota explicamos distintos modos de lograr ese objetivo, sean ritos, conjuros o amuletos, siempre están dirigidos a revitalizar y fortificar la mente y los sentimientos positivos..

TRES RITUALES PARA ESTAR EN FORMA

Realícelos en un espacio tranquilo, bien aireado, ordenado y con luz tenue. Utilice ropa cómoda, con su persona higienizada y prolija.

1. Erradicar pensamientos negativos

Trace con tiza un círculo de 1,5 m de diámetro sobre el piso, esparza adentro de él hojas de albahaca fresca, coloque también un bol transparente con agua. Siéntese en una posición que le quede cómoda delante del recipiente, en el centro del círculo. Cierre los ojos e invoque: “Puro y limpio todo, luz en mi ser, vuelvo a nacer”. Ahora comience a respirar de este modo:

1-     Vacíe sus pulmones, espirando por la nariz, de modo lento y silencioso, expulsando hasta los últimos restos de aire.

2-     Imagine que el aire que elimina es turbio, gris o negro.

3-     Piense que, cuanto más profundamente espire, más cantidad de aire puro podrá introducirse en los pulmones.

4-     Concentre su atención en el abdomen, inspire profundamente por la nariz, imagine que el aire que ingresa es luminoso, muy luminoso.

5-     Lleve lentamente el aire luminoso hacia la parte baja del abdomen, esta aumentará levemente de volumen.

6-     Retenga contando hasta diez y, luego, vuelva a expulsar el aire lentamente por la nariz, hasta vaciar el abdomen y los pulmones. Visualice que el aire que sale es gris, sucio o negro.

7-     Repita seis veces cada inspiración y exhalación. Sienta circular la energía, cómo se recicla.

8-     Para cerrar el ejercicio ritual, coloque las hojas de albahaca en el recipiente con agua diciendo: “Hojas de albahaca, que todo lo sanan, brille en mi mente claridad potente”.

9-     Deje este copón con albahaca en su altar de trabajo para que termine de absorber la negatividad ambiental.

Advertencia: evite hace este ejercicio si es hipertenso/a, o si tiene problemas cardíacos o respiratorios.

2. Vencer la fatiga

Mantenerse vital es un buen antídoto para las recaídas, ya que alguien con buena energía difícilmente será blanco de un daño.

Proceda del siguiente modo:

  1. Trace el círculo de tiza en el piso.
  2. En el centro, coloque un hornillo con agua, a la que agregará: 3 gotas de aceite de romero (energizantes), 3 gotas de aceite de canela (atrae alegría), 1 velón color naranja (irradia vitalidad) y 1 velón violeta (transmuta lo negativo en positivo). También, puede reemplazar usando prendas de estos colores o teniendo cerca objetos en esta línea cromática.
  3. Ingrese al círculo, encienda el hornillo y las velas.
  4. De pie, en el centro del círculo y, con los brazos extendidos a la altura de los hombros, palmas hacia arriba, invoque: “Fortaleza que despierta, coraje que se incrementa, en mi mente y mi cuerpo, un nuevo ser resplandece”.
  5. Ahora, realice seis respiraciones profundas como las del ejercicio anterior, cuando inspira lleve las palmas de las manos al pecho, cuando exhala abra los brazos extendidos a la altura de los hombros con palmas hacia arriba.
  6. 6. Termine sacudiendo con fuerza los brazos y las manos, y las piernas, mientras repite: “Fuerza vital, coraje infinito, todo mi ser palpita indemne e impoluto”.

3. Fortificador integral

Este ritual debe hacerse a la luz del sol, por la mañana temprano. Asegúrese de recibir plenamente la energía solar vistiendo ropas claras.

Proceda así:

  1. Trace el círculo en el piso.
  2. Ingrese en su interior, extienda los abrazos abriendo el pecho lo más que pueda e, inspirando profundo, exhale lentamente.
  3. De pie, con las manos a la altura del pecho, palmas extendidas hacia el frente invoque: “Helios en Grecia, Ra en Egipto, Inti para los incas, Sol del Universo, atraviesa mi corazón, ilumina mi mente, irradia tu protección”.
  4. Dicho esto, impulse las palmas hacia fuera y, luego, hacia el pecho, trazando un círculo como si amasara una esfera de sol.
  5. Acompañe con la respiración profunda; cuando va hacia fuera, exhale y, cuando vuelve, inspire. Repita 7 veces.
  6. Absorba los rayos solares por diez minutos, mientras mastica una mezcla de semillas de sésamo con hojas de albahaca fresca.

CONJUROS DE DEFENSA

Existen varias oraciones de efecto rápido, tanto para usar en situaciones de emergencia, como de forma preventiva. Su uso no reemplaza en absoluto a los ejercicios anteriores, más bien lo complementan.

Oraciones y palabras mágicas

Deje escritos estos conjuros siempre a mano en su altar, llévelos en su agenda personal para recitar en cuanto los necesite. Ya en casa, trace círculos de sal, carbón, velas o piedras y conjure adentro de ellos para sellar de manera potente la protección.

(Cada una es una oración independiente,)

“Funciones protectoras,

Seres de luz,

Guardianes del cielo,

tenga yo de mi lado vuestros escudos eternos”.

“Yo te conjuro por el Creador,

Elohim, Adonai, Teobac y Metatrón,

a que te disuelvas en sal,

en tormenta, rayo, y granizo.

Te conjuro en nombre de Cristo

para que te quites de mi camino. Amén”.

“Si dos son los que te hacen mal de ojo,

tres, son los que te cuidan:

El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo

para que seas pronto puesto a resguardo. Amén”.

“Cruz de Caravaca,

tijeras de San Jorge,

manos de Fátima,

corten la envidia,

que se quede la  puerta y dé media vuelta.

Dioses Guerreros,

Ojo de Horus,

eleven muralla contra quien  mal me lanza.

Así es y será”.

Amuletos contra el mal

Elija, entre estos amuletos, los que más le agraden o le sean más fáciles de conseguir. Úselos en sus rituales y conjuros de protección.

Dije espejo: los espíritus errantes se espantan ante el reflejo de su propia imagen. Lleve colgado un espejito pequeño, para activarlo diga de inmediato: “¡Del derecho o del revés, ven, rebota y sal de aquí de una vez!”. Manténgalo limpio y brillante.

Yin-yang: es un símbolo muy poderoso que repele energías que no están armonizadas con el universo. Pegue o dibuje este símbolo en las palmas de las manos y cruzándolas sobre su pecho y diga: “Nodos trabados, ya mismo disuelvo, circulen al cosmos, transmutados en buenos”.

La higa: es uno de los amuletos en forma de mano más usados en todo el mundo: ahuyenta el mal de ojo y la envidia; además, se usa para protegerse de enfermedades.

Ámbar: esta resina fosilizada, de color amarillo traslúcido  posee una intrigante belleza. Tiene distintos fines: curativos, reparadores, y protectores contra ataques psíquicos. Tenga una siempre en su altar.

LO QUE NINGÚN MAGO DEBE OLVIDAR

  • Deje cerca de la puerta de entrada un frasco con sal gruesa. Al entrar, antes de cerrar la puerta, arroje un puñadito por sus espaldas, hacia fuera.
  • Cuando, durante un ritual, se sienta desconcentrado o débil, hágase masajes con los dedos en los lóbulos de ambas orejas, desde el lóbulo hacia arriba.
  • Si siente que alguien le mira muy fijo, chasquee los dedos de las manos y, por detrás de la cintura, diciendo·: “Chufa, chufa, espante mufa”.

INGRESA A NUESTRA COMUNIDAD EN FACEBOOK

Técnicas de relax para practicar en el trabajo

La meditación, los ejercicios de relajación y correcta postura corporal y la buena respiración pueden lograr que eliminemos tensiones del ritmo laboral. Aquí, algunos métodos que puede poner en práctica en su trabajo.

La meditación es una forma de abrir nuestra percepción hacia un estado superior de consciencia, además de que en el plano fisiológico logra modificar y desterrar las tensiones. Esto sucede porque a través de esta práctica podemos conocernos más, calmarnos y desapegarnos de los estados que nos generan malestar.

La adecuada meditación requiere de un momento de detenimiento, no hacer nada, no pensar, no concentrarse, encontrar el momento en el que “uno es”. Esto resulta casi imposible con el ritmo vertiginoso del trabajo. Sin embargo, es en esos momentos en los que tendríamos que revisar qué es lo que nos pasa y tomar consciencia de qué es lo que queremos o precisamos en ese ámbito para estar en calma y saber el camino a seguir.

Meditar es sentir alivio, es recuperar la paz interior y fortalecernos.

La práctica de la meditación es diversa ya que podemos hacerla con ejercicios basados en la respiración, el control, mental, o las visualizaciones creativas. Lo importante siempre es no estar pendiente de los resultados que se obtendrán, sino tratar de hacer la práctica de la mejor manera posible para que luego los resultados positivos aparezcan solos.

Meditación anti-estrés

• Siéntese derecho. La cabeza centrada, tratando que su cuello esté alineado con su espalda. Sus ojos pueden estar abiertos o cerrados. Respire lento y profundo varias veces. Cuando esté listo inicie su meditación:

• Inhale lento y profundo. Si es posible deje que su cuerpo inhale el aire que necesita.

• Retenga el aire dentro de sus pulmones por unos segundos. Mientras retiene el aire observe con atención su cuerpo y mente y deja en vacío su mente de pensamientos

• Exhale lentamente. Nuevamente deje que su cuerpo exhale por usted.

• Haga los 3 pasos anteriores por unos minutos. Como habrá deducido la parte más importante del ejercicio es retener el aire conscientemente en sus pulmones y durante ese lapso, dejar su mente vacía. Ese momento en el que su mente quedó en blanco, en vacío, es un momento de meditación.

• Es tan poderoso el efecto de dejar la mente en vacío que sentirá los beneficios en unos minutos. La mente se aclara, el pulso baja, la respiración se vuelve más profunda y lenta, tu presión arterial disminuye, incluso la producción de cortisol u hormona del estrés y de ácido láctico desciende.

Prácticas durante el día laboral

Con los siguientes ejercicios va aprender a relajar, los ojos, cuello, hombros y espalda antes de que llegue el dolor de cabeza. Es conveniente realizar un movimiento de una a dos veces de manera que pueda permanecer concentrado en los que hace en lugar de repetirlo tanto que acabe perdiendo la concentración. El objetivo de estos ejercicios es que usted se siente más cómodo con su cuerpo, logrando que sus pensamientos y emociones se calmen y como consecuencias a esto pueda encontrar un equilibrio en su día laboral.

Cuello y hombros:

Los hombros y el cuello son las zonas del cuerpo en las que recae toda la tensión y se ponen rígidos como una tabla. Trabajar constantemente con una computadora genera una postura antinatural, ya que hace que echemos los hombros hacia delante, presionando los pulmones, y el corazón y la columna vertebral no se mantiene derecha sino que forma una “C”.

Puede realizar los siguientes ejercicios tanto sentado como de pie:

1. Relaje los hombros, en lo posible déjelos quietos y gire suave y lentamente la cabeza a la derecha luego al centro y por último a la izquierda (como si estuviera diciendo que no). Respire hondo en cada movimiento e imagine que todo el estrés y la tensión de la zona del cuello se van aflojando y soltando. Puede repetirlo 3 veces de cada lado.

2. Incline suavemente (sin forzar) la cabeza hacia la derecha tratando de aproximar la oreja al hombro derecho, luego vuelva al centro e incline la cabeza para el lado izquierdo. No levante los hombros, manténgalos firmes, el movimiento es solo del cuello y la cabeza. Es normal sentir un lado más flexible que otro.

Brazos, Muñecas y Manos:

El siguiente ejercicio puede ayudar a aliviar las tensiones en estas zonas:

Sentado en su silla de trabajo eleve ambos brazos por encima de la cabeza y manténgalos levantados mientras trata de alcanzar el cielo (coloque los huesitos de la cola, llamado ísquiones, bien apoyados en silla para mantener la columna derecha ). A continuación , deje que el lado derecho se relaje un poco mientras el lado izquierdo se estira más arriba. Sienta el estiramiento a lo largo de la parte superior del cuerpo, los hombros, brazos y dedos. Luego, sacuda las manos y los brazos con vigor, este ejercicio aliviará la tensión muscular, aumentará la circulación y reducirá la presión arterial.

Espalda:

Una buena postura es uno importante para no tensionarse durante el día de trabajo. La tensión innecesaria en músculos y ligamentos de la espalda, restringe la capacidad respiratoria, constriñe la circulación e interfiere en las labores digestivas. En primer lugar, siéntese sobre los huesos ísquiones en lugar de echar todo el peso en el coxis. Los ísquiones son los bordes huesudos y curvados que hay en la zona inferior de la pelvis. Para encontrarlos, siéntese en una silla que no esté acolchada y deslice las manos entre la silla y sus nalgas, balancéese un poco adelante y atrás hasta que sienta el peso y la presión de esos huesos en sus manos. En esa zona es la que se supone que debería sentarse, la cual permite colocar la pelvis en una posición recta y central, ofreciendo apoyo a la pelvis, la columna, el cuello e incluso la cabeza. Separe los pies y las rodillas, dejando un espacio como el de su cadera y no olvide apoyar bien las plantas de los pies en el suelo.

Técnicas de sugestión y autohipnosis para la vida diaria

Métodos y ejercicios prácticos que lo ayudarán a superar adicciones, luchar contra el insomnio y cumplir deseos.

La fuerza de la mente puede convertirse en un estímulo o en un obstáculo. Le proponemos dos métodos reconocidos que sirven para conectarse con su yo interior y fortalecer sus capacidades en pos de lograr lo que se propone.

A veces, no basta con decidir o pensar sobre una cuestión para que toda la energía mental se oriente en ese sentido; las cosas suelen ser más complicadas.

Ejemplos sobran: Alguien quiere bajar de peso, sabe cómo debe ser su dieta, pero le falta la voluntad para seguirla; o bien, le resulta vital dormir un poco mejor y conciliar el sueño con mayor facilidad, pero aún así no puede relajarse.Y lo mismo sucede en otros ámbitos, como los del trabajo, la familia o el amor.

Con todas las variaciones posibles, es muy probable que usted haya vivido o esté pasando por alguna de estas situaciones.

En esos momentos, habrá sentido que con su determinación no alcanza. Que le falta algo más: una fuerza o energía que no sabe cómo elaborar, pero que, sin embargo, siente que está presente.

En este Especial hallará la respuesta: se trata de las técnicas de sugestión y autohipnosis. Ambas sirven para que usted pueda usar la energía consciente e inconsciente con el fin de programar su mente y adquirir la voluntad necesaria para cumplir sus objetivos.

PARTE 1: SUGESTIÓN

¿Qué es la sugestión? Es un estado psíquico al que se llegacon intensa relajación y concentración,en el que se usan la repetición e inducciónde ideas, a fin de modificar unaconducta indeseada.Por ejemplo, “No voy a poder dormirtampoco esta noche” debería ser reemplazada,en un ejercicio de sugestión, por:“Esta noche podré relajarme y dormiré lomejor que pueda”.

Clases de sugestión

La sugestión puede ser de tres clases:

● Directa: una persona sugestiona a otra, a quien enuncia esas nuevas ideas.

● Indirecta: la misma persona es la que “se dice a sí misma” esos pensamientos de reemplazo.

● Hipnótica: esos conceptos o ideas son emitidos a la persona a través de un procedimiento de hipnosis.

Tipos de sugestión

Si bien la hipnosis es una técnica para lograr la sugestión, existen otras más sencillas y comunes:

● Sugestión verbal: se trata de repetirse la nueva idea que reemplazará el pensamiento negativo.

● Sugestión curativa: además de la repetición verbal, se incorporan estímulos agradables: música o imágenes, que quedarán asociadas al nuevo pensamiento.

● Sugestión con aromaterapia: se hace utilizando esencias o fragancias que ayudan a la relajación, concentración y el bienestar perseguido.

Ejercicio de sugestión: para conciliar el sueño

Visualice un lugar apacible y cómodo donde podría descansar: Su cama, el pasto, un sillón confortable o la playa. Si así lo desea, imagínese en su habitación para que su descripción sea más cercana a su realidad cotidiana.

Usted se está preparando para ir a dormir. Repase todos sus rituales: lavarse los dientes, cambiarse la ropa, apagar las luces, etc.Vivencie sus movimientos, desde que entra en la habitación, hasta que se acuesta en la cama. Imagine cómo todo su cuerpo se relaja, las sábanas están suaves, la temperatura es óptima y no hay ruidos molestos. Su cabeza reposa muy cómoda sobre la almohada, sus pies se van aflojando y su espalda, por fin, encontró un lugar adecuado para descansar.

Siente cómo va abandonando la vigilia y se sumerge en un profundo sueño.Varias horas de descanso completo, en los que puede estirar su cuerpo, respira de manera acompasada y no hay sobresaltos. Visualice cómo pasa la noche y llega el momento de levantarse.

Experimenta una notable energía, que hace tiempo no sentía. Su cuerpo está relajado, sin dolores ni molestias. No tiene sueño y está listo para empezar las tareas del día. Se siente bien, ya que su descanso ha sido reparador. Al levantarse, si está en compañía, prepara el desayuno y conversa amigablemente. Si está solo,mientras hace ese desayuno, pone música de su agrado o escucha un programa de radio que le parezca ameno para iniciar el día.

PARTE 2: AUTOHIPNOSIS

¿Qué es la autohipnosis?

La hipnosis es una forma de sugestión, sólo que más profunda y más compleja técnicamente, por lo que es necesario que la practique un médico o terapeuta especializado.

También existe la “autohipnosis”, una técnica de conocimiento interior y de superación de obstáculos diversos. Como técnica, su rasgo especial es que permite entablar un diálogo interior —al que se llega con mucho entrenamiento— y, durante esta conversación, es posible fijar metas, cambiar conductas, tomar decisiones y evaluar situaciones.

¿Cómo funciona?

Dado que requiere de un estado de concentración profunda, la autohipnosis permite que el subconsciente se encuentre disponible para captar conceptos y pensamientos que servirán de cara a la transformación pretendida.

Durante la práctica, se ingresa en un estado de trance, que combina percepción y relajación corporal. De ahí la importancia de emitir sólo ideas positivas y constructivas, que ayuden a modificar conductas. La autohipnosis puede ejercitarse en combinación con otras prácticas, como yoga y técnicas de respiración.

Ejercicio de hipnosis: controlar la “adicción” a la comida, el alcohol o el tabaco

Resuma su meta con relación a este problema, formulando una frase concisa y clara:“Quiero fumar X cigarrillos menos esta semana”,“Quiero evitar las golosinas hasta el próximo domingo”,“Cenaré con bebidas sin alcohol”, por ejemplo.

Es importante que enuncie su objetivo de un modo positivo: no diga: “No voy a fumar tantos cigarrillos esta semana”; sino: “Fumaré 10 cigarrillos menos que la semana pasada”.

Piense por qué le gustaría lograr ese objetivo.Tenga en cuenta que el subconsciente se vincula más con el deseo que con el deber. En su casa o en algún lugar al aire libre, recuéstese o siéntese en una posición cómoda.

Sáquese pulseras, collares, etcétera. Mire hacia arriba, como si quisiera ver sus cejas. Es normal que sienta que sus ojos se cansan. Mantenga esta postura tanto como pueda y, cuando sus párpados no resistan más, inspire hondo y, al exhalar, cierre sus ojos —no deje de realizar estas respiraciones profundas.

Mantenga los ojos cerrados y perciba cómo sus párpados se van relajando luego del esfuerzo realizado. Siéntase cómodo, tranquilo y a gusto. Visualice una manta cálida y suave, que se posa sobre su rostro, lo acaricia y lo abriga. Usted puede descansar aún mejor.

En esa oscuridad, se dibuja una escalera muy alta. Usted asciende por esa escalera, subiendo los escalones uno por uno. En cada uno, se encuentra su frase-objetivo, ésa que formuló al inicio del ejercicio.

Suba todo lo que quiera: la cantidad de peldaños la decide usted, aunque la premisa es que sean muchos. Cuando llegue al final, encontrará un gran cartel donde está escrita su frase-objetivo.

La lee con atención, se siente identificado con ese deseo y, luego, abre una puerta que está a continuación del cartel. Detrás, hay un paisaje muy bello. Puede ser el que usted prefiera: lo que importa es que lo sienta vinculado con su meta cumplida. Usted ha concretado su objetivo y se siente tranquilo y alegre.

Una vez que ha apreciado las ventajas de su nueva situación, sale de ese paisaje y comienza a descender por la misma escalera, que en cada escalón tiene escrita la frase-objetivo. Cuando llegue al piso, abra los ojos lentamente y cierre el ejercicio con una última respiración honda, de tal manera que el aire llegue al abdomen.

Autohipnosis y el inconsciente

Es importante aclarar que los beneficios de esta técnica surgen con la práctica continuada. Recuerde que no es sencillo trabajar con el subconsciente. Lo primero es aclarar el concepto.

● Consciente: es el lugar de llegada de los estímulos del mundo exterior, de las percepciones de todo tipo y las sensaciones corporales. También, a través de ciertos procedimientos —tales como la hipnosis y la sugestión—, es posible que ciertos contenidos del subconsciente y del inconsciente se hagan manifiestos en este estrato.

● Subconsciente: es el nivel al que se puede arribar mediante una concentración profunda. Estos conceptos, ideas, recuerdos, sensaciones, etc., no han sufrido la represión intensa del inconsciente: sólo se mantienen más escondidos respecto del consciente. Una de las funciones del subconsciente es controlar los deseos o las tendencias que podrían ser reprobables personal, familiar o socialmente.

● Inconsciente: es el depósito de los contenidos que se ocultan mediante la censura o la represión, ya sea porque son dolorosos o considerados prohibidos para el individuo. Sólo con una terapia intensa, o con un trance hipnótico profundo —no con la autohipnosis— es posible indagar en este nivel psíquico.

Advertencias

● Al finalizar cada uno de estos ejercicios, no se levante de forma abrupta, porque podría marearse y caerse. Primero, abra los ojos, mueva manos, pies y piernas, y sólo cuando esté bien despierto, movilícese.

● No practique estos ejercicios si tiene problemas cardíacos, presión alta o si padece problemas mentales, o se encuentra muy ansioso o angustiado.

Técnicas tibetanas anti-estrés

RECUPERAR LA ENERGÍA

Por medio de dos prácticos ejercicios energéticos los monjes del Tíbet enseñan cómo superar el estrés, ganar vitalidad y manejar el fuego interior.

A los lamas que habitan las montañas tibetanas, completamente aisladas del mundo, se les atribuyen grandes poderes. Según una compartida creencia, así como la mente crea el mundo de las apariencias, un lama puede crear objetos físicos simplemente desarrollando los poderes ocultos de la conciencia. Materializar una vasija, una silla, incluso un animal, son por lo tanto algunas de las proezas que estos seres tan especiales realizan. También los sacerdotes lamaístas caminan sobre el fuego, actividad que se ha puesto bastante de moda en Occidente, pues se dice que quien logra andar sobre carbones encendidos ha conseguido controlar los miedos del espíritu. A continuación se detallan dos ejercicios básicos que los lamas principiantes suelen efectuar durante su preparación espiritual. Estos se basan en visualizaciones, respiraciones y movimientos muy sencillos que poseen la virtud de relajar el cuerpo, serenar las emociones y combatir la tensión psíquica, por eso son perfectos para eliminar el estrés.

Carrera contra el estrés

Los tibetanos llaman “lung-gom” a una interesante práctica que incluye ciertas posturas, respiraciones energéticas y largas caminatas acompañadas por meditación profunda. El “lung-gon-pa”, practicante de esta técnica, es un atleta capaz de recorrer con extraordinaria rapidez enormes distancias, sin alimentarse o descansar. En el Tíbet y después de largos años de prácticas, algunos llegan a flotar en el aire espontáneamente. Cuentan que cuando se ponen en marcha, sus pies apenas tocan el suelo y se deslizan en el espacio con prodigiosa rapidez. Los ejercicios de “lung-gom”, excelentes para superar los estados de agotamiento agudo o crónico, deben llevarse a cabo en un sitio arbolado, amplio, con espacio suficiente como para caminar sin interrupciones durante un lapso de aproximadamente 40 minutos. Cuanto más desértico y llano sea el terreno, mejor. Los horarios más adecuados son durante la salida o la puesta del sol.

¿Cómo realizarlo?

  • Recostarse cómodamente en el piso, boca arriba; realizar tres series de diez respiraciones profundas, llevando el aire al abdomen.
  • Hacer otra serie de tres respiraciones, pero llevando el aire al pecho (para lograrlo, contraer el abdomen al inspirar). Concluida esta serie respirar normalmente cinco minutos.
  • Permanecer luego diez minutos en la postura del niño: para lograrla habrá que sentarse sobre los talones, llevar la frente al suelo, apoyarla en el piso y mantener los brazos extendidos a ambos lados del cuerpo. Respirar.
  • Levantarse con suavidad e iniciar una caminata. Durante la marcha habrá que concentrarse en una imagen agradable, en un color o en el sonido del mantra OM. No hay que hablar, ni distraerse mirando a los alrededores.
  • Los sabios dicen que con esta técnica, una vez alcanzado el estado de trance, una pequeña parte de la conciencia permanece activa para evitar los obstáculos del camino y poder llegar a destino en buen estado. Los maestros aconsejaban tener los ojos fijos en una misma estrella, de modo análogo a lo que se hace en los procedimientos hipnóticos. Este ejercicio se puede repetir una o dos veces por semana, durante tres meses.

Avivar el fuego interno

El tum-mo o tummo es una práctica que significa calor interior, cuya característica más evidente es permitir sobrevivir, sin abrigo, a bajas temperaturas. Esta disciplina, basada en las técnicas del llamado yoga tibetano, es una enseñanza y una práctica especial de adaptación al frío y a la nieve merced a la reconstitución de las defensas naturales del ser humano.
La misma consiste en generar por medio de la visualización una esfera luminosa y cálida en el interior del cuerpo, y saber distribuir ese calor interior para una regeneración corporal.

Para practicar el siguiente ejercicio es necesario estar en ayunas.

  • Sentarse cómodamente en postura de meditación, con las piernas cruzadas o en una silla, con las plantas de los pies apoyadas en el suelo y la espalda recta.
  • Apoyar las manos sobre las rodillas, con las palmas hacia abajo, el dedo pulgar, el índice y el meñique extendidos y el mayor y el anular doblados sobre la palma de la mano.
  • Realizar 5 minutos de ejercicios respiratorios para que el aire entre libremente por la nariz.
  • Visualizar el cuerpo e imaginar que es un globo que se desinfla, se vacía. Sentir que el cuerpo es de diferentes tamaños, en todos los casos hueco. Volver a imaginar al cuerpo en el tamaño habitual, con una llama en forma de almendra en la base de la espina dorsal, que disminuye hasta convertirse en un punto de fuego. El pecho encenderá el “tummo” a medida que el aire ingrese y se exhale y se verá cada vez más brillante, hasta llenar todo el espacio dentro del cuerpo hueco.
  • Si el ejercicio se realizó en forma adecuada se comenzará a experimentar un gran calor, que no es otro que el calor psíquico. Los que practican esta técnica durante años dicen que el mecanismo de calor se activa, automáticamente, cuando desciende la temperatura ambiente.

INGRESA A NUESTRA COMUNIDAD EN FACEBOOK

Terapia con animales

UN TRATAMIENTO DIFERENTE QUE PUEDE CURAR ENFERMEDADES

El ser humano se ha dado cuenta de los grandes beneficios que muchos animales pueden brindarle para sanar diferente tipo de problemas fÍsicos, mentales y emocionales. Conozca las utilidades y aplicaciones de la zooterapia.

Los griegos fueron quienes utilizaron distintos animales con fines terapéuticos, pero la sabiduría ancestral siempre supo que “nos hacen bien”. En contacto con ellos, nos volvemos conscientes de ser parte de la naturaleza y aprendemos a comunicarnos mejor, sin necesidad de palabras, dado que la comunicación con los animales tiene otras vías o canales. En general, la terapia asistida con animales supone: un paciente, un terapeuta y un “mediador” de la fauna o terapeuta especializado. Los animales más utilizados son caballos, perros, gatos y delfines. Por supuesto, siempre debe existir una buena relación entre el paciente y el animal para lograr efectos positivos en ambos. Sin esta conexión positiva, nada podría lograrse.

¿Para que sirve la terapia con animales?

El objetivo fundamental de la zooterapia o “terapia con animales” es mejorar la calidad de vida a través de la estimulación y rehabilitación de los pacientes. El efecto terapéutico más notorio se da en los niños y en los ancianos, pero hay muchos más beneficiarios, como por ejemplo: los enfermos terminales, las personas con problemas psiquiátricos, los drogadependientes, las personas que sufren depresión o ansiedad, los discapacitados físicos, los autistas, las personas con Síndrome Down, etc. Asimismo, es muy útil para quienes necesitan hacer una rehabilitación por haber sufrido un accidente.

En fin, donde haya alguna discapacidad, física, mental, emocional o social, la relación cercana con los animales -tanto afectiva como física- puede hacer mucho por una persona con dificultades. Un ejemplo de los tratamientos con animales que ha dado resultados excelentes es en los casos de autismo. Se ha determinado científicamente que los niños que nunca se habían relacionado socialmente comenzaron a interactuar con su entorno, gracias a su primera aproximación y socialización  con animales.

También, se ha comprobado que la relación de los ancianos con los animales es excelente porque los hace revivir antiguas experiencias, lo que mejora su memoria. Está especialmente indicado para enfermos de Alzheimer y demencia senil, casos límites en los que la persona pierde toda conexión con la realidad.

¿Cuales son los animales mas adecuados para estos tratamientos?

Todos los animales conectan al hombre con un aspecto diferente de sí mismo y son capaces de enseñarle y compartir sentimientos con él. Sin embargo, para este tipo de terapia los animales más adecuados son aquellos más mansos o domesticables, así como cariñosos, sociables e inteligentes. Veamos las cualidades de cada uno.

Perros

Dan afecto incondicional, sin juzgar; pero dependen de los cuidados del hombre. Por lo tanto, ayudan tanto al desarrollo de la afectividad como al del sentido de responsabilidad. Son la compañía humana más antigua, junto al cual desempeñan distintas labores (cuidado de otros animales, vigilancia, guía, rescate, etc.).

Gatos

Enseñan a estar relajados. Se comunican muy bien sin aspavientos. Su ronroneo fomenta las emociones positivas. Recomendado especialmente para personas que están o se sienten muy solas, y/o con problemas psicológicos. Su contacto táctil reduce el estrés y tranquiliza.

En Estados Unidos, una investigación confirmó que la gente  con problemas cardíacos que tenían gatos como mascotas mejoraban más rápidamente.

Caballos

Son muy nobles, de una gran dignidad, no se humillan para pedir afecto, hay que ganarse su cariño y confianza. Su enorme tamaño y poder, así como las características de su personalidad o su idiosincrasia, los hace especialmente indicados para trastornos sociales (fobias) y, también, para la rehabilitación motora del organismo. Son muy beneficiosos para los afectados por el Síndrome de Down, la esclerosis múltiple o las víctimas de accidentes. Hay distintas maneras de utilizarlos: con o sin monta. Se puede trabajar el equilibrio, la columna vertebral y el factor psicológico. Depende de cada persona, algunos prefieren sólo cepillarlos, acariciarlos y darles de comer, mientras que otra gente necesita del contacto físico con el animal.

Delfines

Son juguetones y muy sociables. Emiten sonidos que el sistema nervioso del hombre recibe directamente, pero primero nos “escanean” para ver cómo estamos, y luego comienzan a mandar ondas capaces de equilibrarnos y armonizarnos.

Animales de granja

Son temerosos, pero cuando uno consigue tranquilizar a uno de ellos, se está tranquilizando también a sí mismo. Acariciar un conejo, una gallina o un cerdo puede ser muy bueno para las personas tímidas, retraídas, con temores, o las introvertidas que buscan exteriorizarse.

LOS BENEFICIOS DE LA ZOOTERAPIA

La terapia con animales es muy positiva para el ser humano en diferentes aspectos:

  • Empatía: sintonía con la gente, aumentan este sentimiento, que se traslada del animal a la persona y, de ésta, al entorno.
  • Enfoque exterior: las personas que tienen una enfermedad mental, con baja autoestima, depresión, etc., cambian el enfoque de su ambiente y, en vez de reconcentrarse en sus problemas, piensan y hablan de los animales.
  • Relaciones: los animales pueden abrir un cauce de comunicación emocionalmente seguro entre el terapeuta y el paciente.
  • Aceptación: son seres que no juzgan, y esa libertad de acción que siente el paciente le permite obtener tranquilidad para avanzar en su tratamiento.
  • Entretenimiento: es ideal para ejercitar gente mayor en los geriátricos.
  • Socialización: la visita de animales en instituciones –como hospitales-, alegra, disminuye la ansiedad y estrés, y mejora el estado de ánimo de los pacientes.
  • Estímulo mental: se incrementa la comunicación con otras personas, ayudando a la evocación de recuerdos. En instituciones con pacientes con depresión, un animal ayuda a despejarse, incrementando la distracción, la alegría y el juego, lo que disminuye su aislamiento.
  • Beneficios físicos: muchas personas se sienten relajadas cuando hay animales presentes. Se ha demostrado que la disminución de la presión arterial es asombrosa. Además, se fortalecen los músculos, y se facilita la recuperación de los enfermos del corazón.

INGRESA A NUESTRA COMUNIDAD EN FACEBOOK

Terapias naturales para mujeres

ANEMIA

Es la disminución de glóbulos rojos en sangre. Los síntomas habituales son: cansancio general, dolor de cabeza, palidez en la piel y los labios, falta de apetito, desmayos, etc. No deje de consultar a su médico. Estos alimentos pueden ayudar a combatirla:

  • Ingerir lácteos, huevos, fruta y verdura. Alimentos ricos en hierro (cereales, nueces, ciruelas y lentejas).
  • Tomar una taza de té de menta, genciana y semillas de anís en partes iguales. Beber jugo de bayas de enebro.

TRASTORNOS MENSTRUALES

Para el dolor o la irritabilidad:

  • Beber té de ajenjo o manzanilla.
  • Hacer baños de inmersión caliente con sal Epsom (sulfato de magnesio) o bicarbonato de sodio. Alivian los calambres menstruales.
  • Realizar masajes suaves en la
  • zona baja de la espalda.
  • Comer ajo tiene efectos positivos porque activa la circulación sanguínea.

CELULITIS

Para combatir esta deficiencia circulatoria que se manifiesta con alteraciones de la piel, se deben implementar una serie de hábitos cotidianos:

  • Preparar una máscara anticelulitis mezclando harina de avena con agua ó, también, 100 g de salvado de avena con vinagre de manzana. Aplicar la pasta resultante durante 20 minutos, todos los días.
  • Otra opción es agregar, a una crema hidratante sin perfume, una gota de hamamelis por gramo de crema. Una vez preparada, realizar masajes circulares suaves de arriba hacia abajo, todos los días.

ESTREÑIMIENTO

Si no se resuelve a tiempo, el estreñimiento trae otras alteraciones físicas. Para combatirlo:

  • Beber té de hinojo o de lechuga.
  • Tomar una cucharadita de aceite de oliva, seguida de un vaso de agua.
  • Beber jugo de ciruelas o de col
  • en ayunas.
  • Agregar, en un vaso grande de agua mineral, limón o aceite de ricino. Beberlo antes de acostarse y, a la mañana, verá resultados positivos.

PUNTOS NEGROS

Son puntos pequeños que devienen de la grasitud de la piel. Realice esta limpieza profunda:

  • Lave su rostro con jabón de glicerina. Luego, ponga a hervir agua con unas gotas de aceite esencial de tomillo y exponga la piel a este vapor, durante 15 minutos para facilitar la apertura de los poros. Entonces, proceda a la extracción de los puntos negros con una gasa y sin comprimir demasiado para que no se irrite la piel. Finalmente, aplique una loción antiséptica y después, otra hidratante.

SÍNTOMAS EMOCIONALES

Todas las mujeres, tal vez por su alta sensibilidad, atraviesan en algún momento de sus vidas por algún estado emocional capaz de transformarse en un trastorno dañino para la salud física, mental o espiritual.

Para estos síntomas emocionales, aconsejamos:

Angustia:

  • Realizar dos veces por semana un baño de inmersión con extracto de menta o de albahaca.
  • Tomar té de azahar o de jazmín sin endulzar, y beber antes de acostarse.

Ansiedad:

  • Beber durante el día, infusiones de alguna de estas hierbas: toronjil, laurel, hierba gatera, apio, pasionaria o milenrama.

Depresión:

  • Beber una infusión a base de corazoncillo, tres veces al día.

INGRESA A NUESTRA COMUNIDAD EN FACEBOOK

Test: ¿Sabe detectar a personas negativas?

Un profundo cuestionario para aprender a protegerse de quienes obstaculizan sus planes cotidianos.

Los proyectos más importantes, así como los objetivos cotidianos, pueden dificultarse mucho por la acción de personas que desean hacerle las cosas difíciles. El test lo ayudará a saber quiénes son, para poder alejarse de ellas.

Hacer lo que uno más desea no sólo depende de la fuerza personal que se le imprima a cada paso: también tiene relación con los compañeros de ruta que ayuden, o no, a realizar un buen viaje. Para saber si su entorno contribuye u obstaculiza sus planes, lea las siguientes afirmaciones y asigne el puntaje o valor adecuado a cada respuesta (del 0 al 4) según el marco de las opciones que le mostramos.

LAS PREGUNTAS

  1. Los demás tienden a interrumpirme cuando hablo; con frecuencia, alguien se superpone en la exposición de mis ideas.
  2. Me siento en la obligación de ayudar a mis compañeros, aun si ellos ven que interrumpo mi propio trabajo para hacerlo.
  3. Las personas con las que me rodeo tienden a esperar siempre mi ayuda y, por eso, casi ni me agradecen cuando la reciben.
  4. He ayudado varias veces a ciertas personas sin que ellas llegaran a notarlo.
  5. Con frecuencia, me dicen que los demás se aprovechan de mí.
  6. Si bien hay gente que se esfuerza para que yo esté bien, no es la misma por la que yo realizo esfuerzos en pos de su bienestar.
  7. Tiendo a prestarle más atención a las personas que me causan problemas.
  8. Las personas que son muy buenas conmigo me aburren: evito salir con ellas o les resto interés.
  9. Tengo muchas obligaciones cotidianas, dado que suelo sumar tareas encargadas por familiares, amigos o conocidos.
  10. Siento que los demás tienen expectativas muy elevadas sobre mí, que aumentan la presión por mis logros y que no me provocan bienestar.
  11. Cuando me enojo, mi entorno me considera arrogante o dicen que “no parezco yo”.
  12. Considero que las personas que me rodean no me aprecian como debieran.
  13. He recibido agresiones o insultos por parte de una o de más personas de mi entorno.
  14. Una o más personas me han hecho sufrir para luego pedirme perdón encarecidamente.
  15. Una o más personas han discutido conmigo tratando de demostrarme que tenían la razón absoluta, descalificando así todos mis argumentos.
  16. Una o más personas han desarrollado una discusión conmigo, atacándome en aspectos no referidos al tema de debate: por ejemplo, una discusión de trabajo  que se “contaminó” con alusiones a mi vida personal.
  17. En los últimos tiempos, una o más personas me han ignorado durante bastante tiempo, porque les di una respuesta negativa a una solicitud o pedido suyo.

LOS RESULTADOS

Sume los puntos obtenidos en cada pregunta y busque cuál es el resultado que le corresponde.

De 0 a 22: técnicamente, usted tendría un verdadero detector de personas negativas y, en consecuencia, su camino se vería libre de estas personas-obstáculo.    Sin embargo, lamentamos decirle que es un resultado poco creíble, a menos, que no suela trabajar o salir de su casa siquiera para realizar compras. La interacción social implica, siempre, una comunicación con personas negativas o contraproducentes para cumplir sus objetivos. La idea es, no simplemente esquivarlas —dado que, a veces, se encuentran en lugares o asumen roles que son imposibles de sortear— sino descubrirlas y aprender a manejarlas de tal manera que no provoquen conflictos graves. Analice su vida cotidiana y vuelva a pensar en todas las personas con las que tiene un vínculo, aunque sea mínimo.

De 22 a 45: se trata de un número más creíble, que involucra una cuota de vida social. Parece que usted trata de dominar la situación cuando “los negativos” irrumpen en escena; a veces lo logra y a veces no, pero, por lo menos, ya los tiene identificados para la próxima vez. Cuando usted se encuentra en un cierto equilibrio con respecto al exterior —es decir, detectó a las personas potencialmente negativas y se mantiene bajo aviso—, queda reflexionar sobre su propia posición frente a los sucesos. ¿Cómo se relaciona con la gente? ¿Qué rol adopta: constructivo o criticador? ¿Realmente habilita a una persona para que pueda influir de manera positiva en usted? Esto le servirá para no echar culpas de manera errónea y comprender su propia responsabilidad en lo que le sucede.

De 46 a 68: evidentemente, usted está realizando mucho menos de lo que puede lograr por escuchar, atender y obedecer a personas que no lo ayudan en absoluto. Ha apagado todos sus sensores y se encuentra perdido sin atender a las señales correctas. La recomendación es que escuche a su voz interior y, en la práctica, reflexione sobre las cinco preguntas de este cuestionario, porque allí reside el comienzo del camino. ¿Quiénes lo tratan mal? ¿Quiénes no dejan que pueda desarrollar su potencial? ¿Quién desoye sus argumentos, tan válidos como los que cualquier otra persona? Fortalezca el concepto que usted tiene de sí y relaciónese en pie de igualdad con los que lo rodean.

INGRESA A NUESTRA COMUNIDAD EN FACEBOOK

Test: ¿Su carácter es solar o lunar?

Responda este cuestionario y descubra cuÁl es su energía regente y qué poderes le confiere.

Aunque no haya dos humanos iguales en esta Tierra, existen dos grandes fuerzas cósmicas que aglutinan a todas las criaturas: la energía del Sol y la energía de la Luna. La primera es masculina y la segunda femenina, la una es fría y la otra caliente; sin embargo, no alcanza con saber estas cosas para establecer a qué grupo se pertenece,

Así, todas las personas poseen una constitución energética particular que está determinada, en gran medida, por las influencias astrológicas.

Sin embargo, tanto el Sol como la Luna tienen el poder de determinar algunos aspectos fuertes del carácter de una persona. Por ejemplo, alguien del signo de Fuego puede responder a los influjos gélidos y melancólicos de la Luna, en lugar de a los del Sol, como podría suponerse. Conteste el siguiente cuestionario y averigüe a qué grupo pertenece usted y en qué lo beneficia formar parte de él.

1.- Habitualmente, usted necesita dormir:

a) 8 o más horas.

b) menos de 8 horas.

2.- Usted suele sentir más:

a) frío.

b) calor.

3.- Mayormente, tiende a:

a) el letargo (la dejadez).

b) la actividad excesiva.

4.- Lo que más le cuesta es:

a) dejar de sentirse culpable.

b) perdonar a otros.

5.- Si tuviera que identificarse con un rol, usted sería:

a) la víctima.

b) el agresor.

6.- Responda después de observar qué es lo primero que viene a su mente ni bien se despierta:

a) un pensamiento del pasado (cercano o lejano).

b) una proyección del futuro (próximo o no).

7.- Usted se caracteriza por:

a) dejar todo librado al azar.

b) planificar demasiado.

8.- Elija el trío de frases que mejor lo representan…

a) De ilusiones, también se vive – Todo tiempo pasado fue mejor – Dios aprieta, pero no ahorca.

b) Al que madruga Dios lo ayuda – Uno es arquitecto de su propio destino – El que da lo que tiene a pedirlo viene.

9.- A usted le cuesta:

a) dejar los vicios y adicciones; no emocionarse; esforzarse por alcanzar un objetivo.

b) reír y llorar con el alma; no pensar en usted y sus necesidades; no criticar y censurar.

10.- Su vida es:

a) un mar de lágrimas, fantasías y sueños.

b) un camino arduo por el que se avanza con esfuerzo, voluntad y valor.

Los resultados

Predominio de respuestas A

  • La regencia de la Luna

Usted es sensible a la influencia lunar. Las emociones, las ilusiones, la falta de tino y la practicidad lo distinguen. Podría vivir engañado toda su vida, antes de ser consciente de la realidad,  que tanto le cuesta enfrentar. Posee una capacidad innata para el romance, las artes y las tareas que requieren imaginación y paciencia. No le gusta juzgar ni ser juzgado y suele ser solidario con los demás, en especial, con los que sufren.

Sus características: es intuitivo, servicial, generoso, creativo, amigable, solidario, se entrega de corazón a las causas, expresa sus sentimientos, le gusta la espontaneidad y se enoja poco.

Le cuesta actuar y tener claros sus deseos. Si lo agreden, se siente profundamente dolido.

Además, es perezoso, inestable y manipula a los otros desde el rol de víctima. Le teme a los cambios y a cualquier desafío, tiende a permitir que otros lo dominen y le resuelvan sus asuntos, no se anima a poner límites y, a veces, elige sufrir.

Mayoría de respuestas B

  • El Sol no admite competencia

A usted le encanta sobresalir, sentirse escuchado, admirado y está convencido de que nunca se equivoca. Juzga a las personas que no se le parecen (las de temperamento lunar) como inferiores o incapaces, ya que le cuesta aceptar que los sueños y los placeres tengan una razón de ser.

Para usted, todo es acción, utilidad y compromiso. No tolera los términos medios ni los retrasos, por eso se impacienta y pierde la calma con facilidad.

Sus cualidades: es lógico, eficiente, rápido, directo, práctico, operativo, confiable. Sabe planificar y organizar las tareas, nunca sale perdiendo.

Por otra parte, es irritable, vengativo, egocéntrico, falto de modestia e intolerante. Tiende a   dominar, ya que le teme a la depresión y al fracaso. Además, le cuesta percibir y expresar sus sentimientos. Si lo agreden, se ofende rápidamente.

Igual cantidad de  respuestas A y B

  • Hermano Sol, Hermana Luna

Usted está influenciado por ambos astros y sus energías están en equilibrio. En el aspecto práctico, esto quiere decir que su vida es armoniosa y que está signada por el sentido común.

Las grandes pasiones y los arranques de ira no son para    usted y, cuando los tiene, le cuesta consentírselos. Este reparto proporcional de energías opuestas lo beneficia con mesura, sensibilidad y rectitud. Usted es una persona con potencial para el arte o los negocios; la estrategia y el campo de la percepción.  Su mayor virtud: ser responsable sin perder la espontaneidad y las ganas de vivir. Si lo agreden, no suele reaccionar.

Hay otros “socios” de este grupo que, lejos de caracterizarse por su equilibrio, se distinguen por oscilar de un extremo a otro. Ellos pueden pasar de la euforia a la depresión y de ser víctimas, a ser victimarios. Lo mejor que pueden hacer para equilibrar sus polaridades es tomar conciencia de sus poderes y canalizarlos.

INGRESA A NUESTRA COMUNIDAD EN FACEBOOK